Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. J U E V E S 15 D E D I C I E M B R E D E 1932. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 32. SOBRE E L ESTATUTO ANDALUZ Ééplica al señor García Oviedo E l Sr. Casas nos envía la siguiente nota: E n la Prensa de ayer contesta el Sr. García Oviedo a la nota publicada en nombre de la comisión organizadora de la Asamblea Regional Andaluza, en que se muestra sorprendido de la interpretación que se ha dado a sus manifestaciones publicadas en el diario A B C Por anticipado hago constar que admito la pequeña lección que pretende darme el Sr. García Oviedo; es de un ilustre catedrático, y yo, siempre modesto, rindo homenaje a la sabiduría donde quiera que se manifieste. Pero hay que oponer a su afirmación un criterio que yo tengo adquirido por l a experiencia de veinte años de lucha política, y es el siguiente: L o s acuerdos de organismos y Corporaciones de toda índole son en cada instante los que quieren que sean los más destacados miembros que los integran, y ni que decir tiene que en cada momento de la vida colectiva de las Corporaciones, las ponencias y los informes se hacen acoplando el criterio colectivo al criterio personal del más destacado miembro de ellas, y en este caso ¿cómo no iba a admitir la Academia Sevillana de Buenas Letras una opinión como la del ilustre catedrático de Derecho Administrativo, de la Universidad de Sevilla, y mucho más de un hombre de los merecimientos del Sr. García Oviedo? Quién habló en la ponencia de referencia fué el Sr. García Oviedo, y el criterio individual emitido por este señor en la ponencia lo hizo suyo la Academia de Buenas Letras, según oficio que obra en mi poder, fecha i de agosto de 1931. Por lo demás yo me congratulo de que el Sr. García Oviedo manifieste una vez más su conformidad de que se realice una obra de reconstrucción regional en la parte administrativa de descentralización de servicios, que tantos beneficios puede producir a Andalucía; y esto es lo que interesa a los andaluces; el que exista una personalidad j u rídica regional, fuerte y bien organizada que permita estudiar sus problemas regionales con cariño, con pleno conocimiento de causa y con eficacia, para impedir lo que ha venido ocurriendo, lo mismo con Monarquía que con República, que los problemas vitales para la región, de gran importancia para su presente y su porvenir, no han sido resueltos y enfocados como debieran, y hemos visto cómo se han gastado millones de pesetas para resolver la cuestión social, a destiempo y sin fruto, por no existir un organismo regional que encauce la energía económica con oportunidad y acierto; el buen deseo del Poder central ha fracasado. Además hay gran número de problemas de índole comercial, industrial y agrícola planteados actualmente en Andalucía, que de no darse prisa en resolverlos, otras regiones se adelantarán en el camino, con perjuicio notorio de la riqueza andaluza; conviene recordar entre ellos el cultivo algodonero, el del tabaco, el de la remolacha- -que desciende de una manera pavorosa, con perjuicio de los trabajadores del campo, y a pesar de los esfuerzos del Estado para crear las obras de riego- -al no plantearse la creación de fábricas de industrias complementarias de la nueva modalidad agrícola. Todo esto sería perfectamente enfocado por una organización autónoma regional, regida por una burocracia efitsz, capacitada y proporcionada al- número de. píob emas que hay que resolver. Si ese organismo regional estuviese en marcha en estos momentos, ya se habría contestado, a muchas resoluciones adoptadas por el. Poder Central que perjudican a la región andaluza. Como botón de muestra podemos citar el de. que habiéndose creado la Dirección Ge- neral de Ferias de Muestras en el ministerio de Agricultura, Industria y Comercio, ya Barcelona se ha anticipado a escoger el mes de abril para su- futura F e r i a de Muestras, con notorio perjuicio para Sevilla, que en ese mes puede y debe desarrollar ese Certamen comercial. Y otras imuchas cosas que se podrían decir al Sr, García Oviedo, culto, inteligente y muy bien orientado en la Administración pública, y con las cuales estaría sin duda conforme, porque estamos seguros de que él no se ya a mostrar opuesto a la obra de reconstrucción