Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 27 D E D I C I E M B R E D E 1932. N U M E R O S U E L T O 10 C E N T S DIARIO DO. SIMO ILUSTRAVIGÉ 9.2.41 SEVIÍUA AÑO OCTAVO NUMERO R E D A C C I Ó N P R A D O D E S A N S E B A S T I A N S U S C R I P C I O N E S Y A N U N C I O S MUÑOZ O I J V E C E R C A N A A T E T U A N EL TRIBUNAL D E GARANTÍAS L o que primeramente y con mayor curiosidad hemos buscado en el proyecto de ley orgánica del Tribunal de Garantías es la disposición final, porque la presentíamos. D i c e así: L a acción jurisdiccional derivada dé íá présente ley, cuya vigencia comenzará a l día siguiente de su publicación en la Gaceta de Madrid, no se extenderá n i a las disposiciones promulgadas, por las Cortes actuales antes de ser aprobada l a misma n i a los actos que el Poder público, haya realizado con anterioridad a su publicación. Aquí está confesado el juicio que al Gobierno le merecen su obra y gran parte, la más trascendental, de. la legislación que ha propuesto y ha ejecutado después, de l a vigencia constitucional. Conoce sus responsabilidades y procura absolverlas resueltamente sin encomendar su justificación a las falaces argucias con que quiso, cohonestar las i n fracciones gubernativas. y legislativas de l a Constitución. Estuviera, convencido y seguro de la costitucionalidad de sus actos y de las leyes que ha hecho votar, y sobraría en la ley orgánica el apéndice asombroso que le da carácter y que será, suponemos, el punto crítico del debate. E s posible que el Gobierno haga prevalecer lo que quiera; pero el apéndice no tiene base jurídica ninguna y. equivale nada menos que a desnaturalizar y disminuir la institución del Tribunal de Garantías y a entorpecer gravemente su funcionamiento. H a y un principio constitucional contrario a la retroactividad de las jurisdicciones y de. las penas nuevas. Con él bastaría si en la ley orgánica hubiese alguna de estas novedades, pero no las hay. L a jurisdicción del T r i b u nal: de Garantías quedó establecida y perfectamente definida en la Constitución, y desde aquel momento atrae todas las responsabilidades posteriores. Materia penal innovada lio hay en él texto constitucional correspondiente, n i materia penal de ningún género en la proyectada reglamentación del T r i bunal. ¿P o r qué se le cierra el paso hacia las infracciones gubernativas y legislativas que haya sufrido esta Constitución? E l Gobierno y los grupos que lo sostienen hicieron bandera de responsabilidades políticas muy remotas, y para exigirlas tuvieron que inventar jurisdicción, procedimiento y sanciones. Y ahora excluyen y absuelven responsabilidades vivas y concretas que han encontrado definición y jurisdicción en l a ley. U n contraste más que resella, la política de e, stos. tiempos. Será para otros Gobiernos y para otras leyes, l a justicia que ahora se implanta. Será para cuando la necesiten los q. ue hoy se declaran irresponsables por su propia voluntad, sentenciando el propio plei- to; expeditivamente. Se dará el caso de que el Tribunal anule violaciones y leyes menos lesivas, que las violaciones y las leyes anticonstitucionales, vedadas a su jurisdicción por la ley orgánica; pero, aun sin derogarlas, ¿deberá consentir los efectos de la ley anticonstitucional? Deberá desobeder a la constitución, en el choque contra una ley subalterna, cuando taxativamente seje reclame el amparo de una garantía? P o r el apéndice nos explicamos la urgencia que el Gobierno concede a la. reglamentación del Tribunal de Garantías. L o más lógico es que hubiese quedado para otras Cortes, como primera labor, antes de que votaran ley alguna. E incluso para dar el apéndice y la absolución de responsabilidades ajenas. EN DEFENSA DEL NO. ESPAÑOL VI- L a Oficina Internacional del Vino, que celebró su undécima reunión el pasado día 16 de diciembre, en el ministerio de Negocios Extranjeros, de Francia, acordó dirigir una comunicación a los Gobiernes representados en aquella Institución, pidiéndoles que llamaran la atención del Gobierno de Inglaterra sobre las graves consecuencias de los acuerdos tomados en la Conferencia de Otaw- a, con relación a las restricciones en el uso de los. nombres de origen de los vinos. L a Conferencia Imperial Británica, acordó, en efecto, que los términos Borgoña o J e rez Burdeos o Málaga y cualesquiera otras designaciones del punto geográfico de procedencia de los vinos, eran designaciones genéricas de clase y de calidades, que podían usar lícitamente los productores de Australia y del Cabo e n l o s vinos que enviaran al terirtorio del Reino unido, a sus do- minios y a sus colonias. Con decir quedos vinos de marca con nombres de origen, que en 1931 vendió España a Inglaterra, aparecen valorados en 16.320.721 pesetas oro; en un millón, aproximadamente, al Canadá, y