Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. S Á B A D O 3 D E DICIEMBRE D E 1932. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 45. colaborando con l a obra de l a redención, asociándola a los trabajos y sufrimientos de su Divino H i j o y compartiendo con E l los sentimientos de amor y de compasión hacia nosotros. De este modo M a r í a Inmaculada además de ser para los hombres espejo de pureza y de santidad, es también esperanza y refugio después de Dios, medianera y abogada en l a presencia de Jesucristo. Bien haremos los que creemos en estas verdades consoladoras de nuestra santa fe si, glorificando a M a r í a con la exaltación de su pureza, postrándonos ante M a r í a con l a confianza de hijos de su amoroso corazón, nos esforzamos cspiritualmente en la imitación de su pureza inmaculada, en cuanto es posible a l a flaqueza nuestra. L a conservación de la pureza es posible. Hemos de considerar, amadísimos hijos, que Dios nos ha elegido para ser santos e inmaculados en su presencia, al decir del apóstol San Pablo; éste, aunque gran pecador antes d é su conversión al cristianismo, supo después de ser iluminado por Jesucristo en el camino de Damasco perseverar en su conversión y en su fidelidad a ¡a. moral del Evangelio de Cristo con una vida ejemplar de pureza y honestidad. E n tal grado de honestidad y de pureza vivió el santo apóstol después de su conversión, que no vaciló en ofrecerse como modelo, escribiendo a los fieles: Sed imitadores de mi, como yo lo soy de Cristo. Y encarándose con los cristianos libertinos y desaprensivos les dec í a N o viváis con comilonas y embriagueces; ni viváis en concubinatos ni en impurezas; no en contiendas ni en rivalidades; revestios de Jesucristo. Revestirse de Jesucristo, significa, amadísimos hijos, despojarse de los hábitos de malas costumbres, someter el cuerpo al espíritu, renunciar a prácticas inmorales de reprobada eugenesia, renunciar a la liviandad e impureza, reprimir las torpes concupiscencias, guardar la castidad correspondiente a cada estado; cumplir los deberes de l a fidelidad conyugal. Quien os diga, amadísimos hijos, que se ha de condescender con las torpes inclinaciones de l a carne, os aconseja muy mal. está muy equivocado, os extravía de vuestra vocación de cristiano. Los cristianos han de crucificar su carne con sus vicios y sus concupiscencias desordenadas. Esta es la divisa que Cristo ha dado al cristiano; si ño es ésta nuestra norma de vida, seremos cristianos de nombre, pero no lo somos de verdad. P o r esta razón, en el horizonte de la Iglesia colocó Dios a María Inmaculada para dechado perfecto de pureza y de modestia. M a r í a Santísima es dechado de pureza y de modestia, asociando a la pureza de vida la modestia y el recato, el pudor y la decencia exterior en los hábitos y en las costumbres. Pretender conciliar l a pureza con el desenfreno de la inmodestia, hoy en boga, es imposible: es una utopía. L a salvaguardia de la pureza es una prudente moderación exterior mediante la modestia que conserva la virtud con todo su perfume y esplendor. I Cómo ha de ser posible conservar la pureza en el alma, si los sentidos del cuerpo se apacientan con la impudicia descocada? ¿Quién ha de ser capaz de conservar su espíritu libre de corrupción moral, si da l i cencia a su cuerpo para prescindir de las leyes, severas de la modestia y del recato exigidos por la dignidad humana? L a inmodestia en los vestidos que no protegen la honestidad del cuerpo; la exhibición de miembros del cuerpo que fácilmente es ocasión de provocaciones excitantes 1 pecado; los gestos exteriores inspirados en sentimientos l i bidinosos todo aquello que deja de estar