Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. JUEVES 15 D E D I C I E M B R E D E 1932. E D I C I Ó N D E A Ñ D A L U C P A G me han querido dar a los sindicalistas y comunistas que forman la supuesta mayoría, los Dueños republicanos y los socialistas que integran gran parte del personal. Relata que recientemente se discutió en El Sindicato si habría de tirarse al director por un balcón del primer piso. Hubo votación y acuerdo y se convino en que sería arrojado desde un balcón. E l acuerdo se publicó. en la Prensa profesional, y aunque el director sigue vivo, lia sufrido la disciplina lo suficiente para que en Correos no exista ya autoridad. Cita el caso de traslados impuestos por el Sindicato, y habla de un expediente seguido en Barcelona, del cual no resultó ningún cargo contra funcionarios inculpados por el Sindicato. No se pudo lograr su reposición. Trata de los peatones de Correos, comentando que no se les haya subido la remuneración, lo cual crea una situación inferior para dichos funcionarios a aquella que tenían durante la Monarquía, pues en tales tiempos percibían, los cinco céntimos por derechos de entrega, que después se han suprimido. Habla del servicio aeropostal, y cree que no está bien establecido, porque en los tres puntos que hoy se sirven- -Madrid, Barcelona, Sevilla- -debería extenderse a los extremos e las dos líneas, o sea, hasta Balea- 3 res y Canarias, pues lo que hoy se hace sólo favorece a un periódico como A B C, el cual, según el Gobierno, no hace propaganda antirrepublicana, toda vez que le permite una. mayor difusión y venta diaria de miles de ejemplares, rápidamente transportados. El Sr. G A L A R Z A contesta a los diversos oradores, justificando la conducta de las autoridades de Correos, que no es cierto estén sometidos a las presiones del Sindicato. Lo que ocurre es que, por desgracia, los empleados de Correos están divididos en tres grupos: el Sindicato, la Agrupación y otro, enemigo de los dos anteriores. Los. funcionarios de estos grupos- -dice- -se denuncian continuamente unos contra otros, y se considera obligado transmitir todas las denuncias que se presentan, sancionándolas cuando resultan ciertas, con arreglo a la ¿ley, pero sin que unos ni otros grupos puedan atribuirse el éxito de la revolución, cuando ésta es contraria a los intereses de los contrarios. Proclama que los funcionarios del Sindicato son los que lucharon ardorosamente contra la Monarquía, y con él tuvo que parlamentar el primer ministro de la República, e hizo bien; pues con ello el régimen tiene autoridad en el Cuerpo de Correos. En las otras agrupaciones hay muy buenos funcionarios, pero abundan los republicanos del 14 de abril para acá. (Rumores en los radicales. No se debe tildar de terribles terroristas a los funcionarios del Sindicato, y por eso creo que hay que desear que, en definitiva, desaparezcan las luchas entre unos y otros. Se extiende en largas consideraciones, y la presidencia le llama la atención sobre la amplitud del discurso. Como al aludir al Sr. Guerra del Río no le. menciona por el nombre, refiriéndose en sus respectivas alusiones al ilustre representante de la minoría radical el diputado protesta, diciendo: -Se llama Guerra del Río. E l Sr. G A L A R Z A Lo sé, pero no creo que sea un deshonor calificarle de ilustre representante de la minoría radical, como no lo es que tampoco me nombre a mí nunca. E l Sr. G U E R R A D E L R I O Pues yo tengo que agradecer a su señoría que no se acuerde del santo de mi nombre. Para mí es un. honor. El Sr, G A L A R Z A Y para mí lo es más presupuesto, y no es ocasión. No quiero reque su señoría no. me nombre. (Fuertes ru- chazar los cargos que se dirigen a este mores en los radicales. ministerio. pero no crex que es el momento E l Sr. Galarza termina su discurso di- oportuno. Además las pasiones de los otros; ciendo que el, mayor honor es para él, puesto grupos de funcionarios le inducen al señor; que jamás tiene en su mente al Sr. Guerra Guerra del Río a decir errores. i del Río, y éste parece que no le puede aparSe refiere a. un decreto que el Sr. Guerra) tar de su pensamiento. del Río dijo que el Sindicato había hecho E l Sr. A B A D C O N D E interviene para desaparecer, y manifiesta que él es el único precisar algunos. datos y fechas sobre obser- responsable, porque lo ocurrido es que se vaciones expuestas por el ministro. traspapeló desde un Consejo de ministros al E l Sr. G U E R R A D E L RIO rectifica, ministerio. De suerte que no hubo intervenA E l ministro de la: GOBERNACIÓN dice ción del Sindicato. (Rumores. E l Sr. A Y U S O ¡Bueno