Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AJ EDREZ Negras: Scüeve (12 fichas) A P L A Z A M I E N T O D E L MATCH REY- GASA S R- X- fe L CAMPEÓN A T O D E C A T A LII ÑA De la afición de los jugadores solucionistas. do los estimase dignos de répjica ante el tablero. Una rígida periodicidad en Tos matchs. de campeonato no puede admitirse más que- cuando se acucie á- 1 procedimiento de designar al campeón mediante torneo, sistema adoptado en Francia, Inglaterra, -Italia y otros países, quizá, por dificultades financieras análogas a las que aquí se tropiezan, aunque no sea. el mejor técnicamente considerado. Hay que convenir en que no nos encontramos hoy en- las circunstancias; que pro- pugno para contrastar la superioridad del actual campeón, pues ningún jugador ha realizado pruebas ni demostrado condicio- nes que permitan razonablemente suponerle una fortaleza súíiciente para luchar frente al Dr. Rey con probabilidades de éxito. Cierto que. es muy estimable el triunfo obtenido por Casas en el torneo. de Valencia, y que su lucha contra Rey puede ¡ser interesante e incluso tener un final inesperado. Reconozco también que a las alturas a que nos encontramos no hay que- dudar en cumplir lb estatuido y realizar el. match en proyecto, que está muy lejos dé mi ánimo pretender obstaculizar. Llévese a efecto en buena hora. y estén seguros los contendientes de que no he de- regatear mi aplauso a sus aciertos y que mi deseo, no obstante mi simpatía y antigua amistad por el Dr. Rey, es que triunfe el que mejor, lo merezca. Pero vaya al Comité ejecutivo de la, Federación Española, de Ajedrez la: anterior su. gerencia, -rogándole. medite. só. bre, ella, puescreo que aceptándola para lo sucesivo resolvería un punto espinoso y equivocado del vigente Reglamento que periódicamente há de causarle una preocupación desproporcionada y, absorber un tiempo y. un. dinero- conmás- provechoso empleo en los objetivos que señalo. lv 1 1 M. E L Comité ejecutivo de. la, Federa 1 ción Española de Ajedrez ha resuelto, impulsado al parecer por. dificultades económicas, el aplazamiento indefinido del match por el campeonato de España entre el titular, doctor Rey, y su challenger, señor Casa. cuando ya el match veníase anunciando cómo, seguro para el presente mes, organizado por- el Club Madrid, con arregló al sistema de delegaciones a, que tan propicio se ha mostrado el Comité- ultimamente elegido. Esta resolución sugiere al cronista algunas, reflexiones, que. sé decide a exponer, abandonando el criterio de circunspección que hasta, ahora ha mantenido respecto ál. -campeonato dé España, y que se fundaba: en el temor de que sus manifestaciones. fuesen tergiversadas, atribuyen- dolas a- final idá des personalistas, püés; en este país se comprende poco que pueda desearse al. sucesor en cualquier clase. de empleo o función- éxito y prosperidad en su desempeño, sin otra mira que el bien general He dé; empezar, diciendo, para, descartar la determinación mencionada de las consideraciones que siguen, que, si el aplazamiento tiene por objeto gestionar una mayor cantidad, para el match, merece mi absoluta conf orrjiidad, pues creo que el mínimo de bolsa debe ser el fijado para la anterior contienda de campeonato, y aparte. también los gastos de estancia y desplazamiento de los jugadores. No se habrá llegado a un acuerdo respecto a si la Historia puede fundamentarse o no en razones de ordeni económico, pero hay que reconocer actualmente que la economía ejerce una. acción importantísima en la vida indiyidual y social. Si se quiere que el ajedrez progrese y su afición llegue a tener una amplia base popular es preciso cuidarse ide financiar las pruebas, ofreciendo premios que estimulen, hasta en las ciar ses menos acomodadas, la formación y desarrollo de un. género de cultura muy caro en los; tiempos. que corremos, por el alto precio que alcanzan las revistas, y. libros técnicos y por el tiempo que absorbe su estudio y práctica, pues, como- dicen, los- yanquis, tixne is money Conste así que, considero muy. atinado el afán del Comité ejecutivo de la F E D. A por conseguir una dotación- decorosa para el match de campeonato; i Pero acaso es necesaria la. celebración con carácter periódico de tal- contienda se gún previenen los. estatutos; de la Federación? Este punto es paira mí. él nervio de la cuestión, y hé de contestarlo de tiiódó né- gativo, porque, a. mi juicio, lo que, interesarealizar periódicamente- -anualmente si. es posible- -son torneos con jugadores nacior nales selectos y. algunos- maestros extranjeros, a los