Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 28 D E D I C I E M B R E D E 19 32. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G ag. DEBIDO TIERRAS AUN DESPRENDIMIENTO DE SE ORIGINO U N A A CATÁSTROFE D E CÓRDOBA F E R R O V I ARIA E N L A L I N E A C ó m o ocurrió el accidente. Tres- muertos y varios heridos graves. FalIeciraJcnto- de dos de éstos. H u e v o s detalles de la catástrofe. C o mentarios de los periódicos de Córdoba. C o m o ocurrió d accidente I te D Alfonso Navarro, para atender al salvamento y asistencia de las víctimas. También marcharon dos selcciones de Vías y Obras. Dichos trenes regresaron varias horas despues, transportando los heridos y el personal ileso, en cuyos semblantes tenían reflejado, el terror que les había producido la catástrofe. De nuevo se organizó otro tren de socorro, llevando más obreros para activar los trabajos de desescombro, operación que durará hasta mañana para dejar expedita la vía. Mientras tanto, les trenes dé viajeros de la citada línea hacen transbordo en la estación de Albondiguilla hasta la de E l Vacar, en camiones. E l Juzgado de guardia de esta, capital se trasladó al sitio del suceso, instruyendo las primeras diligencias, no habiendo regresado esta tarde porque faltan algunos de los empleados que iban en el tren, suponiéndose que hayan perecido y se hallen bajo los escombres. También mancharon a aquel lugar los familiares de las víctimas residentes en esta capital, desarrollándose tristes escenas de dolor, y, sobre todo, al reconocer el hijo del jefe de tren el cadáver de su padre ¿Entre las personas que han afcudido se recuerda que, hace unos treinta, años, construyéndose la línea férrea, ocurrió otra catástrofe de mayor importancia en el mismo sitio. E l suceso ha producido en Córdoba una impresión dolorosa. Córdoba 27, 5,30 tarde. E n la madruga- l da última ocurrió una catástrofe ferroviaria en la línea férrea de Córdoba a Alm- or chón, vulgarmente conocida por la de la Sierra, y en el sitio denominado L a Solana, próximo a la estación de E l Vacar, resultando varias víctimas, empleados de la Compañía de los Ferrocarriles Andaluces. Esta mañana se han conocido algunos detalles de cómo ocurrió el suceso. Próximamente a las dos de la madruga- da. y en el kilómetro 33 de dicha línea, c i r c u Jaba el tren de mercancías número 3.727, que se dirigía de Córdoba a Cabeza de Vaca, y al penetrar el convoy en el túnel situado en ¿icho kilómetro, entre las estaciones de E l ¡Vacar y L a Solana, donde existe bastante declive, se derrumbó l a trinchera, descarrilando dieciocho vagones de los treinta y dos que componían el tren, quedando aquéllos hechos astillas, precipitándose unos sobre otros, formando un cerro de material ferroviario, mercancías y tierra desprendida, sepultando a la mayoría del personal. Los momentos fueron de gran angustia. Rápidamente, los empleados que resultaron ilesos, con auxilio de los moradores de una finca próxima y personal de las estaciones inmediatas, procedieron al salvamento de los sepultados, consiguiendo, después de grandes esfuerzos, extraer el cadáver del jefe de tren L u i s Guerra Delgado, que se hallaba sujeto por el vientre y por el pecho entre los topes del ténder y vagón donde iba prestando servicio. Notóse al momento l a falta del empleado L u i s Sánchez Nieto, suponiéndose que hubiera perecido entre los escombros. Después se extrajo el cuerpo del fogonero Francisco Sa- nz Díaz, que sufre gravísimas y extensas quemaduras en tcdo el cuerpo, como consecuencia de haber caído dentro de la. caldera al ocurrir el descarrilo. Se le trasladó para su asistencia a la estación de E l Vacar, siendo transportado a hombros cinco kilómetros por las personas que acudieron al lugar del suceso. E l guardafreno Rafael Belmonte Alvarez, que en los primeros momentos no fué hallado, se encontró más tarde, bajo los vagones, con numerosas fracturas en las extremidades, en estado gravísimo. E l maquinista, Enrique López Navarro, que fué extraído también de entre las astillas, sufre varias heridas menos graves. Igualmente se extrajo, una hora más tarde de ocurrir el suceso, el cuerpo del mozo de tren Antonio Rodríguez Fernández, que sufre, heridas graves. Estos dos últimos heridos fueron traídos al Hospital de Córdoba. Esta mañana se ha encontrado el cadáver de un joven, cuyo nombre se ignora, y