Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 8 D E DICIEMBRE D E 1932. A Ñ O G ES 1 M O O C T A V O a DIARIO ILUSTRADO. A Ñ O VIGÉSIMO OCTAVO N U M E R O 9.225 T ANUNCIOS, MUÑOZ O L I V E C E R C A N A A T E T U A N SEVHdJA K E D ACCIÓN: P U A D O D E SAN SEBASTIAN. SUSCRIPCIONES LA SITUACIÓN POLÍTICA Y PARLAMENTARIA La minoría socialista, por mayoría de votos, acuerda votar los aumentos de Guerra A y e r mañana, a las diez y media, se reunió en la sección séptima del Congreso la minoría socialista, con asistencia de los tres ministros del partido, el presidente de la C á m a r a y casi tcdos los diputados que l a forman. L a reunión terminó cerca de las tres de la tarde. E l Sr. L a r g o Caballero rehusó hacer manifestaciones; y el Sr. D e los Ríos dijo que el acuerdo sobre el presupuesto de Guerra, que era el tema del debate, había sido adoptado por unanimidad y favorable al aumento que figura en las partidas, por reconocerse su justificación. E l Sr. De Francisco, que presidió la reunión, entregó a l a Prensa la siguiente nota: L a minoría socialista declara que sirí rectificar lo más mínimo sus ¡principios ideales y programáticos y considerando que el aumento en el proyecto de presupuesto del departamento del Ejército no tiene otra significación n i otro i) ce que satisfacer necesidades imprescindibles, acordó unánimemente prestar su apoyo. L a minoría acordó también autorizar al director de Propiedades, Sr. Bujeda, para presentar una preposición de ley, a fin de que los alcaldes de los Ayuntamiento cuyos presupuestos no excedan de 400 mil pese- tas puedan tener una remuneración fija, con gastos de representación no superior al uno y medio por ciento, y los alcaldes de M u n i cipio cuyes presupuestos sean superiores a 400 mil pesetas tengan l a remuneración del uno por ciento, sin que pueda en ningún caso exceder de 25.000 pesetas. Antes de presentar esta (proposición el Sr. Bujeda consultat a r á con él ministro de la Gobernación, para ver si el Gobierno está conforme con el espíritu de l a misma. E l acuerdo de los socialistas fué motivo de comentario en los pasillos del Congreso durante toda l a tarde. H a b í a dudas respecto a la actitud que podrían adoptar los socialistas en orden al presupuesto de Guerra, y a que el partido fué siempre opuesto al i n cremento en las partidas de gastos de ese departamento. E l acuerdo nc se tomó, sin embargo, por unanimidad, como se desprende del texto de la nota oficiosa. S e g ú n manifestaciones de un diputado que acudió a la reunión, hubo 43 votos en pro, siete en contra y dos abstenciones, entre éstas, las del señor Besteiro. También se trató del voto dé confianza otorgado por la Cámara al Gobierno en el asunto de la Telefónica, entendiendo los reunidos que dicho voto de confianza no ha de referirse m á s que a las relaciones diplomáticas con motivo del citado asunto y al aplazamiento de todo debate parlamentario mientras se celebran las conversaciones entre ambos países interesados. E l Sr. Galarza llevó a la minoría el manifiesto redactado por la ponencia, pero como e n j a reunión se había recibido una carta del señor C o r d ó n Ordax para que no se tomase ninguna resolución sin que previamente conociesen todos los diputados de la minoría el manifiesto, se acordó que antes de la reunión del viernes p r ó x i m o se repartan entre todos los diputados copias del proyectado programa de la Federación de Izquierdas. Sobre la extensión del voto de confianza otorgado al Gobierno en el problema de la Telefónica Se supo que en la reunión celebrada por, la minoría radical- socialista se trató ampliamente del vOto. de confianza solicitado por el jefe del Gobierno en la sesión de anteayer. E l Sr. Gomariz, mimbro de l a minoría, expuso ante un grupo de diputados su creencia en la limitación de ese voto. E l Sr. A z a ña no hizo una declaración concreta, pero hay que suponer que sólo pidió l a confianza para resolver, l a cuestión diplomática pendiente y no para solucionar de una vez y de un modo definitivo el problema. De este parecer era también el Sr. Unamuno. E n cambio otros diputados decían que el discurso del presidente del Consejo había sido de una claridad meridiana. Pedido el voto de confianza para resolver de lleno el asunto, recabó para el Gobierno