que deberá concurrir también el campeón. -Sólo cuando los resultados dé estas luchas llegasen a establecer en términos de prudente apreciación que algún jugador había revelado aptitudes y facultades para permitirle parangonarse con el. campeón, o cuando núcleos extensos de opinión recla. masen un combate de tal género. -entonces únicamente debería la F. E. D. A promover obligatoriamente un match que dilucidase la supremacía, discutida, 1 odp. swv per- juicio de jue el campeón, por su cuenta, recogiese los retos que se le lanzaran cuan 1 Blancas: Dr. Tarrasch. (11 fichas) Posición después de la jugada 16 dé las- negras. En estaí posición en que la angustiosa situación de las fichas negras ha venido como natural consecuencia de un concepto equivocado. del planteo, Tarrasch dio mate en tres jugadas, como sigue: 17. D X- C- f- i T X D i T 8 A. -H, T I D 19. A. 5 C r f época, ya lejana, de, mi furor, solucionista, xuanclo, recién. graduado de bachiller, se me permitió frecuentar el Club de Ajedrez, de la Habana, -de- renombre mundial y brillante historia. E n aquel entonces se fórriió en el Club un, selecto grupo de aficionados jóvenes, entre- los que descolló rápidamente mi malogrado hermano Celso, que ganó el primer campeonato en que tomó parte, luchando contra Ostolaza. Corzo, Paredes, el veterano maestro Vázquez y otros aficionados de primera fila cuya memoria me ha borrado el correr de. los. años. La. afición entusiasta de jugadores, espectadores y solucionistas. manténí- a Una perenne: animación en. los salones del Club, pero ej mayor atractivo lo constituían las mesas en que se batían, dándoles inverosímil ventaja, la audacia brillante del maestro Carvajal, con- tra- la; rutina obstinada de Carnearte y la profundidad académica del maestro Ponce, contra la vivacidad recelosa de Pardo. Eas partidas a que daban Jugar características tan diferentes atraían, numerosos mirones, j t E l- -eminente- maestro Tarrasch es, no solo por el interés propio de las. combi muy poco conocido -en España naciones; sino por el derroche de gracia con que; se ¿salpimentaban Jas jugadas y satiriper la afición juvenil, y sin embargo se le zaban los errores. considera como el más puro representante de la escuela fundada por. Steinitz, cuyos A última hora, llegaba del Unión Club principios vulgarizó, aclarando su confu- enorme, -barrigudo, congestionado y sonsionismo para destacar concretamente- tres riente, con un tabaco eterno en la, boca, el puntos Fúndaméntaies de aquella, teoría: pribondadoso y simpático Sagúes, que invamero, (importancia del centro dé peones; seriablemente extraía del bolsillo algún progundo, explotación de ¡ós puntos débiles, y blema- premiado en los últimos concursos tercero, noción del- juego libre como finali- europeos o americanos, inmediatamente nos dad dé la estrategia de las aperturas. Como, agrupábamos los solucionistas, y en tanto me propongo hablar con más, espacio de. se dictaba la posición y- se situaban las esta gran, figura que, afortunadamente, aún fichas nos íbamos acondicionando en torno se nr. nticne en pie, aunque abrumado por al mayor tablero del Club, habitualmente el: dob e peso de los años y de la gloria, re- reservado a estos efectos, una espléndida produzco sin, comentarios, que hace inne- mesa: que habia. servido. de palenque a los cesarios su transparencia. tina victoria suya, combates de grandes- maestres como Steicontra: Scheve, que es una interesante lec- nitz, Tchiffor. iniy- l S kér, B ¡fackénzié, Blanckción de aprovechamiento de errores de burné y WalBro. dt, y de, maestros amateurs apertura. como mi padre, Carvajal, Vázquez, Ponce- Contragambitb. del centro. Blancas, doc- y mi hermano Celso. Y. entonces, en los problemas de dos jugadas, a veces, tal era tor Tarrasch; negras, Scheve. i P 4 R P 4 D 2. P X f -P 3 A D 3. P 4- D, la práctica- que algunos llegamos a adquiP X P 4. A 3 i) C D 3 A 5. A 3 R, rir- q, ue ¡se acertaba la solución simultáneaC 3 A- ó. C R 3 A A C 7. R 3 T R mente con la colocación de la última ficha. A X C a 1 X A D 3 C 9. 0- 0, D X P C? En estos casos de repentización se decía 10. C- 2 Ü, C X P n D 4 A, C 3 R 12. que el- problema. -había sido fusilado, y a fin, D 4 T H- C 2 Ü 13. T 1) 1 C, D 6 A 14- de evitar la relativa- frecuencia de estos fusilamientos tener que soporT x- i c 2 A 15. A 4 D! D X C; 16. tar donaires incruentos y panegírico con que a cuenta del T X C T i ü (véase el diagrama) ñ g ¡r problemas- he tropezado con un género de composiciones que me, recuerda la Ojeando una antigua- colección de
 // Cambio Nodo4-Sevilla