Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA T 1 P H DIARIO ILlíSTRA- 4 DE DICIEMBRE D E 1932. N U M E R O SUELTO 30 CENTS. REDACCIÓN: PRADO CE J 2 J W tLj 8 V Ü DO. S M AÑO VIGE 9.222 SEVTLI A OOCTAVO JLJ W NUMERO A TETTJAN, SAN SEBASTIAN, S U S C R I P C I O N E S A N U N C I O S M Ü Ñ O Z O L I V E C E R C A N A LA LIBERTAD DE ENSEÑANZA E l tema referente a la enseñanza es, sin duda, uno de los más capitales y merecedor de más honda atención en el proyecto sobre las Congregaciones religiosas. Los entusiastas de ese proyecto en su sentido más radical aducen como argumento el precepto que se incluyó en la Constitución. E n efecto, la base 4. del artículo 26 prohibe ejercer a las Congregaciones la industria, el comercio y la enseñanza. Existe, pues, la prohibición; pero lo que no se ha demostrado ni en los debates de entonces ni ahora en los textos con que calurosamente se apoya el dictamen es que ese veto no se. oponga al verdadero y recto concepto de la libertad de enseñanza. Seguimos opinando que la excepción absoluta sitúa a las Congregaciones en un plano de inferioridad respecto de cualesquiera otras colectividades, puesto que les niega un derecho que a ninguna otra se le veda. E s más: las coloca en la misma relación inferior comparativamente con entidades de otras religiones, porque, en definitiva, el precepto de la Constitución y la ley especial que va a votarse impdirán l a enseñanza a las Asociaciones católicas, constituidas como Ordenes, pero n o a las colectividades protestantes o israelitas. Se dará el caso de que no existan colegios religiosos del catolicismo, pero funcionan los de otras religiones o sectas bajo Patronatos, Juntas u organismos con tal que no se llamen Congregaciones y aunque el profesorado sea sacerdotal. H a y quien pregunta: ¿Qué tienen que ver la Iglesia y los católicos con que las Congregaciones se dediquen a la enseñanza y en qué afecta a la conciencia religiosa la prohibición- de comercio o.i ndustria? Esto de exceptuarlas de un derecho que tienen todos los españoles a producir y a comerciar es una privación que no se justifica, pero que afecta sólo a la entidad. L o de prohibirles la enseñanza supone también el privar a muchos millares de padres de familia del derecho de escoger para sus hijos la instrucción organizada en los centros religiosos. D e donde resulta la libertad de enseñanza doblemente desconocida y negada, para quienes con título académico legítimo la ejercían colectivamente y para quienes por su libre albedrío la utilizaban. E l argumento del Estado laico no destruye el que acabamos de esbozar. E l laicismo debe referirse a los establecimientos del Estado, pero no suponer l a incompatibilidad terminante y absoluta de centros que el Estado no ha sostenido n i tenía que sostener. P o r donde sé mire, la prohibición es COIIT traria esencialmente al concepto verdadero de la libertad de enseñanza, que tan sólo supone la inspección y reglamentación del Poder público, sin trabas n i distingos para el carácter de ía fundación. N o de otro modo se estima y practica en todos los países. E l Gobierno- -se dice- -lleva ahora esa ley especial a las Cortes, cumpliendo el mandato de l a Constitución. Está bien, 110 se discute el- hecho y además puede descontarse el resultado. Pero lo que no puede decirse les que no se lastima a la conciencia católica y que el suprimir- absolutamente los colegios religiosos es cosa que no afecta a la Iglesia y a los católicos españoles porque 1 a se prohibe l a explotación de la enseñanza. Afectados y dolidos han de sentirse, porque no se trata de la explotación sino de suprimir el colegio de tipo religioso. L a ley lo impondrá; mas no podrá afirmarse que la prohibición está en armonía con el verdadero y limpio concepto de la libertad de enseñanza, según impera en la realidad de las naciones más cultas. CONSEJO D E M I N I S TROS EXTRAORDINARIO Madrid 3, 6 tarde. A las once y media de la mañana quedó reunido en el ministerio de la Guerra el Consejo de ministros, denominado extraordinario, para continuar el estudio de los asuntos que quedaron pendientes en la reunión de ayer. A las tres menos veinte de la tarde terminó la deliberación y D Fernando de los Ríos, a preguntas de los periodistas, dijo