Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
(a p a r t i r d e Marte hasta los confines del s i s t e m a solar) s o n muy fríos. E l termopar nos ha descubierto y a muchas cosas interesantes, y nos revelará aún más sobre la lima y sobre la naturaleza g e o l ó g i c a de los e l e m e n t o s que componen las unidades planetarias. Defensa contra la barbarie. Mientras los poetas de la vida internacional siguen h a b l a n d o de la paz, del desarme y otros lirismos merecedores de l a apasionada voz de Piíndaro, los destructores de la tranquilidad del mundo continúan sus prep a r a t i v o s para una nueva guerra; y estos insistentes propósitos marciales obligan a los distintos países a pre- E n un grabado de este artículo se reproduce el famoso hidroavión Do. X, de cuyo tipo el Gobierno italiano acaba de adquirir dos m á q u i n a s para transformarlas en elementos de bombardeo. Pero los datos siguientes dan fe de los anhelos de paz de las naciones p r i n c i p a l e s L o s gastos de cada una de ellas en aviones son: Estados Unidos, 3.500 millones; G r a n Bretaña, 2.3,16; Francia, 2.140; Italia, 1.245. Y los aparatos que se hallan actualmente en servicio son: de F r a n c i a 2.112 de ¡Norteamérica, 1.752; del Japón, 1.640; de I t a l i a 1.51 a; de l a G r a n Bretaña, 1.430 de Rusia, 750. Se s i g u e hablando del desarme. ARTIFICIOS PRODUCTORES D E NUBES VENENOSAS, EN FUNCIONES PELAYO VIZUETE CARETA AMERICANA venirse pa. ra la defensa contra una probable agresión. Todos rivalizan en. la vigilancia y se aperciben al acometimiento y a la defensa. Todo el mundo se afana por inventar gases venenosos, que, en un dos por tres, acaben con el enermVo; y se apresuran también a suministrar a los combatientes, a la población civil y a caballos y a perros, caretas para evitar o reducir en lo posible los efectos aniquiladores de aquellas armas de combate; pero todavía no le ha ocurrido a ningún Gobierno proponer a los demás que se cierren inmediatamente las fábricas productoras de gases para la guerra y que se prohiba inexorablemente a los químicos la continuación de sus investigaciones y hallazgos en esta materia. P o r lo visto, la conveniencia industrial y las fabulosas ganancias que ésta trae consigo está a cien codos sobre los sentimientos de humanidad, de caridad, de m i sericordia. L a defensa de los gases mortales es la careta neutral izadora de ellos. Las naciones adquieren ambos elementos: el gas venenoso y la careta; pero ésta ya no es careta, sino una suerte de laboratorio de química en donde se componen, descomponen y combinan los cuerpos, o es un depósito de oxígeno con reguladores, llaves de paso, etc. todo ello con. función automática. CARETA ITALIANA m E L H I D R O A V I Ó N D O X E L GOBIERNOI I T A L I A N O H A A D Q U I R I D O MARLAS DOS D E ESTAS F O R M I D A B L E S MAQUINAS A E R E A S P A R A TRANSFOR- E N ELEMENTOS D E BOMBARDEO
 // Cambio Nodo4-Sevilla