Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
g a E l veterano maestro Spielman, ü que hace poco lanzó a la publicilad una formidable carta de acusación conira el D r Alekhine, comentada en estas columnas, ha sido poco después vencido en un. match por el maestro Eliskases. joven jugador que cuenta sólo con diecinueve años y al que. este espléndido comienzo le permite formar en el grupo selecto cons. tituído por Euwe, Kashdan y. F l o h r de dondé, naturalmente, puede presagiarse hoy que ha de salir el futuro vencedor del actual campeón del. mundo. Y r! triunfo que señalo es tanto más notable cuanto que no puede decirse que en Spielman se noten síntomas de decadencia, según comprueban sus excelentes resultados en ips últimos torneos y el match que ganó a Bogoljubow a principios del año en curso. L a partida que comento a continuación, muy movida, pues se desarrolla simultáneamente por los dos bandos un fuerte ataque en el flanco de rey, muestra el talento de EÜskases para defenderse con serenidad y economía sin renunciar a su plan, que al fin logra imponer a su temible adversario. Gambito de l a dama rehusado. Blancas, Eliskases; negras, Spielman. T. P 4 D P 3 R 2. P 4- A D C R 3 A 3. C R 3 A P 4 D 4. A 5 C A 2 R 5. p- 3 R, 0- 0; ó. C 3 A (J 5 R (Spielman es muy partidario de este movimiento, que ensayó con éxito en tres partidas de su match contra Bogoljubow, pues venció en una y entabló en las dos restantes) 7. A X A D X A PXP, C X C 9. P X Q P X P w D 3 G, T i D 11. P 4 A C 3 A 12. P X P G 4 T (aquí en las partidas sexta y octava del match citado, Spielman jugó... 12. D 5 G- f- y cambió en seguida de damas, táctica preferible a mi juicio, pues tal H quidación viene aconsejada por la prepon derancia de peones negros en el costado de dama- -aunque por e l pronto se encuentren algo débiles- -y por las mayores posibilidades que tiene el alfil blanco sobre el negro para actuar en un ataque sobre el flanco de rey enemigo, ataque que con dama puede llegar a ser muy peligroso y decidir el éxito, según demuestra esta partida, y que, en cambio, sin este importante elemento de asalto, no contaría con probabilidades razonables, de éxito) 13. D 3 A T X P 4 A 3 D P 3 G D (la necesidad de relevar a la torre de su papel de sostén del caballo y quizá también el propósito de hacer ac. tuar; al alfil sobre la gran diagonal por la vía 2 C motivan este fiancheto, que por estar abierta al blanco l a columna AD, produce una debilidad alarmante en el P A D negro) 15. 0- 9, T 4 T (el negro inicia su ataque sobre el flanco de rey, llevando a juego, ésta torre, pero en mi modesta, opinión, y sin recurrir a grandes análisis, puede percibirse sólo por intuiciór. que un ataque en el que. no podrán cooperar rápidamente más que la torre y la dama negra como fuerzas de asalto está condenado de antemano al fracaso. P o r otra parte, puede afirmarse en general que las torres, actuando delante de una fila compacte de peones propios que les impiden retirarse a tiempo en las eventualidades adversas de la lucha Causarán más sobresalto en el propio bando que estrago en el contrario. Y añádase que estos emplazamientos equivocados obligan á recorrer una vía poligonal, larga y rígida, con dispendio de tiempo y dificultad de retorno. E n el caso actual el llevar la T ii a la vanguardia ha costado ya cuatro j u gadas) 16. T D i A P 3 A 17. P 4 K, A 3 R (puede observarse la singularidad de lo poco que trabaja este alfil, no obstante estar bien situada én apariencia 18. T. 2 A que el Club M a d r i d llevado de su entusiasmo, tenía ya muy adelantadas las gestiones de organización y recaudación de fondos y ha recibido con el natural disgusto l a resoP 4 C R 19. T i R! (con el propósito, no lución a rajatabla, dictada por el organismo sólo de llevar a juego l a torre, sino, sobre superior en asunto cuya importancia bien todo, de reservar para el caballo, que tenrequería la unanimidad de los cisnes paladrá que abandonar en seguida su actual po- i ciegos que hizo famoso el verso del divino sición, una nueva casilla