Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. S Á B A D O 24 D E D I C I E M B R E D E 1932. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 21. L o ocurrido es que confiados en el a tículo 44 no combatió esta minoría agraria 1 id presupuesto de Justicia. Y esto- -dice- -es lo que buscabais, para que llegada l a o c a sión os arrebatáis la concesión del artículo 44. (M u y bien en diversos sectores de la Cámara. E l Sri G U E R R A D E L R I O en nombre ¡de los radicales, dice que el procedimiento seguido- -sin tocar el fondo del asunto- -destruye toda armonía parlamentaria. (L a Cámara está muy animada, hallándose en el banco azul el. jefe del Gobierno y los m i nistros de Estado, Justicia, Gobernación, Hacienda, Instrucción Pública y Trabajo. E x p l i c a el Sr. G U E R R A D E L R I O lo ocurrido en la Comisión, en la cual los radicales depositaron su confianza en el texto, aprobado. Este nuevo aspecto de la Comisión ha venido por sorpresa. D e nada se nos ha advertido. Se conoce que alguno de estos jóyenes ciervistas amantes de la cizaña es el autor de un sistema de encrucijada de es- perar en la sombra al adversario para poder decir, que ellos son lo más revolucionarios. E l Sr. P A L E T ¡L o s jóvenes bárbaros! E l Sr. G U E R R A D E L R I O ¿Quién ha hablado de jóvenes bárbaros? E l Sr. Palet no debe ser, porque nunca ha sido nada n i sirve para nada. (Protestas y rumores. Insiste el Sr. G U E R R A D E L R I O en la imposibilidad de aceptar el procedimiento seguido. Estima que se está dando la razón a las derechas, lo cual es un camino peligroso para la República, porque la concesión del artículo 44 era en un sentido de conmiseración y al lado de ella están la razón y el derecho. E l Sr. U R Q U I J O Siempre hemos defendido ese derecho. E l Sr. G U E R R A D E L R I O termina, d i ciendo que toda l a Cámara va a tener que ponerse al lado de este sector en vista de. lo sucedido. (Rumores. E l S r B A E Z A M E D I N A explica lo ocurrido, diciendo que el proyecto de ley del Sr. Albornoz fué presentado después y la Comisión al conocerlo comprendió que era incompatible con el artículo 44. Expresa que el natural desarrollo de las sesiones de Cortes no permite a veces las reuniones de l a comisión de Presupuestos. (Rumores. -Se han venido- -añade- -adoptando acuerdos en el mismo escaño. (R u mores. S i los señores Guerra del Río, Calderón y F a n j u l hubieran estado presentes en el banco de la Comisión se habrían enterado. (Nuevos rumores y comentarios en radicales agrarios, federales y otros grupos. Esto es todo por lo que respecta a la cues- tión de forma, que luego discutiremos l a de fondo. E l Sr. G U E R R A D E L R I O Parece más bien cuestión de formas. L o que no puede ser es que. después de adoptado un acuerdo por la Comisión, un grupo de ésta, sin contar con nadie, reforme el parecer general. Este será muy revolucionario y todos los calificativos que esa extrema izquierda quiera, pero no es correcto. A h o r a no podemos poner esto a sanción directa, pero sepa la Cámara lo sucedido y de quién e la zona. s (M u y bien. E l Sr. F A N J U L A mí me interesa concretar un poco más. N o fué todo así. H u b o diputados representados en el Gobierno que dijeron que votarían por la fórmula, porque, eran disciplinados y aún hubo más; hubo quien dijo que aún no siendo el artículo 44 mantenido por el Gobierno lo votaría por su propia iniciativa por considerar la solución justa y humanitaria. P o r eso se acorció consultar al Gobierno, y si éste hubiese dejado en libertad a los diputados l a fórmula hubiera alcanzado la mayoría. L a acti; EL B U E N BURGUÉS, -í Ñ O H A B R Á MAS REMEDIO! ¡TENDRÉ QUE LLEVAR TURRÓN A LA ¡FAMILIA ...1 tud de última hora del Gobierno es la que obliga a algunos que opinan en contra del proyecto a votar el voto particular. L a mayoría consideró que una cosa es el presupuesto de Culto y Clero y otra la situación de este clero, a l que se deja en la calle en la mayor miseria, sin medios de vida y viejos, la mayoría de los sacerdotes, con diferencia de procedimiento del que se ha seguido con los demás funcionarios del E s tado. Ruega, pues, que se busque una fórmula, que deje satisfechos a todos. E l ministro de J U S T I C I A dice que no sabe n i le interesa cómo ganó el Sr. Calderón en la comisión de Presupuestos su primera batalla y que no hay ninguna maniobra de los elementos de los partidos de izquierda del Gobierno en el seno de la Comisión. S i hubo maniobra- -añade- -fué de quienes colocaron en el articulado ese artículo 44, que prejuzgaba una cuestión que habrá de ser repetida en la Cámara. E l Gobierno estima que ese artículo es anticonstitucional y si no lo dijo el representante de la comisión de Presupuestos que fué a comunicarle el acuerdo, lo repite ahora. Lee el artículo 26 de la Constitución, que trata de una ley especial que habrá de dictarse para la extinción total del presupueáto del Clero. Y entiende que el artículo 44 quiere que se regule la situación del Clero de tal forma que éste continúe. percibiendo sus haberes en contra del principio de laicismo del actual Estado. A la Cámara- -añade- -toca resolver so: Felicita a su distinguida clientela. VALENCIA, 5. bre tan importante, problema. (M u y bien es ¡los radicales y socialistas. E l Sr. C A L D E R Ó N D e momento no debemos analizar más que un acto de l a comisión de Presupuestos. L a Cámara y el país deben saber cómo se. tratan asuntos de tal importancia en la comisión de Presupuestos. Esta ha cometido una notoria incorrección. Los jefes de las minorías no deben desamparar a sus representantes en la comisión de Presupuestos y están obligados a exponer, su criterio, teniendo en cuenta que todos los diputados de la Ccimisión estaban solemnemente comprometidos a la aprobación del artículo 44. A las cuatro de la tarde de hoy ninguno de los diputados de la Comisión sabía la solución que se iba a dar al asunto, empezando por su presidente, el señor V e r gara. E l ministro de J U S T I C I A Y o no habla de lo que el Gobierno opina sobre el artículo 44. E l Sr. C A L D E R Ó N pregunta si es lícito tratar a las minorías con esta desconsideración, y sólo porque se pongan de. acuerdo cuatro o cinco diputadas de la Comisión. S i esto se acuerda, no será sin nuestra protesta. Espera que si se admite el voto pasará a ser el dictamen como voto particular. E l P R E S I D E N T E dice que tiene que i n hibirse respecto de tal propuesta. Entiende que el artículo 44 subsiste como dictamen, pues nc. hay- otro. A h o r a bien; si puestos de acuerdo en el banco de la Comisión la ma. yoría de sus diputados... Voces: L a mayoría, no. E l P R E S I D E N T E Aunque no lo sea. S i puestos ele acuerdo, digo, varios diputados de la Comisión, acuerdan l a supresión del artículo, creo que lo más senciilo. es votar el voto del Sr. Baeza Medina, no como.
 // Cambio Nodo4-Sevilla