Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Ai C. M A R T E S 20 D E D I C I E M B R E D E 1.9 32. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 26. Con esto- -dice a los socialistas- -sostenéis? un Ejército, porque creéis, en contra de vuestras propagandas, en que aparecéis como víctimas de este estado, de cosas qué no podéis impedir, y esto no es cierto, porque si en la última votación hubierais rechazado el presupuesto, hoy España ya no tendría Ejército. Termina diciendo que, merced a éste, se sostiene en España, como en todas partes, la burguesía que se tambalea. EÍ Sr. A R A U Z federal, consume otro turno en contra del. capítulo I I Asegura que con el presupuesto de Guerra persigue el Gobierno la misma finalidad que la Monarquía, o sea crear un Ejército superior a las. necesidades de nuestro país. Se duele de que las grandes condiciones, del Sr. Azaña se hayan empleado en este menester, cuando en cualquier otro departamento hubiera podido realizar una obra excelente. Con referencia al presupuesto dice que adolece del defecto de que se pagan con fondos de material sueldos de mecanógrafos y. auxiliares. Acusa a la mayoría de hacer traición a las propagandas que hicieron para lograr las actas, y termina diciendo que el diputado que vote el presupuesto no sabrá cumplir lo prometido al pueblo. Se pone a. votación el capítulo por artículos. Los radicales y otros diputados p i den votación nominal al artículo segundo. (Material y otros gastos de l a Oficina de l a Administración Central, importante 840.000 pesetas) Se aprueba el capítulo por ciento cuatro votos contra- treinta y tres. Aprobado sin discusión el siguiente, se pasa a discutir el quinto: Cuerpos armados. Personal E l Sr. P E Y R E defiende un voto particular pidiendo rebajas de sueldos por valor de veintiocho millones de pesetas. E s rechazado en votación nominal por ciento trece votos contra cincuenta y. nueve. E l Sr. O R T E G A Y G A S S E T (D. Eduardo) usa de la palabra en l a discusión de este capítulo, por no haber podido hacerlo con ocasión de la totalidad del dictamen. Manifiesta que no advierte la existencia de una política militar en las palabras del presidente del Consejo, señalando además l a contradicción entre los hechos y las promesas de pacifismo y de desarme. Estima que el Sr. Azaña, cuando consigue repetir un concepto de elevadas palabras cree haberlo legrado todo; pero lo cierto es que su política está jalonada por una serie de discursos que frecuentemente se contradicen. Se dirige a los socialistas y les dice que se han mareado con el concepto de la responsabilidad política, que es equivocado, pues todos debemos vivir aquél, siempre que no se contraríen nuestras convicciones. Extraña la actitud de escepticismo del señor Azaña frente a los trabajos de desarme. El P R E S I D E N T E D E L CONSEJO: D i je precisamente lo contrario. Señalé el erróneo escepticismo de parte de la opinión española frente a los trabajos de paz. E l Sr. O R T E G A Y G A S S E T (D Eduardo) habla del movimiento del 10 de agosto y pide al presidente del Consejo que se trate algún día de este asunto, pues el orador opina que aquel día la Providencia se hizo republicana. E l Sr. P I L D A I N Eso es estar en él Limbo. E l Sr. O R T E G A Y G A S S E T (D Eduardo) N o sé por qué me interrumpe el señor Pildain. Será tal vez como administrador de. la Providencia. Se queja de que no se hayan traído los verdaderoís presupuestos que se prometieron el año pasado. El jefe del G O B I E R N O Eso es otra (Rumores y protestas. Insiste en que no es factible tomar en consideración la propuesta de los radicales. L a mayoría: M u y bien. M u y bien. Los federales y radicales ¡M u y mal, muy mal! E l ministro de la G U E R R A señala que en África han reducido el contingente, y el año que viene se reducirá más. E n dos ejercicios, hemos reducido los gastos en Marruecos 53 millones de pesetas. Nos hemos decidido por seguir estas economías, y el año próximo acometeremos el problema del voluntariado en África. Esta es l a situación, que no tiene nada de particular. Los radicales: N o nada de particular. ¡Oué va a tener! E l ministro de la G U E R R A S i las Cortes quieren gastar 13 millones en el voluntariado de Marruecos, vamos a gastarlos. (Rumores y protestas radicales. Y o discuto de buena fe, y por tanto, expongo las cosas con claridad. Pero nos es muy doloroso no poder aceptar l a propuesta del Sr. Guerra del Río. (Aplausos de la mayoría. L a minoría radical pide votación nominal. Por 97 votos contra 6 r, queda desechado el voto particular. E l Sr. A Y U S O indignado: ¡V i v a la República! (Contestan los radicales, estentóreamente. E