que la lista de jubilaciones de profesores de Escuelas Normales no sería facilitada hasta que la firmara el Presidente de la República. Por su parte el ministro de justicia nanifestó que la lista de nuevos jubilados del personal judicial sería facilitada en el departamento. EL M I S M O CRITERIO. U n periódico de extrema izquierda- -La Tierra- -al recoger nuestras protestas sobre las enormidades antijurídicas e inhumanas, que suponen las detenciones gubernativas indefinidas y las deportaciones a V i lla Cisneros, afirma, sin haberse tomado, por lo visto, el trabajo de leernos nunca, que A B C no hablará de estas cosas si. no hay enttia los detenidos personas de cierta categoría social. Y añade: ¿Quiere decirnos A B C si hablaría del mismo modo s i los detenidos gubernativos fuesen solamente obreros? La referencia oficiosa Dice así: Estado. Aceptando la invitación recibida de la Secretaría general de la Sociedad de Naciones, se acordó enviar en su día una representación del Gobierno español a l a Conferencia Económica que ha de reunirse en Londres. Se acordó igualmente presentar a las Cortes para su ratificación el Tratado de Conciliación y Arbitraje firmado entre España y Grecia. Hacienda. Varios expedientes de presupuestos. Proyecto dé ley sobre regulación íle derechos pasivos a los funcionarios que fueron del Patrimonio de la Casa Real. Guerra. Aprobación de expedientes de l i bertad, condicional. Justicia. Decreto sobre reorganización del Tribunal de Menores, de Madrid. Decreto sobre reorganización administrativa de las prisiones. Proyecto de ley. adicionando un párrafo del artículo quinto del decreto- ley de 8 de julio de 1931. N o tenemos que decir cómo hablaríamos, sino como hemos hablado. Nosotros no pensamos de distinta manera, según se trate de amigos o de adversarios. Nuestro criterio contra toda clase. de sanciones gubernativas, contrarias a las leyes atentatorias al derecho de gentes, íes el mismo, sean los perseguidos de l a clase que sean. E n la colección de A B C constan nuestras protestas contra las detenciones gubernativas decretadas por la primera Dictadura y contra las escasas y de corta duración que llevó a cabo el Gobierno del general Berenguer. E n cuanto a las deportaciones en masa de obreros o de otra clase de ciudadanos, n i más n i menos respetable que la proletaria, no podemos buscar el antecedente en nuestras páginas durante los tiempos monárquicos, porque entonces no las hubo. Cuando las hubo de comunistas, la primavera última, A B C las condenó en un artículo publicado en mayo, del que entresacamos l a frase s i guiente: S e intenta resucitar el precedente, de los peores tiempos de Narváez con las remesas a Guinea. Así hablaba A B C cuando los deportados por el arbitrio, gubernativo eran solamente obreros Repase La Tierra su colección de hace tres meses y compare aquel criterio nuestro sobre las deportaciones de comunistas a G u i nea con la fruición que acogió el envío gubernativo a V i l l a Cisneros de más de un centenar de ciudadanos españoles, que no eran solamente obreros Breves notas de ampliación A la Conferencia Económica, de Londres, irán representantes del ministerio de H a cienda y del Consejo de la Economía N a cional, dependiente del ministerio de A g r i cultura. Examinaron los ministros la situación de los antiguos funcionarios del qué fué P a trimonio Real. Quedaron divididos para la clasificación en siete grupos. Sus derechos pasivos serán respetados. L a adición de un párrafo al artículo quinto del decreto- ley de 8 de julio de 1931, es en d sentido de que, cuando haya más de diez procesados se dé un plazo común a los defensores para el exarrien del sumario, con el fin de evitar dilaciones. E l Consejo se ocupó de la marcha de los! trabajos parlamentarios y estimó que el debate de presupuestos se lleva con excesiva lentitud. Habrá necesidad, por tanto, de aplicar medidas reglamentarias para, conseguir que el presupuesto general esté aprobado el 31 del presente mes. Los ministros negaron que d Consejo h u biera adoptado resoluciones acerca del problema de la Telefónica, aunque se ocuparon del asunto. 1. a isiiorieaaciési gráfica d e l presesíáe músm w ctmíflsi ía e n l a pevuiSiiBna páspese.
 // Cambio Nodo4-Sevilla