de Sevilla y de renovación de A n d a lucía en sus aspectos social y político en general: Incrementar y distribuir bien la r i queza en definitiva. No es- cuestión de banderas y de himnos; no conviene que por un. afán de polémica tomemos la- flor de las cosas en la parte que nos conviene, y olvidemos que esa flor tiene una raíz, jque es lo que interesa; las banderas, los himnos y todas esas manifestaciones de la inquietud espiritual de la masa, son necesarias en todas las acciones sociales y políticas de la colectividad humana, pero no vayamos a perturbar una obra que puede ser definitiva para el porvenir de Andalucía, por un pequeño detalle de una bandera o un himno, pues son estos puntos a determinar, en la Asamblea Regional Andaluza, que es, en definitiva, la que ha de: resolver todas, las- cuestiones que afectan a este problema. 1 0 E SOCIEDAD ECOS DIVERSOS Anoche, en el expreso, marcharon cori dirección a Londres, a fin de recoger a, su hija Isabel, que se educa en el Colegio- de Religiosas Irlandesas de Nuestra Señora delf Loreto, en St. A l b a n s- l o s señores de Tello (D. Blas) E l doctor Tello se propone regresar el próximo 7 de enero. Con toda felicidad ha dado a- luz una hermosa niña, primer fruto de su matrimonio, la joven esposa del Sr. Rodríguez Joven (D. Ricardo) nacida Sofía Fernández Re E l pasado lunes tuyo lugar, ea Madrid, la boda de la encantadora señorita Mercedes Miranda con el joven abogado D Ma- nuel Godet, hijo del general del mismo nombre. Igualmente, y en la capital de Estado, contrajeron matrimonio la bellísima señorita! María del Pilar L u i s a Martín de Aguilera! y Bazcarán, hija del conde de Oliva de Gaitán, con D L u i s ¡Victoria de Lecea y ¿Llano. Marchó a Pamplona el marqués de la Real Defensa, hermano de nuestro distinguido convecino el marqués de las Nayas de N a varra. r Para pasar larga temporada en su residencia de esta capital, se encuentra entre nosotros el vizconde de L a Palma. DE L A CATÁSTROFE E N ALCALÁ D E L U C A R Continúa los trabajos de salvamento Albacete 14, 3 tarde. L a pasada noche continuaron los trabajos de dessseombro, sirviéndose de potentes reflectores que se enviaron de esta ciudad. A la llora presente continúan las ocho personas que quedan sepultadas, perdiéndose por momentos las esperanzas de encontrarlas con vida, ya que se calcula en noventa toneladas el peso de la roca que cayó sobre las tres casas. Ante el temor de nuevos derrumbamientos, varios vecinos abandonaron sus domicilios, pasando la noche en las calles. E l gobernador anunció que enviaría algunos técnicos que estudiarán las medidas más rápidas para evitar nuevos hundimientos. Se desconocen todavía los nombres de las víctimas. Y para terminar, hacemos un requerimiento, a todos los hombres que como el Sr. García Oviedo poseen excelentes dotes intelectuales, sean del: campo que sean, que a esta Asamblea Regional que se celebrará en Córdoba, están obligados a concurrir para que cooperen y orienten sus deliberaciones, con el- fin de que de ella salga un criterio general que refleje exactamente el pensaminto colectivo de los andaluces. Los 1 J. nombres de las víctimas Se reciben en este periódico hasta la madrugada, p u l i e n d o transmitir el. texto por c u a l p e r a cié ios -y 32679 teléfonos sipientes: 32109, 321 B 8 Albacete 14, 4 tarde. H a n regresado laá autoridades de Alcalá del Júcar, donde quedan las brigadas de bomberos, que, junto con los obreros reclutados en el pueblo, continúan los trabajos dé salvamento. Elogiase la conducta heroica de los bomberos y la del capataz de Obras Públicas: D. Ramón Ortega, que dirigió los trabajos. Los nombres de las víctimas son: Andrés Dámaso, de treinta y tres años; P i l a r A r a n da de veintiocho; Miguel Dámaso, hijo de los dos anteriores, de. veinte meses; A n t o nio Camón, de cincuenta y cinco años; Isabel Pardo, ele cincuenta y- cinco años; A n tonio Car rión, hijo de los dos anteriores, de dieciocho años; Andrés Dámaso García, de veintinueve años; Isabel Rubielos, de veinticinco años; Lucía Dámaso, de siete meses. E l niño de seis años, salvado milagrosamente, se llama Juan Dámaso Aranda, y los dos jóvenes de quince años, que se salvaron por encontrarse. fuera de sus cusas, Juan José Cerrión y Antonio Villar,