que se supone que viajaba en los topes del tren. Seguidamente que se tuvieron noticias de l o ocurrido en la estación de Cercadilla se organizaron trenes de socorro, con personal, material y los médicos D Manuel Bernal y I) Enrjgue y ¡llegas, así como el ¡practican- Hemos hablado con un ferroviario, quien ¡se lamentaba de cómo se forman estos trenes de mercancías para la línea de la Sierra, que constan en su mayoría de cuarenta unidades con un freno para. cada seis y no- siempre en esta; proporción en líneas donde existen: pendientes pronunciadísimas con frecuentes! desprendimientos y corrimiento de tierras, asegurádose que en la trinchera próxima- al: túnel Bácardón desprendiéronse tierras que habían sido denunciadas eii varias ocasiones por un sobrestante de ferrocarriles. E l maquinista, Enrique López Navarro, ha manifestado que la catástrofe sobrevino de manera insospechada, pues el tren llevaba una marcha moderada, y a diez metros del túnel, en la trinchera del lado izquierdo, se. produjo un formidable desprendimiento. da tierras, no dando lugar a frenar la máquina, que subió sobre el montón, rompiéndose los enganches de la mayoría de los vagones, que se precipitaron unos sobre otros, contribuyendo a ello la circunstancia de. ir el tren cuesta abajo en una pendiente pronunciadísima y estar la mayor parte de los v a gones vacíos. Seguidamente y aunque el maquinista estaba aprisionado, pudo cerrar él regulador. E l vapor desprendido produjo al fogonero numerosas quemaduras y éste se arrojó entonces al suelo, cayendo en un enorme! charco de agua hirvieute, y aun cuando el maquinista intentó salvarle, ya se había producido enormes quemaduras, separándolo entonces de aquel sitio como pudo hasta que llegaron los primeros auxilios. E l cadáver d e r j o v e n que. viajaba en el tren y que no fué visto por el empleado es un vecino dé Córdoba, llamado Manuel R o dríguez Galván, e hijo de un empleado de la Compañía. N o obstante l a actividad de los trabajos efectuados, no ha logrado ser extraído todavía el cadáver del mozo del tren Luis Sánchez Nieto. Desde los primeros momentos el médico de la Compañía, auxiliado por el practicante e igualmente por el facultativo de la barriada de Cerro Muriano Sr. Aguado, han trabajado como el personal de la vía, con extraordinario esfuerzo, tanto atendiendo a las víctimas como buscando entre los escombros el cadáver de Luis Sánchez. 1 Comentarios de Ja Prensa c o r d o besa Los periódicos de esta noche hablan deí suceso, censurando a l a Compañía que continúa la explotación de la referida línea con material en pésimas condiciones de seguridad, tanto para los viajeros como para los empleados, recordando con tal motivo la catástrofe de E l Bacar en el año 1900 y la del túnel de los Pradillos en el año 18, donde perecieron cerca de veinte personas y posteriormente de otro suceso de menor importancia. 1 Fallecimiento de dos heridos Córdoba 27, o noche. A las seis de Já tarde fallecieron en el Hospital el fogonero Francisco Sanz Díaz y el guardafrenos R a fael Belmonte Alvarez, víctimas de la catástrofe ferroviaria de la línea de la Sierra, sumando éstos cinco los muertos ocurridos con dicho accidente. Detalles ampliatorios. E l maquinista relata la catástrofe Córdoba 27, 11 noche. P o r los. relatos de los heridos, se cohocen nuevos detalles de la catástrofe ferroviaria ocurrida en esta Sierra cordobesa. Durante todo el día se ha trabajado activamente para dejar la vía libre. S i en vez de ser mercancías el tren descarrilado hubiese sido de viajeros, precisamente el que pasó por aquel lugar momentos antes, entonces la catástrofe, hubiera sido enorme. INFORMACIONES PALACIO CIAL Visitas DEL PRESIDEN- La iraSorenación gráfica presente número continúa e n Sa penúltima página. M a d r i d 27, 6 tarde. Esta mañana cumplimentaron al presidente de la República Sr. Alcalá Zamora, D Ángel Ossorio y Gallardo, presidente de la Masa Coral de M a drid, acompañado de l a Junta directiva de la misma; el Comité Nacional pro Homenaje íil Poeta Villaespes a, compuesto por los señores D Eduardo Mar quina, D. Luis F e r nández Ardavín, D Eduardo Zamacois, don César Juarros y D Jesús Nieto. También visitó al Sr. Alcalá Zamora el doctor don Gregorio Marañen, para entregarle un ejemplar del último libro que ha publicado, con el título de Amiel.
 // Cambio Nodo4-Sevilla