Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. D O M I N G O 4 D E D I C I E M B R E D E xg 32. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G i f l CON PLUMA Al E En la última página de nuestro número de anoche publicamos una nota- saliendo al paso de rumores que atribuyen otra vez intervención en preparativos de levantamiento o perturbaciones a elementos de derecha, y decíamos, que si alguien estaba necesitado de sucesos que reavivaran ciertos estados de opinión ficticia para justificar cosas análogas a las que hemos visto y padecido en estos cuatro últimos meses, que buscara otro truco, porque el de las revoluciones monárquicas no era ya creído ni aquí ni en el extranjero, donde las cosas de España se van enjuiciando cada día desgraciamente con menos beneficios para nuestro país. Pero al escribir este suelto no habíamos leído aún- -por falta de tiempo, que tío. de atención debida a todas las manifestaciones de Prensa- -el significativo y revelador editorial que ayer publicó E l Socialista- -periódico que refleja el sentir del partido más numeroso de cuantos integran el Gobierno- -bajo el título de ¿Adonde van las derechas? y que hoy comentan A B C y E l En él, sienta el periódico llamado obrero, la teoría de aue es inútil el intento de captar a las derechas españolas léase R e a c c i ó n desaforada increíble fernandina. El A B C bles a la vista del público... la tiranía dominante El D e b a t e y L a N a c i ó n se tienden los Debate. D e u n a r t í c u l o de La Nación, de a n o c h e mente dentro de un mismo artículo- -no como agresores del régimen pero sí deseosos de la muerte de la democracia republicana La frase es, por demás, equívoca. Esa y otras del artículo. Y de todas ellas se desprende que no basta reconocer la autoridad existente y no faltar a las leyes; tampoco se puede combatir legalmente al Parlamento ni al Gobierno- -quien tal haga, y lo hemos hecho y mucho tenemos qxie perseverar en que esa conducta siga siendo nuestro deber- -es un sedicioso, un rebelde. Y en seguida viene el recuerdo del 10 de agosto; y la previsión de otro suceso semejante; y la inculpación, a bulto, de complicidad en uno y otro. ¡Y ya es demasiada contumacia en la calumnia! Porque en muestras columnas está, reiterada y espontánea, la condenación de toda violencia. Y ni el Gobierno ni nadie ha podido citar un artículo, una frase, una palabra de nosotros que suponga convivencia con los preparadores ¡0 ejecutores de tumultos y desórdenes, ni aprobación de éstos. De suerte que quien, sin pruebas, que nadie tiene, nos haya lanzado o nos lance tal acusación, falta a la verdad a sabiendas. ¿Que otra vez se habla de complots? ¿Que efectivamente se prepara alguno? No sabemos sino que L a T i e r r a anteanoche, anunció para el próximo día 8 un movimiento comunista. De esto el órgano del socialismo nada dice. Rehuye el choque con esos elementos, que tienen en Madrid periódicos que saben hablarle en su propio tono, y que le están quitando la calle y las masas. Y le parece menos peligroso inventar maquinaciones en la extrema derecha y complicar en las que hubo, o en las que haya, a quienes públicamente, notoriamente, somos ajenos y opuestos a ellas. Pero ya excede de toda corrección el. inmoderado abuso con que E l S o c i a l i s t a ríos toma de cabeza de turco para las conveniencias de su política, o para los menesteres de las actividades societarias ¡de su grupo. Conste, pues, nuestra protesta y nuestro propósito de no mantener, a este respecto, un diálogo decorosamente imposible. D e l e d i t o r i a l de La Época de a n o c h e s o n los s i g u i e n t e s p á r r a f o s mos una vez en que D. José Canalejas sé mostraba propicio a abandonar el Poder y don Antonio Maura le decía que una cadena le ataba al banco azul. Así las izquierdas han querido estar solas, han repudiado a todos y agraviado a los más, pues a cocerse en su propia salsa, deshacerse entre ellos mismos y caer en la. plenitud del fracaso. Aglutinantes tipos 10 de agosto, no. Eso sería- más que un error, una- insensatez. Y. los tiempos no están para aquéllas. El 10 de agosto pasó; diciembre es otra cosa. Sentémonos, como el árabe, a la puerta de la casa. Y no se diga que esta política es poco patriótica, porque la culpa hay que atribuirla a quienes pudieron nacionalizar la cosa pública y la convirtieron en feudo de banderías, cuando no tenían ni la excusa de obrar con ella al modo cine obra el vencedor con el botín, ya- que Maura, Unamuno, Ortega y Gasset, Lcrroux y Alvarez Ossorio quedaron pronto desplazados. Lleve cada cual el fardo de sus culpas y no busquen quienes las contrajeron Cirineos en el campo de las derechas. EL CASO D E L DOCTOR ALB 3 ÑANA O c h o meses l l e v a deportado e l doctor A l biñana. E l quebranto de s u s a l u d l e h a c e doblemente peno a l a situación en aquel l u g a r a i s l a d o e inhóspito de las H u r d e s E l r e c o n o c i m i e n t o m é d i c o a que fué s o m e t i d o confirmó que se h a l l a e n f e r m o pero se h a estimado que l a enfermedad n o e r a m o t i v o suficiente p a r a p o n e r t é r m i n o a l a i s l a m i e n t o en aquel l u g a r aunque son n o t