regulado por el sano instinto de defensa de la moralidad que la ley de- Dios exige de la criatura racional- todo lo que desdice de ía decencia que reclama del cristiano l a circunstancia de ser templo viva del Espíritu Santo, s e r á p e c a d o será inmoralidad; diga lo que diga el espíritu satánico, el afán vesánico de sociedades paganizadas que se llaman sociedades civilizadas; será rebajarse a la vida puramente animal, que nada tiene de racional y nada entiende de verdadera civilidad. N o lo olvidéis. L a inmodestia desvergonzada es pecado; su provocación a la sensualidad es pecado. Inspiraos, pues, amadísimos hijos, al celebrar la festividad de la Inmaculada Concepción de M a r í a Santísima, en la hermosura espiritual de la pureza cristiana, no menos que en los ejemplos de modestia de Nuestra Señora. S u modestia l a ayudó a conservar la pureza, el recato exterior preservó su corazón de todo contagio corruptor y premió Dios con aumento de mayor santidad y gracia en presencia de los ángeles y de los hombres. Cuando se hace alarde de inverecunda ostentación y se menosprecia el juicio que las personas sensatas puedan formar de la ausencia de- honestidad interna con altivez i n sensata y escándalo público, la dignidad humana queda rebajada hasta lo sumo, marchito ya el carmín del rubor en las mejillas, porque se ha profanado el templo de Dios en él alma. E l mundo no quiere dar valor a esta doctrina. Harto lo está demostrando en los tiempos que corremos. E n espectáculos, en modas femeninas y aun masculinas, en diversiones públicas, en bailes y en saraos, en paseos y en playas, en grabados y en artes plásticas, en la novela y en el lenguaje grosero, en todas las manifestaciones de la vida, ha roto los moldes de la moral del Evangelio de Jesucristo reguladores de la vida y costumbres cristianas, sustituyéndolos con la norma suprema del ansia del placer y de la más vergonzosa licencia de costumbres. H a y que volver los ojos a la V i r g e n Inmaculada. S i la actual sociedad se ha de salvar de la ola cenagosa que la asfixia, hay que subir al monte santo en que se destaca la Virgen pura. Desde esa altura entenderá la mujer- cristiana y el hombre que se precia de ser católico cuánto es el valor de l a pureza escudada en la modestia y en el pudor que la moral de Jesucristo reclama e inspira en- la vida privada y pública. Especialmente hacemos un llamamiento paternal a la juventud de uno y otro sexo, para la cruzada en pro de la. pureza y de l a modestia cristiana. Ojalá que iniciasen esta cruzada todas las Asociaciones de Hijas de María y de San Luis Gonzaga. Por el amor que en Cristo profesamos a la juventud, cuyas almas vemos desmoronarse, por decirlo así, con la invasión horrible de la. impureza en las costumbres públicas y privadas, no menos que con el corrosivo de lecturas saturadas de impudicia y deshonestidad; por el amor que tenemos a la sociedad cristiana, puesta ya en trance de disolución mortal si no retrocede en el camino del desenfreno vertiginoso por donde se precipita en los abismos de la barbarie más asoladora, la barbarie de los vicios destructores de las mismas fuentes de la vida; por el amor que tenemos a vuestras almas redimidas por Cristo que un día fueron lavadas en el santo bautismo y después han sido acaso muchas veces alimentadas en la sagrada Comunión con la carne purísima- del Cordero inmaculado, pan de ángeles y vino de vírgenes, os pedimos, jóvenes cristianos, os rogamos que hagáis todos un. viraje en los rumbos por donde el mundo corrompido os empuja. Alzad las miradas a la Inmaculada; extended hacia María vuestros brazos. Invocad a la Inmaculada con fervorosa, fe y anhelos de regeneración