Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EL DÍA DE G O N Z A L O B I L B A O EL SEVILLANO FIEL AMINO de la Puerta Osario, en el tranvía de la gran circunvalación. Después de abandonar el tranvía, unos metros más a pie, y ya estamos en la calle Gonzalo Bilbao, ante la puerta del estudio de Gonzalo Bilbao. Por entre los recios lanzones de la verja del jardín se viene a las manos una cadenita a la que no hay más que tocar para que suene, allá dentro, un estremecimiento de campanillas sin estridencias. L a cancela se abre y el jardín nos brinda su sombra fragante. E n seguida estamos en el interior del estudio. Una sirvienta nos advierte de que D Gonzalo va a tardar un poco en bajar de sus habitaciones porque no nos esperaba tan pronto. No está aún el maestro, pero está aquí, en las obras que llenan el estudio, su espíritu, y podemos ya comenzar la entrevista. L a permanencia del estudio en Sevilla nos confirma el convencimiento de que Bilbao pertenece a esa selección de artistas sevillanos enamorados de su ciudad de tal modo, que no quisieron dejar un solo día de rendirle su adoración ni privarle tampoco de la ofrenda de su arte; porque es la verdad que si a una ciudad de arte se le van los artistas es como si un templo fuese abandonado por sus sacerdotes. También es cierto que la ciudad quedó inútil para mantener a sus artistas, por lo cual es más digno de alabanza que Gonzalo Bilbao esté aquí y aquí siga trabajando. Y que no quiera ser otra cosa que sevillano en su Sevilla. Lo es ¡hasta la exageración, y ya hay que hacer cosas para que la exageración se note en tierra de itnaginadores. Frente a nosotros, en un ángulo del estudio, enriquecido por uina suave páitina de prestigio y de tiempo, pero nuevo, vivó EN U N RINCÓN D E L TALLER ESTA LA ROMERÍA D E L ROCÍO, CON SU COLOR Y SU MOVIy fragante, como sólida obra de siempre, MIENTO, CON SU F E RUIDOSA Y SU FRAGANCIA D E PUEBLO SANO Y D E PRIMAVERA está el cuadro Las cigarreras... Nos conANDALUZA taron que este magnífico lienzo- -maestría pictórica, afán de amor humano, estrofa del poema del trabajo, bullicio y luz de la propia vida, aire en la perspectiva profunda, plenitud de arte- -estuvo en la E x posición Internacional dje Barcelona. Se asignaron los premios y llegó a oídos del maestro el rumor de sardana de que no le dieron el primero porque no era catalán Tornó el cuadro y tras él vino una oferta de adquisición por acuerdo del Comité del certamen barcelonés. Nuestros informadores añadieron al relato de este episodio inédito que Gonzalo Bilbao contestó así: ¡No os lo vendo, porque yo no soy catalán! Estar en. Sevilla- -en una Sevilla despojada de su cetro de majestad artística; incapacitada, por absorciones invencibles, para mantener a sus artistas; sin poderles ofrecer nada a cambio de su heroica fidelidad- -y contestar con esa noble altivez desdeñosa porque- la oferta no viene limpia de impurezas diferenciales, es... declararse entregado a la sugestión subyugadora de Sevilla, la ciudad incapaz, por su bien ganada universalidad, de limitar ningún sentimiento. Y ya está en presencia nuestra el maestro Bilbao. Cariñoso, deferente... Nieve en la. cima y un poco de pesimismo en los valles del espíritu, acaso porque el deseo está nuevo y se cree que ya no le queda LOS HERMANOS ALVAREZ QUINTERO SON VISITANTES SEIGUROS D E GONZALO BILBAO CADA VEZ QUE LLEGAN A SEVILLA
 // Cambio Nodo4-Sevilla