Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. M A R T E S 27 D E D I C I E M B R E D E 19 32. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G as la parte que tiene, su entrada frente a las Ramblas. E l derrumbamiento! produjo un gran estrépito, y una polvareda enorme. E l gentío, que durante todo el día ha estado estacionado frente al edificio, creyó que se reproducía el fuego. Pasados, algunos minutos y cuando se desvaneció la columna de polvo y humo, se presentaron los bomberos; que previendo él derrumbamiento se habían retirado de aquellos lugares. más, había seis o siete dependientes que cuí daban de los- escaparates y todos ellos estaban reunidos cerca de la puerta de las R a m blas. E n cuanto advirtieron el fuego, corrieron a sofocarlo con extintores; pero entonces se rompió el cristal del escaparate, y se produjo una gran corriente- de aire, que avivó las llamas, comunicándose inmediatamente el incendio a los otros departamentos. Inmediatamente enchufaron las mangas; pero se encontraron con que el agua no venía con, la- presión necesaria, y todos los esfuerzos fueron inútiles para contener el rápido avalice del voraz elemento. A pesar de ello, y con verdadera exposición de sus vidas, pues habían empezado á desprenderse cornisas y techumbre, los empleados fueron batiéndose en retirada, sin dejar por un momento de combatir el fuego, hasta que llegaron los bomberos municipales. Los almacenes estaban asegurados en 18 Compañías, nacionales y extranjeras; mas estos seguros, según cree el Sr. Conde, no llegarán a cubrir todo el importe de los géneros quemados, pues, como es natural, l a cantidad de existencias acumuladas en esta época era verdaderamente extraordinaria, y, el. seguro se regula por la cantidad que hay almacenada cuando se practica el balance. Contestando a la pregunta. de si tenia algún propósito para el futuro, ha dicho que es prematuro todavía hablar de esto, pues aún no. ha podido reunirse. el Consejo de administración. -S i n embargo- -ha añadido- puedo adelantarle que mi deseo, y creo interpretar tam bien el de m s compañeros, es el de reanudar el negocio; después del tiempo que se necesite para la reconstrucción de los edificios. qae existían en. el edificio. Fuerzas de Seguridad, Guardia civil, Asalto y Aviación acordonaron las calles, evitando aglomeración de público. N o hay, hasta ahora, noticias de desgracias personales, salvo ligeras heridas de un bombero. Daré a vuecencia detalles a medida que se conozcan. Las pérdidas son cuantiosísimas, quedando muchas familias sin trabajo. Después da grandes esfuerzos, los bomberos han logrado evitar que el fuego de E l Siglo se propagara a los edificios del Banco Hispano Colonial, la Academia de Ciencias y teatro Poliorama, que han estado en peligro durante algunas horas. E l gran edificio de E l Siglo, como su contenido, han sido totalmente pasto de las llamas. E l fuego, aunque amortiguado, sigue, y cuesta mucho trabajo extinguirlo totalmente. Las partes del edificio que quedan ofrecen peligro y se derrumbarán probablemente al enfriarse. Fuerzas de Seguridad y de la Guardia civil acordonan la manzana de casas, de la que el edificio incendiado ocupaba gran parte, para evitar que el público se acerque, habiéndose interrumpido la circulación de tranvías y carruajes por las Ramblas y la circulación total por la calle de X u c l a así como el funcionamiento ¡del teatro Poliorama, donde actuaba la compañía de Casimiro Ortas. P o r noticias adquiridas, a consecuencia del siniestro quedan dos m i l familias sin trabajo, y multitud de talleres que trabajaban para d i chos almacenes habrán de quedar paralizados. Hasta ahora, afortunadamente, no ha habido desgracias personales. Declaraciones del señor C o n d e E l comportamiento de algunos empleados. S e reanudará el negocio Barcelona 26, 12 noche. U n periodista ha tenido ocasión de conversar con D J a vier Conde, uno de los gerentes de E l Siglo, el cual le ha ducho, entre otras cesas, que el capital social era de unos diecisiete millones de pesetas, si bien, el valor de las mercancías almacenadas era muy superior a esa c i fra. H a dicho también que, según los informes que ha podido adquirir, el incendio se inició en uno de los escaparates de la Rambla, correspondiente a la casa número 7, en los cuales había una exposición de juguetes y una decoración de telas. Seguramente los chispazos produjeron un corto circuito, prendiendo el fuego inmediatamente a todos los objetos del escaparate. De los desperfectos causados por el siniestro ha dicho que no cabe. culpar a nadie más que a la fatalidad, pues no ha podido haber mayor diligencia y abnegación por parte de todos para sofocar ¡él incendio. E l personal de vigilancia del establecimiento lo formaban seis hombres con un jefe, que es, al propio tiempo, el encargado, de los bomberos. Ade- S e derrumba la escalera principal Barcelona 26, 12 noche. Alrededor de las tres de la tarde se derrumbó el resto de la escalera principal del edificio de E l Siglo, en n antes de escribir iá carta a los Reyes venid a admirar ios de todas clases, expuestos en todas las secciones de la casa ¡Para lograr un mejor servicio, efectúe sus compras por la mañana Francos, 10 y 12 Anuncios M A C H O José Rizal, 18,
 // Cambio Nodo4-Sevilla