en 1. A R, donde Rubén. H a y que considerar que ven la su acción defensiva detendrá con tranquiF E D A las relaciones de dirigente a d i la eficacia el aparatoso ataque de las blanrigido no son ni pueden ser de mando, sino cas) T i D 20. P 5 R P 5 C 21. C 2 D de guía simplemente, y han de llevarse con D 5 T; 22. G 1 A P 6 C 23. T 4 R! (el tacto exquisito y procedimientos suasorios, flanco de rey blanco está suficientemente para que conduzcan al fin común de progredefendido; la pérdida momentánea de un so y desarrollo de l a afición que todos persipeón no tiene importancia y más bien faguen. Nada de lo ocurrido es, sin embargo, vorece, porque el peón negro bloqueará el irreparable y espero, por lo tanto, que los ataque de su propio bando. Había que atenaires de fronda se encalmarán y llegará a der en cambio a sostener el centro blanco restablecerse l a malparada cohesión interna y a esto atiende con acierto pleno la últidel Comité, cuya autoridad no padecería ma jugada de Eliskases) P X P T- f- 24. ciertamente en producirse con mesura resR 1 T D 2 R 25. P 4 A P 4 A D 20. pecto a Club tan prestigioso y digno de C 3 C (la actuación de este caballo es muy consideración por todos conceptos como el interesante: se desarrolla primero en su caMadrid. silla natural de 5 A, marcha después vía 2 D a 1 A R, defendiendo con gran oportunidad el punto 2 T visado por el ataque 5? A E l pasado domingo comenzó en el negro, y ahora, realizada. aquella circunstan ¿v X. Club Barcelona, de la ciudad con cial misión defensiva, pasa al ataque, hosdal, un campeonato femenino de ajed ez, tigando a la artillería enemiga, avanzada primero dé esta clase que se celebra en E s con tanta imprudencia) T 3 T 27. P 5 A paña. A 4 D 28. T 4 G R i T 29. D 2 D Toman parte en la prueba las doce jugaD i A 30. P 6 A T 3 C (desastroso final doras siguientes, enumeradas por el orden de la aventura de torre, en el que las nedel sorteo. r, señorita A l m a r c h a 2. señogras deben perder la calidad) 31. A X T rita Nacher; 3, señorita Puigcercós 4, seP A X A 32. G R C A 33. C 6 D ñorita Perpiñá; 5, señorita Ortega: 5, señoP X P 34- T X P D I C X T 35- X ra Burandt; 7, señora R u i z 8, señora F i s A 3 R 36. T 7 A (véase el diagrama) chey; 9, señorita F e r r e r 10, señcrita Santasusagua; 11, señora Zengotita; 12, señoD I A G R A M A NVM. 1 rita Gocé. Negras: Spielman. Tendremos al tanto a los lectq: es del. des (Nueve fichas. arrollo de tan interesante concuiso. 4 3 D II M ¡iy j t t ¡Él H mwm m m m 1 WM 111 wm, ÉH i mm. t 9i ÍÍÉ Blancas: Eliskases. (Ocho fichas. Posición final. Y las negras abandonaron ante l a imposi bilidad de parar las amenazas que se derivan de la jugada blanca D 4 T R. a cuestión promovida a causa del aplazamiento del match Rey- Casas, que ordenó recientemente por estricta mayoría de votos el Comité ejecutivo, de, F E D A se ha embrollado bastante ¿írorA del reynegro es en 5 R, y l a jugada clave, 1. C 5 R H a n enviado la so! ción exacta los señores A Olavarría, M Vlartínez A r i z a E Alfonso Martínez, P e d n A n t o n i o Cuyas y Ortiz, J Gálvez y J Secura, -de M a d r i d A Sierra, de Tetuán; M C. C de Granada; F. Marín, de Almansí; I. Quintana Rogi, de Burgos; B Chinhilla, de A s t o r g a Peña Ajedrecista A s t o g a n a M Rubido, de V i g o T A l b i A g e n de N a v a A A f gila, de Linares, y Jeús Núñez, de Blanca (Murcia) José Almso L e i r a d e e r r o i Manuel Calero GarC A, de Par daV; Pedro G i l de Valladolid; luis de Cruelís. de T o r tosa; José Benito d Vinsía. de V i g o E s tanislao Asián Pé? 3 z, de Coria del R í o M i g u e l Gómez, de jMontijo: José G. de la Serrana, de Baza. t. M Besné, de San Sebastián, y Ángel de ablos, de Valladolid. M. Golmayc. 5 SOLUCIÓN A L PROBLBÍA NUMERO 2 POR F R A N K E N S T E I N -L a situación Problema núm. 6 por P H Wiilians, y (legras, cuatro fichas. ¡ftf- fff Ptt i m jjame. usted al teléfono de 1 M Administración, número 575 T 7 de diez de la mañan á ocho de la noche. M 1 Blancas, cinco fichas. íate e a á e s
 // Cambio Nodo4-Sevilla