Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
beando la pelota sobre Zamora, una de las veces por Castro, que logra crear cierto peligro. A renglón seguido escapa formidablemente Regueiro, cruzando el campo sin soltar, el balón de los pies, pero al coronar esta jugada, se lo quita A r a n a limpiamente. A pesar de estas escapatorias aisladas de los delanteros madridistas, se aprecia un mejor juego a cargo del Alavés, que le permite dominar, sin obtener fruto alguno de esta presión. U n instante de. gran emoción da al partido el máximo interés. Se produce en el momento en que Luzuriaga manda la pelota sobre el área de castigo de gol y Ciríaco la recoge con la cabeza, para mandársela a Zamora. suavemente. E l balón cae reposado y se estrella contra la parte inferior de uno de los postes, siendo un verdadero milagro que no penetre en la puerta de Zamora. Este se lanza en busca del esférico y enmienda el yerro. A los treinta y dos minutos se produce el único goal de la tarde, a consecuencia de un centro de Leoncito, próximo a la línea de K i c k pegando el balón en el pecho de Urreta, el cual no puede detenerlo, y por el impulso recibido en el rebote, va dentro del marco, ante la desesperación del portero y la desilusión del público, que casi veía asegurado un empale, como mínimun, por el excelente juego realizado en este tiempo a cargo del team vitoriano. E n los momentos postreros del partido decae completamente el interés, pues el M a d r i d vigila mucho la defensa para conservar los dos puntos que y a tiene conquistados. E l balón tropieza en el brazo de Ciríaco, saliendo despedido violentamente contra el suelo, pero el arbitro no juzga la jugada como penable con el castigo máximo, por lo cual el público le abronca. Como jugada digna de mención puede c i tarse un shoot peligroso de Leoncito que pasa rozando el larguero. E l arbitraje de Insausti ha sido aceptable, siendo sus errores de poca importancia, dado el compromiso que tenía el partido. -Ángel de Zuasa. D e c l a r a c i o n e s d e l guardameta nacional Vitoria. Hemos charlado con Ricardo Zamora después del encuentro, y nos ha hecho las siguientes manifestaciones para ABC: -E l campo estaba muy encharcado, lo que no fué obstáculo para que acudiera bastante público e hiciéramos buen juego en general. Ernpezó el partido con una presión del Deportivo Alavés, rehaciéndose pronto el Madrid, y con avances, primorosamente, llevó el juego al campo contrario, pero sin profundizar en los ataques. Luego Antero empujó a la línea delantera contra Ja portería) nuestra, y hubo unos momentos de apuro, producidos por algún remate del delantero centro, a centros bombeados de Urretavizcaya, y terminó el primer tiempo con un empate a cero. L a segunda parte empezó con presión del Deportivo. Alavés, que animado por su público, buscó con afán el goal, defendiéndose muy bien el Madrid. Luego volvió a jugar otra vez la delantera nuestra, con las mismas, características del primer tiempo, y cuando menos se esperaba, un avance de Leoncito concluyó. con buen centro, y el portero, al Mocar, se le escapó el balón, que él mismo introdujo en la portería, faltando diez minutos para terminar el partido. Entonces el Deportivo Alavés se volcó sobre la portería del Madrid, que defendí hasta última hora heroicamente. U n lamentable percance que apuntar: Leoncito sufrió -luxación del codo isquierdo. tajá. Los momentos dé juego inspirado de los buenos elementos del equipo- -ñunca el juego de conjunto, que no existió- -fueron Barcelona 12. E s posible que el cansan- los que batieron al Racing. A- los cinco m i cio, la emoción y los sustos finales del partinutos del match lograba Redo el primer tando regional decisivo jugado el jueves no to y en el último mirtuto para el descanso los hubiera eliminado el Español durante el. marcaba Garreta el segundo. viernes y el sábado. Y por eso el domingo, E l Racing jugó media segunda parte con con toda su buena voluntad, no pudo hacer diez jugadores, por retirarse Larrinoá lehonor al título que logró arrebatarle al Bar- siónado. Y tan pronto bien actuó entonces, celona; éste aún era campeón cuando jugó que la ovación de la tarde fué para sus decon el Alavés, y entre el Español- Racing y lanteros en uno de los tantos ataques bueaquel partido ha habido mucha analogía; un nos que realizaron, ante los cuales Plorenza campeón que acababa mal y un campeón aparecía inseguro. E l t a n t o que de sobra se que no empieza bien. merecía el equipo de Santander lo consiE l partido de los blanquiazules, el dominguió Larrinaga en un soberbio disparo. go, nos resultó parecido al desarrollo en Todos jugaron bien del Racing en la seLas Corts. E n aquella primera parte jugó gunda parte, sobresaliendo Loredo y Begabien el Barcelona, y en este encuentro jugó ño. A éste no nos extraña