Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 2i D E D I C I E M B R E D E 1932. EDICIÓN B E ANDALUCÍA FAtí. ag. LA LES POLÍTICA EN Y LAS CUESTIONES DE SOCIA- LA GENERALIDAD CATALUÑA L a responsabilidad- de un Gobierno de i z quierda en los níomentos actuales es, según el Sr. L l u h i imponderable. Gravita sobre el mundo una crisis económica que, por su persistencia, indica ser una crisis de sistema. habitantes ¡lo que es lógico y justo. Y nuesP e r o en tanto se creen los órganos que han A B C en Barcelona tras nociones elementales de la- vida indusde verificar la transformación, se produce trial, nos conducen a afirmar que lo que una inestabilidad política general que hace L a comprensión y l a H a c i e n d a d e l E s por utilidades o por cualquier otro concep- más difícil la actuación de los Gobiernos de tado to paga la industria catalana, no la pagan los aquella significación, en lucha permanente catalanes solamente, sinoque. -lo pagan todos Barcelona 20, 12 noche. (Crónica telefócon las derechas, que quieren conservar sus los españoles, ya que los industriales, como nica de nuestro redactor. Cuando Mas posiciones, y las extremas izquierdas, deseoes natural, cargan sus gastos generales, en atrás escribíamos sobre las negociaciones sas de precipitar los avances. D e esta enconlos que figuran Jas contribuciones e impuespara el traspaso de servicios a la Generalitrada tendencia surge el fundamento de una tos, sobre los géneros de fábrica, de los cuadad, desconocíamos aún las manifestaciones parte de lá obra de Gobierno que el de C a les el ochenta por ciento se vende fuera del Sr. Maciá, elogiosas para los representaluña, dentro de sus facultades: y de sus de Cataluña. tantes designados por el Gobierno de la medios, se propone realizar. República, y especialmente para el Sr. Espió- Primeramente someterá- a la aprobación Todo ello- -lo reconocemos- -no encierra del que decía que es una persona muy inte- ningún descubrimiento por nuestra parte; del Parlamento un presupuesto, respecto del ligente, y. comprensiva. De esta última concual hay que tener en cuenta que, pues las pero cuando estos señores profesores hacen dición aplicada a negociar, en definitiva, un facultades y medios de la Generalidad del como que la ignoran para producir un efecto arreglo en el que entran en juego tan Gobierno de Cataluña han de i r aumentanentre la gente de buena fe, parece oportuno considerables intereses, preferiríamos saber do en los meses sucesivos, se ha cuidado recordarlo, para que todo no sea comprenlo privado, al menos en el concepto del señor únicamente de mantener lo que representasión de una sola de las partes; y para que, Maciá. Sobre todo, considerando que en el ban los presupuestos de las cuatro Diputaen último caso, si los ensayos que aquí se lenguaje político la compresión- puede ser ciones provinciales unidas. Así, solamente preparan ha de sostenerlos el resto de los equivalente a dejación, y también porque se aprobará por trimestres, y se irá engroespañoles, no resulte que paguen y han de tal elogio suena a soborno espiritual para sando a medida que aumenten las facultades quedar todavía agradecidos. -Pujol. quienes, muy inteligentes, -efectivamente, deny servicios. Pero, mientras. trabaja la C o tro de la órbita en que desarrollaron hasta la misión mixta de traspaso de servicios, el fecha sus actividades, hacen ahoza su apreKActuación del Parlamento Parlamento puede ir, a su vez, trabajando. disaje en el oficio de gobernar a it Estado. L e ofrecen ancho campo la codificación del. catalán Derecho civil de Cataluña, l a Constitución Porque ya no se trata, según nos imaginainterna de Cataluña y otras cuestiones que mos nosotros, -de cuestiones de principios, de La delegación del Poder ejecu- no penden de las soluciones de esa C o aspectos que rozan al sentimiento, sino que misión. Respecto de lá primera, el pensasobre la negociación habrá de gravitar el tivo miento del Gobierno es ir a una unificación tema político- -en todos los tonos se ha didel Derecho civil catalán con el del terri- Barcelona 21, i- madrugada. (Conferencia cho aquí que sin una Hacienda propia y bastorio de régimen común, conservando aquetelefónica dé nuestro redactor. El- Sr. M a tante no hay autonomías- -y la comprensión ciá, usando de- las facultades que el artículo llas instituciones peculiares que no resulten puede redundar en daño de la Hacienda del anacrónicas. Cuanto a la Constitución, se 14 del Estatuto le confiere, ha delegado el Estado. Hace un mes, aproximadamente, puPoder ejecutivo en el Consejo, que par. la- han de seguir las mismas tendencias que blicó D. Jaime Alsina una información en marca l a de l a República, abriendo el catarde se presentó al Parlamento presidido L a Publicitat, extraordinariamente interemino a las posibilidades de una socialización! sante. y meritoria como obra de paciencia. por el Sr. L l u h i E l cual