está Correos! I que le obliga a. levantarse el puntó tratado E l Sr. G U E R R A D E L RIO reconoce la por el Sr. Guerra del Río, referente al Sindicato, del que sé. dice que impone su vo- buena fe y voluntad del ministro, y también luntad al ministro, quien se ve obligado a que la culpa de lo que ocurre es que no se claudicar. Sabe el Sr. Guerra del Río- -aña- entera, de los acontecimientos de Correos, de- -qué cada vez que he tenido conocimien- por nó ser servicios directos suyos; pero lo to de una ingerencia del Sindicato en rela- cierto es que los funcionarios de que hablo ción con el servicio, ha sido corregido tal no han sido repuestos. Por lo que respecta proceder. Sería (muy fácil para mí el ocu- al decreto aludido dice que se extravió dos parme directamente de Comunicaciones, pero veces. Desea que venga. el expediente para las atenciones del orden- público me lo im- tratar de este asunto en la Cámara. piden. Por eso sin volver a la antigua diE l Sr. B O T E L L A defiende al Sindicato rección de Correos se creó la subsecretaría. y dice que el pedir que se haga un reglaE l Sr. Guerra: del Río, al hablar de deficien- mento no quiere decir que exista ingerencias, se ha. olvidado que existe un subse- cia en el servicio. Afirma que el Sindicato cretario. tiene 4.000 votos, y la Agrupación que de. Esta discusión nos llevaría a dilatar la del fiende el Sr. Guerra del Rio, 51. Cita el artículo de la Constitución que prohibe las ingerencias en el servicio, E l ministro de la GOBERNACIÓN contesta a observaciones hechas por el señor Botella referentes al derecho de los funcionarios a sindicarse. 1 1 Preparación, programas y contestaciones para Judicatura, Notarías, Fiscales Registros, Diplomática y Secretarios de Ayuntamiento y Judiciales en: él INSTITUTO KEUS PRECIADOS, 23, MADRID. Hemos obtenido varias veces el n. 1 en Notarías, Registros, Fiscales, Judicatura y Secretarios. A causa de una propuesta de aumento se aplaza la votación de un artículo La Comisión acepta una enmienda del señor Rodríguez Vera, que supone aumento. El P R E S I D E N T E manifiesta que queda en suspenso por lo tanto, la votación del artículo de Comunicaciones correspondiente, porque al aceptar la enmienda tiene que haber quorum para la aprobación de dicho artículo. E l Sr. RODRÍGUEZ V E R A sostiene la propuesta aceptada en nombre de la Comisión. Se trata de una elevación de sueldo al personal auxiliar administrativo de Telégrafos, importante 40.000 pesetas. Firman la enmienda con el Sr. Rodríguez Vera, diputados radicales y de Acción Republicana. Se acepta otra enmienda del mismo señor, rebaando 40.000 pesetas para la red telefónica. Bl Sr: G U A L L A R defiende un aumento de 500 pesetas en sueldos de 1.500, que figuran en el proyecto, referente a peatones rurales. E l Sr. RODRÍGUEZ V E R A expone los motivos que han impedido este- aumento. E l Sr. G U A L L A R defiende en el capítulo catorce, mejoras para los repartidores de Telégrafos, a los cuales sólo se les aumentan 500 pesetas, en vez de mil, que se conceden al personal administrativo. Este aumento será suficiente para los repartidores que acaban de ingresar, pero no para los que llevan prestando servicio muchos años. Señala que, además, no se cumple ía ley de Bases del año 1918 respecto de las horas extraordinarias. El Sr. RODRÍGUEZ V E R A dice que ya han desaparecido los sueldos de 1.000 y 1.500 pesetas, quedando establecido el minimun de 2.500, para quienes no llevan todavía cuatro años de servicios. Queda aprobado el presupuesto de Gobernación, con la excepción del artículo para cuya aprobación se requiere el guorum, y vigoroso ataque do este moderno ungüentó- ea el método racional para aliviarlo Resfriado descuidado que haya pasado al pecho no tolera más demora. Vicks Vaporub. el afamado remedio vaporizante, obra directamente sobre la región afec 1 tada y contrarresta pronto el ma! A la hora de acostarse, frótese Vaporub en el cuello y el pecho, en capa espesa. En seguida dan principio dos acciones al mismo tiempo (í) Los vapores medicamentosos que el calor del cuerpo hace desprender, son inhalados a las vías respiratorias, aflojando la flema y facilitando la respiración; (2) A ía vez, el ungüento obra a través de la piel como cataplasma, extrayendo lá opresión y el dolor y ayudando a los vapores inhalados a deshacer la congestión. La mayoría de los resfriados desaparecen en una noche. Ideal para los catarros, tos, bronquitis) y falso crup de los niños. No hay que darles a tomar nada. No hay riesgo de trastornarles el estómago en lo más mínimo. VÍCKS
 // Cambio Nodo4-Sevilla