o r i a s las d i ficultades p a r a c u m p l i r el p l a n m é d i c o y l a s necesidades de asistencia. E l doctor A l b i ñ a n a fué, como se r e c o r dará, deportado a c o n s e c u e n c i a de u n a c a r t a que d i r i g i ó al m i n i s t r o de l a G o b e r n a c i ó n y que h i z o pública. P o r g r a v e que se e s t i m a r a el desacato, y a que n o se sometió a l p r o c e d i m i e n t o o r d i n a r i o de los t r i b u n a l e s n i se le h a i m p u t a d o d e l i t o a l g u n o b i e n puede c o n s i d e r a r s e que e l castigo, p o r s u d u r e z a y p o r su d u r a c i ó n es hasta e x c e s i v o y p o r c o n sideraciones de h u m a n i d a d debe y a c o n c l u i r N o podemos p o r menos de e s p e r a r que a s í l o estime y l o r e s u e l v a e l m i n i s t r o de l a G o bernación. se lamentan de ca- Nadie encontraría en los periódicos derechistas actualmente una sola palabra contra el régimen contra el Gobierno sí, porque al actual Gobierno no lo quieren tampoco Iqs republicanos, que lo combaten más que nosotros desde la tribuna y la Prensa; pero la reaparición de los periódicos de derechas ha venido a demostrar que el país rechaza a los de izquierda, privados en pocos días de los. lectores y la publicidad que pudieron obtener a cuenta de la suspensión de los adversarios, y ha venido a demostrar bien que los actuales gobernantes (no la República, porque lo del régimen es para dilucidarlo en las urnas) no pueden vivir ni horas con fiscalización y crítica. Y entonces un periódico que representa a tres ministros lanza insinuaciones de una probable represión extralegal que elimine a los adversarios, suponiendo que con una atrocidad así España dejará de ser lo que es, para que puedan seguir disfrutando de las prebendas los amigos del periódico instigador. Bajo estas amenazas brutales, bochornosas y con estas garantías vivimos los españoles que deseamos no salimos de la ley. Medite el Gobierno lo que una cosa así significa para el gobierno de España, y piense en la obligación que tiene de garantir la seguridad y los intereses de todos los ciudadanos, para que éstos no necesiten nunca organizar su propia defensa. Ya varesultando difícilmente tolerable el perenne falseamiento de nuestras ideas, de nuestras palabras y de nuestras actitudes, mediante el cual pretenden algunos periódicos ministeriales preparar con alevosía, graves sanciones contra nosotros, o justificar las que. de vez en ves sufrimos. Es innoble la maniobra y no más digno el lenguaje. ¿Cómo, si no, se había de calificar esa continua amenaza- -unas veces amenaza de agresión criminal colectiva- -que es ya casi un tópico en las columnas de ciertos periódicos? Entre ellos, bien ganado tiene puesto de preferencia E l S o c i a l i s t a En una ocasión nos muestra como agresores del régimen; en otra- -y a veces contó ayer, contradictoria- D i c e El Debate en s u n ú m e r o de a y e r El Gobierno está quebrantado, se asfixia. La actitud de hombres como Unamuno y Ortega y Gasset, es de una elocuencia abrumadora. El Parlamento refleja cansancio. No se percibe nada constructivo. Ahora se apresura el ataque a las Congregaciones religiosas y su enseñanza, como medio de tener un aglutinante. Pero todos son tropiezos, porque no hay técnica en el gobernar; se cree que basta con la piqueta, olvidando que veinte meses de destrucción es un plazo de nihilismo demasiado largo. Las derechas no tienen nada que hacer contra el adversario, porque cualquier situación que sobrevenga será de tipo más conservador que la actual, y. por lo tanto, deben felicitarse de ello y- procurarla, salvo aquellas colocadas en un plano catastrófico que sean una minoría que no cuenta en la verdadera gobernación. ...Esto es tan elemental que nos hallamos seguros de que todas las derechas, en sus más variados matices, lo perciben así. Nos parece, pues, pueril, y estéril la táctica de los que, viendo en peligro sus posiciones, lanzan rumores a ver si cuajan. Recorda- LA SALIDA DE UNION LA A y e r p o r l a tarde r e a p a r e c i ó nuestro quer i d o c o l e g a en l a P r e n s a s e v i l l a n a La Unión. E l público a r r e b a t ó los e j e m p l a r e s de m a nos de los vendedores, y l a t i r a d a p o r t a n to, quedó b i e n p r o n t o agotada. N o s c o n g r a t u l a que los c o m p a ñ e r o s que en La Unión t r a b a j a n h a y a n vuelto a c o m p a r t i r c o n nosotros las tareas periodísticas, y les f e l i c i t a m o s s i n c e r a m e n t e p o r el é x i t o l o g r a d o en el instante de l a r e a p a r i c i ó n INFORMACIONES DE MARRUECOS Viaje del comisario superior T e t u á n 3, 7 tarde. E l c o m i s a r i o s u p e rior ha marchado a Alcázarquivir, para v i sitar las I n t e r v e n c i o n e s c i v i l e s r e g r e s a n d o al anochecer. Homenaje a un padre misionero J OM! 4 T e t u á n 3, 7 tarde. L a s A s o c i a c i o n e s r e ligiosas h a n rendido u n homenaje al padre A l f o n s o García, misionero franciscano, por su e x t r a o r d i n a r i a l a b o r catequística- y soc i a l P r e s i d i ó e l obispo, que v i n o de Tan g e r p a r a este acto;
 // Cambio Nodo4-Sevilla