toda la responsabilidad, sin perjuicio de que aquél acudiera a las Cortes para someterse a sus fis- calizaciones; es decir, para pedirle un bildd de indemnidad, cosa, a juicio de esos diputados, no tendría sentido, porque si el Gobierno iniciaba una gestión por vía diploma, tica y acudía luego con una propuesta a! Parlamento, pudiera darse el caso de que éste l a rechazara con el estrago consiguiente. E l Sr. Gomariz hizo constar, que, a. su juicio, procedía una declaración terminante del Gobierno acerca del alcance que tiene el voto de confianza otorgado. E s a la C á m a r a a la que corresponde i resolución, insistió. -Y yo creo lo mismo- -objetó el señor Unamuno- N o tiene sentido que el Gobierno prometiera el someterse a la fiscalización del Parlamento, vínicamente ya que, con voto o sin voto, lo pida o no lo pida, esa fiscalización es inherente a la labor parlamentaria. Como decimos, este tema de la extensión del voto de confianza fué ayer discutido y los pareceres se dividían por mitad en los dos criterios expuestos. El señor Gomariz dimite E l Sr. Gomariz ha dimitido de su cargo, que en representación de l a minoría radicalsocialista ostentaba en el Comité encargado de l a constitución de l a Federación de Izquierdas. S u resolución obedece a que tal constitución np se lleva con l a celeridad debida, dando las dilaciones pábulo a que l a opinión pública crea que existen dificultades que en el fondo de la cuestión no deben existir. Malos vientos corrían ayer en la C á m a r a acerca de l a Federación de Izquierdas. Se daba por descontado que las minorías que quieren formarla no llegarían a un acuerdo y el proyecto se abandonaría, a pesar de los deseos de los diputados afectos al Sr. A z a ña, que figuran en Acción Republicana. E l Sr. Gomariz, radical- socialista, decía que sería posible llegar a un acuerdo en cuanto a las leyes que pudieran figurar en el programa m í n i m o pero no en el matiz de las mismas. L o s criterios eran tan divergentes que difícilmente se podría conseguir una unión duradera. Por su parte, el Sr. López Goicoechea i n sistía en su criterio de que no será posible conseguir la Federación y señalaba los. hechos ocurridos en provincias entre los partidos que van a federarse y que demuestran los odios que entre ellos existen. Dice el señor Botella Asensi Circuló con mucha insistencia entre los diputados el rumor de que la minoría de extrema izquierda pensaba presentar una proposición de censura a l a presidencia por los incidente s habidos en la sesión de anteayer, y, especialmente, por su negativa a que fuera defendida por el primer firmante la proposición sobre l a Telefónica. Hablamos con el 15 r. Botella Asensi. N o s dijo que de él no había partido tal iniciativa. E r a él el menos indicado para ello. A h o ra bien; sabía que varios compañeros de extrema izquierda se proponían presentar esa proposición en l a sesión de hoy. Ignoro si lo h a r á n o no, a g r e g ó pero de cualquier modo, debe quedar constancia del atropello que se. cometió con los firmantes de l a proposición incidental. A nuestros lectores y corresponsales A pesar de nuestros esfuerzos, la anormalidad en el funcionamiento de nuestros talleres, motivada por! a pasada suspensión y el aumento enorme de nuestra tirada no nos han permitido editar para todos nuestros lectores en el día de hoy el extraordinario que teníamos anunciado, y que por la razón dicha sóJo podrá ponerse a la venta en determinadas localidades. En las restantes, el ejemplar se venderá al precio corriente de i o c é n t i m o s Reunión de la minoría radical- socialista A y e r m a ñ a n a se reunió el grupo parlamentario radkal- sociaii sta y, trató sobre el manifiesto que contiene el programa de la proyectada Federación de Izquierdas. Parece ser que no hubo unanimidad en el criterio sobre dicho manifiesto, y como quiera que no asistieron m á s que unos veinte diputados a l a reunión, se acordó reunirse de nuevo el viernes próximo, rogando a los diputados ¡de l a minoría que asistan todos. El incidente Fanjul- Alvarez Á n gulo. El vicio de las interrupciones Relatado queda en el sión el incidente del que tas los señores Fanjul y últijma hora de lá sesión, extracto de l a sefueron protagonisAtvarez Ángulo, ai cuando se discutía
 // Cambio Nodo4-Sevilla