explicó que en el de la riqueza de Cataluña. Se traerá también Estatuto quedan vagamente definidas las insComprendía dos ciuxdros estadísticos, con los al Parlamento un proyecto de ley M u n i c i tituciones resultantes de la referida delegapresupuestos de ingresos y gastos del Estado pal, de tendencia autonomista, y que estableción, lo cual presupone una modificación en español de 1930 y 1933, y luego, en casillas ce un sistema de Gobierno propio para los las relaciones entre el Parlamento y el Gode ingresos y gastos se nos indicaba lo que grandes municipios; otro proyecto de creabierno. Porque si en virtud de lo que el E s de esos ingresos se recaudó en Cataluña; lo. ción del Tribunal Superior de Justicia dé tatuto dispone, también el presidente de la que debiera haber recaudado el Estado en Cataluña; una ley Electoral, que quisieran Generalidad es responsable ante el ParlaCataluña en relación con el número de sus fuera la misma de la República, para evitar mento, tiene su alto cargo pendiente de la habitantes; lo que pagarían de más los catael confusionismo de dos sistemas; otra para, confianza del mismo. Desde el momento en lanes en 1933, siempre en relación al númerobustecer la Banca catalana, y quizá creanque delega el Poder ejecutivo no puede afecro de sus habitantes; lo que habría de codo un Banco oficial y, una Bolsa de Catabrar el Estado en Cataluña en relación a los tarle una moción de desconfianza en l a que luña, y en fin, se proponen realizar los mase le nombre taxativamente, n i por otro gastos transferidos a la Generalidad, y el yores esfuerzos para elevar el nivel de cullado, ha de venir al Parlamento a defender exceso que resultaría pagando Cataluña, citura de las masas, y en orden a la asistenuña gestión- que no es de él propia, sino de frando en 280.500.000 pesetas, cifra imprecia social, dentro de un sentido, de progresus delegados. E l l o siempre, según el señor sionante y bien dispuesta para permitir que siva laicicación de las. instituciones que exisL l u h i no significa que él y sus compañeros sobre ella se hicieran oigamos comentarios, tan o deban crearse. P o r lo que al problema no hayan de proceder dentro de las direcun poco ácidos, que con posterioridad han agrario se refiere, el Gobierno de Catatrices y del pensamiento pplítioo del señor saltado de las páginas de economía del dialuña posibilitará, con sus leyes, una nueva Maciá. rio citado a las editoriales de los diarios cadistribución de la tierra, combatirá el absenE l Sr. Ventosa, al hablar en su turno, detalanistas. Y, sin embargo, ¡qué espantosa tismo, limitará las rentas de las fincas rúsclara no entenderlo, y pregunta si el señor ingenuidad o que aterradora dobles la que ticas- y procurará la manera de que los bueMaciá se reserva una esipecie de alta magistras de esas columnas de cifras se oculta! nos cultivadores tengan sus intereses más tratura que le sitúa por encima de las luchas Aunque la mayor parte de nuestros lectores, enraizados en la tierra que trabajan N a d a de los partidos, o bien toma parte directa, al igual que el comentarista, no sean profemás y nada menos ha ofrecido como labor dirige o aprueba en cada momento la obra sores de Economía, como creemos lo es el a realizar el Sr. L l u h i Sr. Alsina, tienen de seguro la idea deque- del Gobierno. E n el primer caso está conforme cen la tesis de su adversario, pero en L a minoría regioñalista, por boca, del sees absurdo reducirlo todo al sistema de imei otro entiende que es el deber y el dereñor Ventosa, se ha limitado a hacer notar puestos por capacitación, cuando la realidad cho de las miliarias parlamentarias discutir que, por üná parte, la obra del Gobierno de es que iodos los impuestos- -directos y Jos la gestión gubernamental con el propio seCataluña se ha de contener en las facultades indirectos, por su propia naturaleza- -tienque el Estatuto lé atribuye y las directrices den a gravar la riqueza y no el. número de. ñor Maciá, no con sus delegados. Todas las vueltas que se le dan al tema no nos sepa ie l a Constitución de la República, mientras t 1 A B C en Barcelona. E l señor Maciá delega el Poder ejecutivo en el vicepresidente del Consejo, señor Lluhi, quien pronuncia un discurso en el Parlamento. E l programa del Gobierno. Discurso del señor Ventosa. Los regionalistas votan en contra de la moción de confianza al Gobierno. H o y llegará a M a d r i d el gobernador de Bar. celona llamado por el Gobierno. ran gran cosa de la verdad, generalmente conocida, peno a la que nadie alude. Y l a verdad es que estas instituciones no se pueden definir en el momento presente, porque la personalidad del Sr. Maciá absorbe la de todo el partido, mientras, por otro lado, sus mejores amigios 110 quieren ponerle frente- a la minoría regioñalista, comprendiendo que el actual presidente de la. Generalidad e emoción y no razonamiento. E i programa del Gobierno
 // Cambio Nodo4-Sevilla