l Sr. M E N E N D E Z (D Tcodomiro) Y viva el peluquero de Hendaya. E l Sr. Á Y U S O Y el dinero qu. e me deben los falsos republicanos qué había allí. E l Sr. N I E M B R O defiende otro voto particular, pidiendo que el Ejército sea voluntario en tiempo de paz, y obligatorio en época de guerra. Dice que no le extraña lo ocurrido esta noche, cuando se traicionó a los federales al votarse que España no fuese una República federal. No pediré votación nominal sobre este voto; pero sí ruego a los radicales que se sumen a él, ya que hemos sido los únicos que hemos sostenido esta noche la pura doctrina. E n votación ordinaria se desecha por 82 votos contra SO. Doña C L A R A C A M P O A M O R defiende una enmienda, en la que pide el desarma total y absoluto para el año próximo. E l Sr. N E G R I N por la Comisión, dice que parece una enmienda fechada en 28 de diciembre. N o obstante la simpatía que inspira, no puede ser aceptada. Cuando su señoría- -dice- -el año próximo sea Gobierno, con los firmantes de la enmienda, acaso pueda ser una realidad, y desde luego contará con nuestro voto. Los radicales: ¿Y porqué no ahora? Después de un escandio, en el que menudean los insultos entre l a mayoría y los radicale: se pone a votación nominal la enmienda. Por 90 votos contra 19 queda desechada la enmienda y se levanta l a sesión a las dos y veinte de la madrugada. vOaa. sistema de oposiciones que se sigue para la provisión de cátedras, entendiendo que debe desistirse. E l Sr. A B A D C O N D E Se trata de gastos ya hechos. E l Sr. A L T A B A S Entonces, renuncio; pero insistiendo en que el sistema que sé sigue es absurdo. Se aprueban otros dictámenes de Instrucción Pública, concediendo una subvención al Ayuntamiento de Palma de Mallorca, para construcciones escolares. Dictamen del presupuesto Guerra áz L a sesión de ayer tarde A las cuatro y cinco, se abre la sesión, bajo la presidencia del Sr. Bcsteiro. Continúa la discusión de este dictamen. L a Comisión admite una enmienda del Sr. Ortega y Gasset, al capítulo primero, sustituyendo el nombre de la subsecretaría de Estado Mayor Central y Dependencias Afectas por el de subsecretaría de Guerra. E l Sr. O R T I Z D E S O L O R Z A N O defiende otra, al mismo í- ulo, en la que pide que se añada un general de brigada al artículo de Eventualidades. A petición de la Comisión, el autor de acuella la refira. E l P R E S I D E N T E manifiesta que, no estando presente doña Clara Campoamor, que tenía pedida la palabra, para tratar del capítulo, se procede a la votación de éste. Que queda aprobado. E l Sr. B A L B O N T I N habla en contra de la totalidad del capítulo segundo, haciendo constar que debió hacerlo sobre la totalidad del presupuesto, obligado por las circunstancias y las necesidades de la discusión. Niega la veracidad de la afirmación, del presidente del Consejo, al decir que el presupuesto sólo presenta un aumento de catorce millones de pesetas en relación con el vigente, pues lo cierto es que este aumento está representado por la cifra de ochenta millones. Señala la contradicción entre lo dicho por el Sr. Azaña, que con franqueza reconoció el aumento, siquiera fuera limitado, y lo dicho por el Sr. Moreno Mateo, quieri negó la existencia de todo exceso sobre la cifra del año actual. E I S r M O R E N O M A T E O Y o no. lo negué tampoco. D i la cifra exacta. E l Sr. B A L B O N T I N manifiesta que el pueblo, ante las palabras del Sr. Azaña, que propugna por un Ejército más fuerte, ha sufrido uno de sus más amargos desenga. ños. Califica al jefe del Gobierno de gobernante tipo fascista, que trata de imponer su voluntad a la de la. opinión popular. Señala una coincidencia de pensamiento con el Sr. Azaña, pues estima corrió éste que para no tener un Ejército eficaz, es mejor no tener ninguno. Y la ineficacia de nuestro Ejército se muestra palpable, si recapacitamos sobre el poder ofensivo de las escuadras aéreas extranjeras. Acusa a los socialistas de ser responsables de la votación de los créditos del presupuesto de Guerra, y aludiendo también a Jauré, afirma que éste jamás concedió su voto a créditos militares. Teléfonos de A B C Dirección Redacción... Administración. Oficina: de Calle Muñoz en Sevilla 32.679 3 a. 188 32.689 O r d e n de! día Es aprobado definitivamente el proyecto de ley reformando la segunda, disposición transitoria del Código Penal. Son aprobados varios dictámenes de presupuestos, sobre concesión de suplementos de crédito. E l Sr. A L T A B A S pide la palabra sobre los referidos dictámenes, y pide que queden sobre la snesa, porque considera absurdo. el Olivé (antigua Lombardos a 3.5 a.
 // Cambio Nodo4-Sevilla