Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. S A B A D Ó 24 D E D I C I E M B R E D E 19 32. E D I C I Ó N dictamen, aunque ha sido aceptado, sino como tal voto particular. E l Sr. N I E M B R O dice que viene observando que se infringen doctrinas políticas sólo para sostenerse en el banlco azul. Otras veces ocurre lo que en estos momentos: que por el Gobierno se ejerce una coacción sobre la comisión de Presupuestos. Declara estar de acuerdo con la tendencia anticlerical del Gobierno, pero no estima que éste necesite declarar que se ve obligado, en este caso, a proceder así, por lo que determina el artículo 26 de la Constitución. ¿Se tiene en cuenta la Constitución- -prgunta- -en el artículo 47 del articulado, al concederse la autorización para el asunto de 3 a Generalidad? L a fórmula del artículo 44 satisfacía a todos al facultar a l ministro de Justicia para resolver la cuestión, porque se confiaba en que el Sr. Albornoz no habría de burlar la Constitución. E l M I N I S T R O D E J U S T I C I A dice que si ha traído el proyecto fué porque lo pidió el Sr. Calderón. E l Sr. C A L D E R Ó N Fué el año pasado cuando lo pedí. E l M I N I S T R O D E J U S T I C I A Entonces se decía: ¿Por qué no se presenta el proyecto? Y hoy se dice: ¿Por qué se presenta? (Voces y rumores. Habláis de poca formalidad parlamentaria (nuevos rumores) y sólo se trata de satisfacer vuestras habilidades políticas. E l Sr. S A N T A L O defiende la solicitud Üe la minoría de izquierda catalana en la Comisión. Aquélla estuvo y está hoy conforme con el artículo 26 de la Constitución. Recuerda que formuló una enmienda dentro de la Comisión al artículo 44, a l a cual se adhirió el Sr. Guerra del Río, haciendo punto en la palabra cultos Se sorprendió de que fuera aprobado el artículo tal como aparece en el dictamen. Dedica, como el Sr. Niembro, elogios al Sr. Vergara, presidente de l a Comisión. Después de esto- -dice- -ha habido un cambio de impresiones. E l Sr. G U E R R A D E L R I O ¿Cuándo? E l Sr. S A N T A L O E n este mismo escaño. (Rumores. Explica por qué votará el, voto del señor Baeza Medina. E l Sr. A Z C A R A T E del Servicióla la República, entiende que un voto particular no puede pasar a ser dictamen por un cambio de impresiones entre varios individuos de la Comisión. E l P R E S I D E N T E cree tener contestado claramente todo lo que se refiere a la situación reglamentaria creada. Cree que no hay modificación del dictamen, porque no existe documento válido en que se concrete. Estamos- -dice- -en una situación irregular, de las que se han producido con harta frecuencia. L a propuesta no puede ser aceptada como dictamen, pero ha de ser sometida como tal propuesta a la votación de la Cámara. E l Sr. C O R N I D E habla también de la desconsideracin de que han sido objeto los d i putados de la Comisión, que no se han enterado de lo sucedido, hasta sentir, con sorpresa, conocimiento tardío de su resultado. Se duele, personalmente, de esa, conducta de sus compañeros de Comisión. presentar en tal momento enmiendas y votos particulares? E l P R E S I D E N T E Puede su señoría reproducir el artículo 44 del dictamen, como voto particular. ¿Se aprueba el voto del S r B a e z a M e dina? E l Sr. F A N J U L L o tiene que defender eí Sr. B eza Medina. E l P R E S I D E N T E N o invada su señoría facultades de la presidencia. S i el señor Baeza lo quiere defender, puede hacerlo, y si no, no. E l Sr. B A E Z A N o es necesario ese trámite dilatorio. E l Sr. G U E R R A D E L R I O L a minoría radical votó íntegramente el artículo 26 de la Constitución y votó anteayer el artículo 44 del articulado del Presupuesto. Y ahora resulta que lo que se nos dijo que era criterio del Gobierno y- de la mayoría, tiene que desaparecer por escotillón. N o podemos entrar en ese camino de falta de seriedad que significa la reforma del dictamen, y esta minoría, reservándose el hacer uso de sus derechos parlamentarios, ¿c abstiene de tomar parte en esta votación. E l Sr. M A R T Í N E Z D E V E L A S C O cree innecesario repetir que es absolutamente incorrecto el procedimiento seguido; pero sí debe afirmar que los agrarios no pueden votar la propuesta del Sr. Baeza Medina, porque tienen un concepto completamente distinto del sentido que el Sr. Albornoz, ha dado al artículo veintiséis de la Constitución. Este habla de la necesidad de regular la. situación del Clero y no se puede interpretar su texto como lo ha hecho el señor Albornoz. E l Sr. B O T E L L A aplaude la posición adoptada por el Sr. Albornoz, que