Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ta minutos, un centro de Olaso, rematado por Olivares, y despejado por Cano, permite a Regueiro una inteligente intervención, dejando la pelota a los pies de Eugenio, que llegó a toda vlocidad para incrustar el balón en l a red. Menor actividad en l a segunda parte, que gozó de niagnífka languidez. Sólo al cabo de media hora los madridistas dieron muestras de recobrar sus ímpetus. U n pase de Olaso permitió a H i l a r i o marcar el quinto, y un balón adelantado de H i lario a Olivares, fué para éste, l a ocasión, a los curenta minutos, para disparar un chutazo estupendo, que entó por el ángulo, a pesar de la estirada de Gano. E n este tiempo, Zamora detuvo buenos tiros de Torredefior, y Picolín en rápidas escapadas y un comer de Costa, que al llegar al poste fué desviado por Zamora, le reclamaron los valencianos como goal. Nosotros no pudimos apreciar l a jugada por l a distancia y l a posición para juzgarla sin duda, pero en el arbitro vimos un movimiento como cuando se concede un goal prontamente, rectificado al señalar el castigo por entrada dura de Navarro al guardameta. Figuras y momentos. -Aquéllas y éstos tienen un nombre, sobre todo: L u i s Regueiro. E l interior excepcional sin la obligación de bajar a los medios, porque su hermano fué el mejor del trío en este encuentro; anim ó l a vanguardia con esa rapidez y esa seguridad personales únicas. Culminación del encuentro fué en l a segunda parte una magnífica jugada individual, porque, las entradas contrarias no le dieron siquiera tiempo a ceder la pelota, en l a que cruzó el campo de un extremo a otro, zafándose habilísimamente del mareaje para rematar con un disparo cruzado, que salió fuera. Pero la ovación, merecida, fué como si el goal Hubiera entrado. E n los valencianos, Torredefior sobresalió del desordenado grupo. N i la defensa ni el delantero centro ni mucho menos los medios, sino este extremo que eludió bien a Gurruchaga y supo enviar los tiros m á s difíciles que Zamora rechazó en l a tarde. E n el arbitraje de Arribas, según los vencedores, no habría defecto, y al decir de los vencidos tan sólo ese goal que los valencianos, sin pasión que nada justifica en esta ocasión, aseguran que traspasó el poste. A ñ a damos como complemento que el partido fué fácil y sin complicaciones para el director. -Juan Deportista. Equipos. -Valencia: Cano; Melenchón, P a s a r í n Abdón, Riscar, A m o r ó s Torredefior, Picolín, Navarro, Montañés y Costa. M a d r i d Z a m o r a Quesada, Quincoces; Regueiro, Valle, Gurruchaga; Eugenio, Regueiro, Olivares, H i l a r i o y Olaso. D e p o r t i v o A l a v é s o; Athletic de Bilbao, 2 Se produjeron diversos incidentes a Jo largo del partido Vitoria. E l partido se resolvió en un ambiente de franca combatividad por ambas partes, llevando la iniciativa durante su celebración, sobre todo en l a media hora p r i mera del segundo tiempo, el equipo. de V i toria. Con su gran capitán al frente logró dominar por juego, por codicia y por entusiasmo a las huestes rojiblancas. Nadie hubiera sospechado, después de ver ésta formidable actuación del Deportivo A l e ves, que el partido se hubiera liquidado con 2- 0, en sus instantes finales, pues bien patentemente se demostró que el once local era ¡merecedor, por lo menos, de un empate. S i n embargo, justo es, reconocer l a deficiencia pstmsible que radica en l a línea de- lantera del Alavés en los instantes suprete, quien, solo y a corta distancia, pierde un mos de profundizar las jugadas al final de goal inminente. su realización, que es precisamente donde F i n del primer tiemple taca empate a cero. estriba el éxito de un equipo, porque de A l reaparecer el equipo bilbaíno Muguernada le sirve al de los alaveses jugar bien za ocupa su puesto habitual. A los tres m i dominar al contrario, bordar los avances, si nutos surge la primera intervención pelidespués. le falta decisión en el momento sugrosa, que corre a cargo de Gorostiza, en premo de las jugadas. Y esto es precisamenuu centro cerrado, deteniendo muy bien la te lo que aconteció a l a delantera deportivispelota Urreta. ta, en l a que se notó, sobre todo en el seComienza a carburar notablemente el D e gundo tiempo que es cuando l a línea media portivo, siendo servido el balón con insisrealizó un juego formidable, un decaimiento tencia a l a delantera, l a cual llega en muy una falta de flexibilidad y rapidez que dechas ocasiones acertadamente hasta el área, mostró plenamente al jugar el último partipero en este punto se desconcierta y fracasa do de campeonato regional y al debutar en l a (por completo. E n tal situación desaprovecompetición de L i g a chan un centro magnífico, siendo el más fallón en el remate Albéniz. E l Athletic j u g ó mal. S i este equipo no E l Deportivo repite su acoso y logra forreacciona indudablemente pasará seria c r i zar otro córner, pero en ninguno de estos sis a través de l a competición de L i g a Sus castigos se muestra de peligro, y menos aún jugadores se manifiestan lentos, y eso que de picardía. Se acentúa el dominio, a cargo en el primer tiempo sostuvieron