Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
una y otra vez la puerta catalana, bien defen- E l público no debe excederse- -es cierto- -media local, que pudo, sin temores, emplear- i dida por el arquero bare- elonista, como hemos pero merece un poco más de respeto. -Anse a su acción favorita el ataque. Los delandicho. A l domino del Betis respondía el B a r- ionio Olmedo. teros tuvieron cuantos balones apetecieron, celona con frecuentes escapadas, principalAlineaciones. Barcelona: Nogués; Rafa y y con ellos pudieron bordar las combinaciomente por el lado de Helguera, deficientenes que les vino en gana, concluidas con freAloe- riza; Martí, Font y Pedrol; Helguera, mente marcado por Roberto. cuentes disparos. E l trío- defensivo valen- i Bestit, Guau, Arocha y Parera. ciano, en trabajo sin posible lucimiento, porE l juego bien trabado de Arezo y JesuBetis Urquiaga; Arezó y Jesusín; Peral, sín determinaba la multiplicidad de pas. es de S o l a d r e r o y Roberto; T i m i m i Rocasola- g u e los artilleros evolucionaban ante ellos s m contrarios que los sujetaran, hizo, demasía- los azulgrana ante la meta de Urquiaga, en no II. Capillas, Lecue y Rocasolano I. do con rechazar lo que pudo. Mejor Pasaría; busca de la brecha que se abrió en combadíque MeJenchón, y más valiente que seguro- simas ocasiones y de ese modo era inútil el M a d r i d 6; V a l e n c i a o Cano. esfuerzo del quinteto catalán. Exclente exhibición la del Madrid venceP o r contra y conforme a lo anotado anteÉ x i t o r o t u n d o de juego y de tantos, en dor. Pero no hay que olvidar que tanta becedentemente, el Betis repetía los asaltos Chamártín lleza fué sin enemigo de consideración enhasta que más de mediado el tiemioo se profrente. L a recuperación de los elementos que Madrid 26. Agua en el vino. -Como en dujeran los dos tantos que habían de apunparecían aletargados, singularmente algún tarse los blanquiverdes. Fueron casi segui- el caso del rotundo triunfo del Osasuna sodelantero madridista, merece ser notada; dos. E l primero, producto de un remate de bre el Athletic no nos dejemos impresionar. mas es conveniente esperar siquiera hastaEntonces el equipo forastero pudo conquisRoeasolano I I a un centro de Leicue, y el seesa próxima jornada del campeón central gundo a consecuencia de un freékick saca- tar un amplio triunfo, porque el local apenas en las Corts, para juzgar de esta revalorisi existió. do por Jesusín. Remató T i m i m i devolvió zación tan completa. Ahora el; local ha. ganado por el margen flojo Nog- ués y Capillas cayó sobre el balón que ha querido, porque, el. forastero ha sido Impresión de juego. -El primer tiempo para empujarlo suavemente hasta la red. un conjunto, borroso, sin entusiasmo, duranfué el de mayor esfuerzo madridista. Vencida Con total dominio bético terminó el prila débil resistencia, los locales prolongaron mer tiempo, y el tanteador señalaba 2- 0 fa- te toda la tarde. Causas, análogas, produciendo idénticos resultados; Faltó en- aquella jorilos brillantes ataques hasta alcanzar segura vorable a los andaluces. ventaja. Durante la segunda mitad no mejoraba nada, para diferenciarla de ésta, la clase de la situación del Barcelona, a pesar de que los vencedores- tmadridistas, pero las icón- í Apenas comenzado el encuentro la acomesecuencias en el Valencia fueron de deprer tida valeriana, llevada por Montañés, llegó entonces el viento le favorecía. Entonces se sión, semejante a l a que entonces sufrieron hasta el área madridista, chocó el delantero endureció el juego, y el arbitro intentó re- los muchachos rojiblancos. con Quesada y cayó el defensa conmocionaprimirlo con poca fortuna. Canga Arguelles, do, y tan pronto como fué reanudado el jueL a exhibición magnífica de Jes madridisque hasta aquel instante había desempeñado go, el centro de Eugenio, recogido por L u i s discretamente su papel, salvó unos offsides tas necesita, por tanto; ser elogiada con cierRegueiro, fué el primer goal, de un tiro con que se empeñó en pitar a Helguera cuando ta prudencia, porque faltó el contraste de una la izquierda, muy colocado. este jugador estaba correctamente en juego, buena resistencia enfrente, para valorar exactamente. E l Valencia de la última jorFuerte la presión madridista, aunque tose azoró y las equivocaciones, tanto en connada de Chamártín, sin línea de medios que davía salpicada de algunas escapadas valentra de unes como de otros, se sucedieron. acertara a sujetar a los interiores centrales, ciana, a los quince minutos Olaso hace una Así las cosas dejó que un delantero bary con una delantera excesivamente, lenta en magnífica escapada; centro retrasado, e H i celonista se llevase el balón en franco offside. la. que tan sólo el extremo derecha logró halario empalma un shot imparable. A 5 a meRoeasolano, para salvar, dio comer, y a cerse notar, no dio esa impresión de equipo dia hora, y en una de las diabluras de Reconsecuencia de éste se produjo el penalty que ganó holgadamente su. campeonato regueiro, después de esquivar a todos los concon, tra el Betis. Así fué el úncio tanto del gional. Jugadores faltos de entusiasmo o detrarios, un pase, adelantado a Olivares perBarcelona. masiado pronto convencidos de la inferiómite a. éste meter el pie, para un cañonazo Los errares del Sr. Canga fueron excitanridad, se entregaron i r! pronto á la línea que entra rozando el j oste. Y a los cuarendo a público y jugadores. Rafa dio una patada a Capillas, respondió éste a la agresión y ambos fueron expulsados de la parcela. Creció la indignación cuando T i m i m i que solo ante el marco del Barcelona se disiponía a tirar, fué empujado violentamente con los puños por el propio Nogués, sin que entonces el arbitro concediese el oportuno penalty. Parecía que algo grave iba a suceder, y contribuyó a aumentar la inquietud del público la irrupción de los guardias de Asalto en los pasillos de los palcos y aun en la t r i buna, zurriago en mano. U n espectador que clamaba contra la ineptitud del arbitro, recibió varios golpes. Transcurrieron, al fin, los minutos reglamentarios y se dio por terminado el encuentro, tan bonito por la bondad del juego que ambos bandos practicaron hasta que se estropeó por las causas antes anotadas. Y el público respiró libre del pánico producido por! a actuación de los guardias. Resumen: buenas creaciones de los dos equipos, pero las baroelonistas mejor destruidas por las líneas media y zaguera del Betis, que hizo- -lunares aiparte- -un gran partido. U n a última observación. Nos parece de perlas que se- preste protección al arbitro contra posibles desmanes del ex respetable pero debe aplicarse urgente remedio a la demasía o ineptitud arbitrales. E l Sr. Canga- Arguelles- -otras veces lo hemos d i c h o- -no está capacitado para su función. A y e r pudo determinar con sus errores un serio conflicto de orden público. Cuando menos el susto- en las tribunas, llenas de señoras, fué mayúsculo. Esperamos que la Federación habrá é intervenir, en eyitación de que se repita el caso. t 1
 // Cambio Nodo4-Sevilla