corresponde a sus convicciones de siempre. (E n el banco azul se halla presente el Gobierno en pleno. Contesta al Sr. Martínez de Velasco que lo que dispone el artículo veintiséis de la Constitución es que se regulará la extinción total del presupuesto del Clero. L o que queréis las derechas es que se infrinja la Constitución para que se la pierda el respeto. (Aplausos de la mayoría. E l P R E S I D E N T E mantiene sus palabras en contestaciones a observaciones del señor Botella. E l Sr. L E I Z A O L A nacionalista vasco, t D E ANDALUCÍA. P A G 3 entiende que la aceptación de un voto particular como dictamen, sólo puede tener l u gar en el seno de la Comisión. Añade que el artículo veintiséis de la Constitución no i m pone, de ninguna manera, que sea rechazado el artículo cuarenta y cuatro de la ley de Presupuestos. E l Sr. J I M É N E Z A S U A estirria que aceptando el voto particular y suprimido, por tanto, el artículo cuarenta y cuatro, no se pueden discutir nuevos votos n i enmiendas. E l Sr. B E U N Z A pide la palabra. (Alboroto en la mayoría. N o comprende que mientras existan los derechos parlamentarios se acojan sus intervenciones con g r i tos y protestas. Hablará, usando del derecho que tiene, y atendiendo a su propias conveniencias, porque no está en el Parlamento para agradar a la mayoría. Dice que la presidencia ha sostenido la buena doctrina al poner a votación el voto particular del Sr. Baeza Medina. E x p l i c a lo ocurrido en la comisión de Presupuestos, según sus noticias auténtica? diciendo que el Sr. Jiménez Asúa procedió de manera... E l Sr. J I M É N E Z A S U A interrumpe, y, muy enfadado, explica atropelladamente lo que estima fué una maniobra de los agrarios. E l P R E S I D E N T E N o haga el señor Beunza historia, que no es cierto que la historia sea maestra de l a vida. L e quedan cinco minutos. E l Sr. B E U N Z A Pues me siento, lamentando que haya cinco minutos para mí y horas para otros. Recuerdo de un discurso de d o n Fernando de los Ríos E l Sr. C A L D E R Ó N recuerda que en la comisión de Presupuestos hizo constar que era compatible con la Constitución el auxilio que se pudiera prestar a las personas que ejercían cargos del Estado, con arreglo a las leyes, cualesquiera que fuesen, entre ellas los sacerdotes. E n un discurso de D Fernando de los Rías, en el que habla del pobre Clero parroquial, que no tiene otra sustentación que la escasa que recibe del Estado, y en el que recordaba lo hecho con los militares para su retiro, proponía el actual ministro de Instrucción Pública en djeho discurso dos soluciones: o un auxilio anual o la concesión de una prima fija, y prometía que se daría, el haber total, para toda la vida, a los sacerdotes mayores de sesenta años. Dice el señor. Calderón que, suprimido el presupuesto de la Casa Real, se han respetado, las pensione; sueldos y jornales de su personal, lo que parece muy bien, sin que debieran señalarse diferencias con los sacerdotes. Contestando al señor Jiménez Asúa dice, mostrando una cuartilla: A mí se me dio este artículo adicional, que voy a leer, y que se aprobó por dieciséis votos contra cuatro en la comisión de Presupuestos. Y o soy un hombre serio y un caballero. ¿E s exacto? E l Sr. J I M É N E Z A Z U A Los votos, n o pero el artículo, claro que lo es. E l Sr. C A L D E R Ó N Este es el artículo que aprobó la Comisión. (E l Sr. Calderón habla en medio de continuas interrupciones de l a mayoría. E l P R E S I D E N T E Su señoría es un caballero; pero un caballero que está fuera del reglamento. E l Sr. C A L D E R Ó N A mí lo que me interesaba hacer constar era la seriedad con que procedimos en la comisión de Presupuestos. Álicaoáe e n y Negro L o s que no han visitado Alicante pueden ¡onecerlo en sus más interesantes y bellos aspectos. Los que conocen esa hermosa ciudad levantina tienen a su a l cance recordarla y conservar un álbum de impresiones literarias, artísticas y gráficas de esa privilegiada provincia española. BLANCO Y NEGRO dedica atención especial a Alicante. Véase el número de mañana de Debate acerca de la forma cómo se ha de desarrollar Ja discusión E l Sr. B E U N Z A pregunta si el voto particular viene en forma reglamentaria, pues de no ser así, no debe n i siquiera votarse. E l P R E S I D E N T E dice que tiene forma reglamentaria, puesto, que está impreso y presentado a hi Mesa. E l Sr. C A L D E R Ó N Si se admite el voto particular y éste pasara a ser dictamen (afirmaciones del S r Besteiro) ¿podremos B l e n c o y Negro
 // Cambio Nodo4-Sevilla