fuerte tren; del Alavés y son sucesivas las jugadas que pero no impresiona al Athletic con aquellas anuncian l a posibilidad de un goal. jugadas suyas que, con extraordinaria raE s natural que los atMéticos logren despidez y limpieza, le permitían llegar a la asirse de este dominio en algunos momentos boca del goal. aislados, y así, por ejemplo, en una de esas L o m á s destacable en el bando bilbaíno fué ocasiones, Gorostiza, completamente desmarUrquizu, que se impuso netamente durante cado, falla incomprensiblemente un centro todo el partido, secundándole bietí Casteque podía haber producido serio peligro para llanos. el Alavés. E n la línea media destacó l a actuación de Luego vuelve el Deportivo por sus fueros, Pichi, sobre todo en l a primera parte, que tirando bien a goal Albéniz. Antero, en estes anuló multitud de jugadas servidas a U r r e instantes, desarrolla un juego excelente, bomtavizcaya, haciendo más bien un juego debeando constantemente l a pelota o pasándola fensivo, por lo cual la línea media estuvo a las alas, ya que se ha convencido plenamuy próxima a l a de backs. mente de que por el centro existen mayores E n la delantera, muy bien C h i r r i en esas dificultades, por la lentitud que acusa nuesjugadas, hallándose retrasado y colocando el tro delantero centro. E l Athletic pasa por una balón a los pies de Lafuente, sobre todo, fase desmoralizadora, viéndose dominado siendo un eficaz colaborador de la línea mepor las huestes alavesinas. dia. E l m á s peligroso y decidido en los reSe marca un fauí contra el Deportivo, mates fué, sin duda alguna, Iraragorri. Gocuando lo cierto es que, yendo el jugador rostiza estuvo pésimo, y Lafuente aprovechó athlético con el balón, se separó de ¡éste, y bien el juego que le sirvieron, tropezando con un Euskalduna, que le anuló en varias oca- f al verse acosado por un defensa alavés, le dio un fuerte empujón. Ejecutado el golpe siones. franco sale de los pies de Lafuente un cenLos equipos se presentaron en la liza con tro bordadísimo, y Bata desvía l a bolita un, la siguiente alineación: poco con la cabeza, pasando a l a jurisdicAthletic: Ispizúa; Castellanos, U r q u i z u ción interna de Urreta, ante la desesperación Pichi, Muguerza, Bilbao; Lafuente, Irarageneral y el griterío ensordecedor, saltando gorri, Bata, C h i r r i y Gorostiza. al campo muchos espectadores, produciénA l a v é s U r r e t a Arana, Euskalduna; Casdose un lío considerable dentro del terreno tro, Antero, U r q u i r i Zulaica, David, Iruradel juego. tacz, Albéniz y Urretavizcaya. Después de no pocos esfuerzos se consiLos minutos primeros son de tanteo, cogue desalojar a los que asaltaron el field y menzando a jugarse a gran tren. se reanuda el juego. E l juego se anima constantemente por ia H a y algunos intentos a cargo del Depormovilidad que se imprime al mismo, con el tivo, colándose con habilidad David, a quien cual se producen pases del balón de un te le corta el viaje Castellanos, a costa de un rreno a otro, obligando a las dos defensas a saque de esquina. Como consecuencia de la intervenir enérgicamente, destacando en este ejecución de este castigo, el Deportivo tiene aspecto Urquizu y Euskalduna, que sobre- el empate a merced del interior derecha, D a salen sobre el resto. vid, el cual, completamente solo y frente por Iraragorri es el mayor animador de l a frente a l a puerta, remata inexplicablemente delantera athlética, por su rapidez en los el balón por encima del marco, por esforavances. zarse en la pegada definitiva. Advertimos en C h i r r i retrasamiento, ya Faltando escasamente tres minutos, y ya que la línea media juega también cuidando el Deportivo impotente para obtener la vicexcesivamente l a parte zaguera, no bien toria, no se preocupa de cortar el paso a aprovechados siempre, en su mayor parte Gorostiza, que poco antes había cometido por culpa de Euskalduna y U r q u i r i otro fallo imperdonable, y este jugador esMuguerza es baja en el bando athlético, a quiva hábilmente a l a defensa, plantándose consecuencia de un encontronazo sufrido con ante Urreta y fusilando el segundo goal de Albéniz, ocupando C h i r r i el puesto de medio la tarde. centro. Termina el partido con l a victoria del E l Athletic se encuentra desconcertado, Athletic por 2- 0. dejándose dominar por el Alavés, y hasta E n el momento de abandonar el arbitro el Gorostiza denota una falta de coordinación campo, cuando se dirigía hacia su caseta, se en las jugadas, que merece el abucheo de vio rodeado de los jugadores athléticos, los muchos espectadores al ver los incomprensicuales se lo llevaron a su vestuario. E l crobles folios de bala- roja. nista se encontraba precisamente frente a la Fa. ta un minuto para terminar este tiem- caseta, que sirve de refugio a los referees, y po. Los buhamos combinan magistralmente, puede afirmar que apenas si había público en y el balón, en poder de Bata, sale despedido aquel lugar que mostrase actitud hostil hasobre el marco alavés. Urreta lo detiene, pero cia el Sr. Campo. no bloca, pasando a disposición de LafuenS i n duda alguna, los jugadores athlético?
 // Cambio Nodo4-Sevilla