én otro millón, al resto del Imperio, se tendrá idea del daño que puede producirnos la licitud de que vinos australianos y surafricanos entren en el mercado inglés, amparados por derechos preferenciales y enmascarados tras los nombres de Jerez, Málaga, Priorato, M o n t i l k i etc. Y no es esto lo peor. Según afirmó en la sección de la Oficina Internacional del V i n o el ex ministro y senador francés M r Capús, la concepción británica del derecho de propiedad indudable que tienen las zonas de orfilgen a usar. aquellos nombres h a sido aceptada por los Estados Unidos. Así lo declaró en el I l L C o n g r e s o Internacional de la Viña y del V i n o celebrado recientemente en Roma, el delegado de la Scheneley Products Company, M r Barkhausen. Confirmando las estadísticas mostradas por este delegado, según las que los vinicultores de California producen, a pesar de la prohibición, numerosos tipos de vinos europeos, en una circular publicada hace pocos días por la- Comisión Especial de Vinos de l a Cámara de Comercio Norteamericana, en Francia, se dice que en los depósitos fiscales o almacenes de secuestro (United States B o n ded Warehouse) hay en los actuales momentos, en disposición de ser entregados a los consumidores inmediatamente que el Congreso apruebe la derogación de la ley Seca, 15.200.000 botellas de Shervy (vino tipo Jerez) 5.430.000 de moscatel, 37.800 de Málaga, y hasta 108.000.000 en junto de vinos franceses, italianos, portugueses y de otras designaciones españolas, aunque la Comisión no puede determinar en qué proporción esos vinos tienen autenticidad de origen o han sido fabricados en aquel país. Y a én España, la Unión Nacional de la Exportación Agrícola había llamado la atención de sus asociados y del Gobierno español, sobre la gravedad que para nuestra producción tenían los acuerdos de l a Confe- rencia de Otawa, por los que los vinos de Australia y África del Sur tendrían en I n glaterra un derecho preferencial de dos chelines por galón, menos que Tos vinos extranjeros. Suponemos qué ahora, recibida en nuestro ministerio de Estado l a moción acordada por el Office International D u Viri, se incorporará España a esta gestión, para i m poner respeto al derecho de propiedad constituido por los nombres de origen, tuyo desamparo ocasionaría la total ruina de la v i n i cultura española. LAS ADMTNTSTRACIONES SUBALTERNAS L a organización provincial de los. servicios de la Hacienda adolece de excesivo centralismo. Acaso por un concepto excesivo de la unidad, se ha mantenido y fortificado ese régimen, que aisla sus funciones y las mantiene alejadas del conocimiento d i recto de las zonas productoras y de la provincia en general. E n la p r a c t i c a r l a H a cienda no tiene con la provincia mki contacto que el paso de las inspecciones, ajenas a otro tema que no sea su pesquisa concreta, aunque el celo de los funcionarios atienda espontáneamente al público en otros asuntos. N o tiene servicias complementarios. de cauce propio, y ha de encomendarse a l a buena voluntad y rectitud de los secretarios municipales para completar padrones o matrículas. E l delegado responsable carece de medios para un menester urgente en un distrito si no destaca a un funcionario. Y la gestión más nimia, el expediente más sencillo, exigen al ciudadano los dispendios y las molestias de un viaje a la capital. Hace ocho o nueve lustros se ensayó una reforma del régimen, mediante las administraciones subalternas, que extendían el servicio como una ramificación de las Delegaciones por todos los distritos. Fracasó el intento, por motivos a los que no fué ajeno el caciquismo. Pero el propósito era atinado y reapareció mucho más tarde en otro sis- tema más corto: el de los subdelegados. E l- S r Carner trata ahora, según parece, de formar plantillas especiales de funcionarios, que irán a los distritos. L a orientación es acertada para el público y para el servicio. Todos los del Estado propenden modernamente a extender su actuación, y no han de exceptuarse los de Hacienda que, por el; propio interés del Tesoro, deben llegar, 1 más directamente posible, a todas las comarcas, para que el fisco, asegure l a participación del Estado en todos los elementos de riqueza. 1 L A SITUACIÓN CA Y POLÍTI- PARLAMENTARIA; E l plan para hoy en Ja Cámara M a d r i d 26. Se reanudará en la sesión parlamentaria de hoy el debate, interrumpido el viernes, sobre los haberes del Clero. A p r o bado por la Cámara él voto particular del Sr. Baeza Medina, que suprimía el artículo propuesto por D A b i l i o Calderón y que fué aceptado por la Comisión, l a minoría agraria convirtió en voto particular el primitivo dictamen, y comenzó la presentación y defensa de numerosas enmiendas. E n esto se levantó la sesión, porque prevalecieron 0-
 // Cambio Nodo4-Sevilla