moral: V i r g e n purísima e Inmaculada, salvadnos de la corrup- ción pestífera de la impureza: Sea el escudo de la modestia y del pudor cristiano nuestra protección contra la licenciosa desenvoltura de la vida moderna de esta sociedad que revierte al paganismo, que se esfuerza por destruir la moral de Jesucristo y l a virtud predilecta de M a r í a Santísima. L a Virgen Inmaculada derrame sobre todos nuestros amadísimos hijos sus mejores; bendiciones, de las cuales sea presagio laJ que os damos en nombre de Dios y suyo. Sevilla 24 de noviembre de 1932, arfrpersario tercero de la solemne coronación de: la Santísima Virgen en su imagen de Nuestra Señora de L a Antigua. -Eustaquio, Car denal Hundain, arzobispo de Sevilla. s Besamano a la P u r í s i m a Concepción- de la capilla del Postigo del Aceite Mañana domingo, día 4 de diciembre, desde las nueve de la m a ñ a n a hasta l a una. de la tarde, tendrá lugar el tradicional y pía doso besamano a la Santísima Virg en. Madrid 2, 6 tarde. H o y ha facilitado e l Servicio Meteorológico Nacional los s i guientes datos: S i t u a c i ó n general atmosférica: Se aleja por el Norte de Noruega uno de los centros borrascosos del Norte de Europa y se acerca el otro a las costas escandinavas. Se sitúan sobre Córcega las bajas del Mediterráneo y. se acercan a España las altas presiones de las Azores. Soplan vientos duroís del Oeste en Inglaterra y abundan las nieblas en E u ropa Central. Sube la presión en toda E s p a ñ a y se forma un centro anticiclónico en l a región del Duero. H a llovido por el Norte (Bilbao, 17 litros por metro cuadrado) y por la cuenca alta del E b r o (Pamplona, 11) también, aunque con menos intensidad, lo ha hecho e Levante. Temperaturas extremas en las últimas veinticuatro horas: Psnínisula, m á x i m a de 18 grados, en Castellón. Mínima, de cuatro grados bajo cero, en Palencia. Madrid, m á x i m a de 7,9 grados. Mínima, de 0,2 grados bajo cero. Tiempo probable: Cantabria y Galicia, vientos del cuarto cuadrante y chubascos. Marejada. Centro Extremadura y cuenca alta del Ebro, cielo poco nuboso. F r í o Cataluña, Levante y Andalucía, vientos del p r i mer cuadrante y algunos aguaceros. i: 1 1 SERVICIO OFICIAL M E T E O R O L O GICO Datos del Observatorio deMadrid Sevilla. C a r n e s E n e l M a t a d e r o rigier o n a y e r l o s s i g u i e n t e s p r e c i o s p a r a el e n t r a d o r T o r o s d e 3 0 5 a 3 1 5 p e s e t a s el k i l o b u e y e s d e 2,65 a 2 7 5 v a c a s d e tres a 3 1 0 v a c a s p a r i d a s d e 3,15 a 3 2 5 n o v i l l o s d e 3,30 a 3 4 0 n o v i l l a s d e 3 1 0 a 3,20; u t r e r o s d e 3,30 a 3 4 0 utreras, de 3,20 a 3 3 0 e r a l e s d e 3 4 0 a 3 5 0 é r a l a s d e 3 3 0 a 3 4 0 a ñ o j o s d e 3 7 5 a cuatno; a ñ o j a s d e 3 7 5 a 3, DO; b e c e r r o s c a s t r a d o s d e 3 2 5 a 3,3 5; t e r n e r a s d e m á s d e 50 k i l o s de 4,40 a 4, G 0; t e r n e r a s de m e n o s d e 50 k i l o s d e 4 C 5 a 4 8 5 c a r n e r o s a 2,00: ovejas, a 2,00; b o r r e g o s a 3,50; borrosas, a 50: cabras, a dos; cerdos, a 2,70. (E s t o s p r e c i o s so e n t i e n d e n s o n p a r a e l e n t r a d o r de las reses; las carnes llevan el gravíimcn q u e les liaee: e l pago de los derechos. C i u d a d R e a l 2. 3 t a r d e Trigo candeal, 46 p e s e t a s q u i n t a l m é t r i c o j e j a s 4 4 c e n teno, 33; c e b a d a 2 S. 50; a v e n a 2 5 mais, 42; a l g a r r o b a s 51, sobre g r a n e r o vinos, p o r p a r t i d a s c i n c o p e s e t a s a r r o b a aceite, 2 0 a z a f r á n 90 l i b r a m i e l 2 6 p e s e t a s arrob a p a t a t a s 0,20 k i l o y 1,25 arroba. 1 I N F O R M A C I Ó N DIARIA DE MERCADOS