que se le señale bien el Racing en la segunda, con la difecomo internacional, pero no tiene juego de rencia de que a los veinticinco minutos muy internacional. Trabaja mucho menos; juega buenos que tuvo el Español, al empezarse más Solé, que sobresalió con Bosch y Edella segunda parte de la final, no aparecieron miro en las filas desacertadas e imprecisas contra; el Racing mientras que éste andel Español. duvo tanteando en la primera parte ciel doArbitró Montero, y formaron los equipos: mingo. Español: Florenza; Miró, A r a t e r Traba! E n total, aqueí partido no lo jugó del todo Solé, Cristiá; Prat, Edelmiro, Garreta, m a l el Español, sino que en éste y ante un Dedo y Bosch. contrincante que; sin jugar con el Barcelona, R a c i n g Sola; Hernández, Ceballos; Iballegó a ponerle en parecidas o peores situarra, Baragaño, Lanrinoa; Santi, Loredo, ciones. Sanemeterio, Larrinaga y Ciscó. -Orí. Las ausencias de Pérez- y Pausas se dejaron sentir, porque n i Miró n i Cristiá esA t h l e t i c 3; A r e n a s j tán en su punto para estos encuentros. Así el conjunto españolista aún tuvo menos unión L a tradición no se i n t e r r u m p e y menos aciertos. Se trata de un equipo que cuenta con cinco elementos de clase, más el Bilbao 12. Y a no se llena San Mames portero, y el resto son jugadores discretos. en la tradicional contienda Athletic- Arenas. E s un once desnivelado, desigual y por más Se cree fácil el triunfo del Athletic. ¡Qué leesfuerzos que hace el entrenador, Caicedo, jos estábamos de pensar que en el. segundo por unirlos e igualarlos, no lo consigue pletiempo surgiría la. tradición en todo su aponamente. Pero los buenos, alentando. y los geo! discretos tienen tanto entusiasmo, que por E l goal del Arenas, a los tres minutos de eso un día cae el Madrid y otro el Arenas la reanudación del juego, hizo el. milagro. en su propio campo. S i n embargo, muy mal E l primer tiempo se desliza suavemente. debe andar el Arenas, porque por ahora no E l Arenas empieza atacando con gran brío, creemos que el Español repita aquel éxito parai ceder ante el mejor juego del Athletic. en los campos de Alavés, del Racing y- -Este se impone. Lafuente y Gbrostiza landesde luego este imposible- -en Madrid. zan abundantes centros, y Q l i r r i hace una O los equipos forasteros se crecen y me- labor llena de aciertos. Egusquiza interviejoran al pisar loj campos catalanes o no es ne constantemente ante el empuje de la deverdad, pese a los resultados, que se hallen lantera rojiblanca. en dudosa forma. E l 8- 2 de Vitoria, a peA los doce minutos, un buen pase de Irasar de lo mucho que nos gustó el once reragorri a Bata es rematado por éste, marcanformado del Alavés, no lo podemos comdo el primer goal. prender después del partido que nos ofreDespués baja mucho el tono del juego, ció el Racing el domingo. Parece mentira especialmente por parte del Athletic. E l A r e que aquel día estuviera tan mal que fuera nas nos hace pensar en una ligera recuperaposible un resultado tan copioso. Porque ción. si bien el Español no jugó con acierto, al ¡L a influencia de las camisetas rojiblanfin y al cabo se hallaba en su campo. E l R a cas! cing, después de tomarle todas las medidas Se juega muy suavemente, con una alaral campo y al Español, se apunta clara y mante inclinación al aburrimiento. limpiamente la segunda parte por u n goal, Con el segundo tiempo cambia el aspecto que fué el mejor logrado de la tarde. Y si- del rnath. E l Arenas, a los tres minutos, lono consiguió el empate no fué por falta de gra el empate. U n breve peloteo. en un cor juego y de fondo. E l Español se v i o obliner, y R i v e r o d e un choót raso, es el autor gado a batirse a la defensiva muchas veces, del goal. y en ocasiones lo vimos tan comprometido, Toda la tranquilidad del primer tiempo se que el empate estuvo a punto de aparecer convierte en una emoción grandísima. SI en el marcador, sin que ya entonces- -terArenas inquieta seriamente al Athletic, jueminado el partido y ei once blanquiazul se ga con mucho codicia, y el Athletic se deshabía gastado por entero- -hubiera sido poorienta! un poco. sible arrebatarle su punto al Racing; SuerAbundan los momentos de emoción en uno te fué para el Español haber ganado por y otro goal. Roberto remata un córner, de dos tantos la primera parte, y al empezar cabeza, y el balón da en el larguero. la segunda- fué procurar conservar la venU n buen schoot, por bajo, de Menchaca, que para Ispizúa, y poco después un ataque a fondo del Arenas, que pone en peligro el marco local. E l juego es muy movido. A un- buen tiro de Iraragorri responde, eí Arenas con otro de Juanito Echevarría. A los quince minutos se retira Cilaurren! conmocionado. No sale más. E l Athletic modifica la alineaciéií, bsjsjjr Español, 2; Rácing der, 1 de Santan- É
 // Cambio Nodo4-Sevilla