Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A BC. JUEVES 29 D E D I C I E M B R E D E 1932. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G af. pil! llliil! li! IH aplicación de la ley no deja de ser un hecho cierto. Insiste en que no hay l a menor justificación para prolongar l a deportación. H a hecho las peticiones que ha creído de un deber formular, y ve que a ellas se opone el ministro. ¿No podría el Sr. Casa res- -pregunta- -decir públicamente l a fecha del término de la sanción, ya que no quiere traer los expedientes a la Cámara? Invita al ministro a que ciga las quejas que expongan los deportados, si se dispone su regreso en el España número 5. Afirma que entre los deportados hay muchos que no conocían vida de comodidad. Tampoco se les podrá acusar de participación en los sucesos, ni en algunos casos calificación de monárquicos. Expuesto lo que queda mencionado- -dice- -la Cámara resolverá. E l Sr. B A R R I O B E R O se opone a la proposición, recordando fatigas pasadas por el orador en la cárcel. r g Ü L o s donativos para esta fiesta se r e c i b e n e n e l d o m i c i l i o d e l A t e n e o ¡W Ü T e t u á n 11. No deje de c o n t r i b u i r c o n a l g u n a c a n t i d a d p o r m o d e s t a q u e sea, o c o n a l g ú n j u g u e t e a e s t a fiesta e n f a v o r de l o s n i ñ o s Íi ¡mií! i! l! ¡liNI! M aplicará al restablecimiento de los servicios j gado, en efecto, de esa Sociedad y defiendo allí donde se perturbaran. Y si es cierto como tal sus intereses, cuando lo, considero que los ferroviarios tienen el derecho a la justo. L o que ha hecho conmigo el señor, huelga, no es menos cierto que las- CompaPrieto, gran amigo de colocar a sus amigosñías españolas también lo tienen para susy compañeros en el ministerio, no obstante; tituir en el acto a los huelguistas. esa fiereza de Catón, de que blasona, es una E l Sr. O R T E G A Y G A S S E T entiende infamia. (E l presidente agita la campanilla. que las responsabilidades del Gobierno no N o merece mi conducta lo sucedido. E l obligan a estas manifestaciones y hasta a Sr. Prieto, fracasando un orden alfabético los procedimientos anunciados. en todos los ministerios, cuando estuvo ení Pero el Sr. Prieto- -añade- -confunde su Hacienda mantuvo gran cordialidad con el; posición como ministro, con l a obligada neumarqués de Cortina, nombró al Sr. Cordero tralidad ante l a lucha de obreros y Compapresidente del Consejo Directivo de Petróñías. L a neutralidad- -añade- -está rota con leos, en el cargo que tuvo el Sr. Dómine; la circular. nombró al Sr. Toribio Echevarría- -director Dice que en sus intervenciones nunca hay de una cooperativa socialista- -miembro, del la menor sombra de maniobra política. Consejo de Petróleos, con cuarenta mil pe- E l ministro d e O B R A S P U B L I C A S recsetas, dietas y automóvil A un hermano tifica y pregunta cuál podía ser l a intención suyo... del Sr. Ortega al interpelar al Gobierno. E l ministro de O B R A S P U B L I C A S N o Se ha creído obligado a ratificar l a circular, tengo más que un cuñado, que es maquinisl a cual, ha determinado la cesación de actos ta en El Liberal, de Bilbao. N o siga su sehostiles realizados. ñoría leyendo recortes de La Tierra, porque Repite que aunque se declarara, l a huelga, le va a salir mal la relación. y esta fuera legal, el Gobierno no podía perE l Sr. O R T E G A Y G A S S E T E l n o m manecer cruzado de brazos. L a huelga- -dibramiento del director de l a Deuda fué coce- -podrá no ser delito, pero los huelguistas mentado a su tiempo, como debía, porque el. correrán el riesgo de quedar fuera de la Sr. Tejero era empleado de la casa EchevaCompañía, que es lo menos que en los conrrieta. (Grandes rumores acogen todas las flictos obreros se puede arriesgar, y el Gopalabras dei orador. bierno tendrá que amparar a los que los E l Sr. O r n también empleado de la casa sustituyeran. Echevarrieta, comisario hoy del puerto de Sevilla, y su hermano, también empleado de C o m i e n z a el escarceo la misma casa... E l ministro de O B R A S P U B L I C A S N o Termina diciendo que le satisface coincihan sido empicados de la casa Echevarrieta dir con l a ideología del Sr. Ortega y Gasset, E l Sr. O R T E G A Y G A S S E T E l señor aunque en realidad no sabe desde qué feGonzález, amigo de P r i m o de Rivera, fué cha. (Rumores. colocado por su señoría. E l Sr. O R T E G A Y G A S S E T (D. E. enE l ministro de O B R A S P U B L I C A S tiende que las palabras del Sr. Prieto son ¡Pero si a ese señor lo he destituido y o! una coacción. (Risas y rumores. E l ministro de O B R A S P U B L I C A S E l Sr. O R T E G A Y G A S S E T Y a hablaContra la ilegalidad. remos de tedas estas cosas y de otras que se E l Sr. O R T E G A Y G A S S E T dice que le ipedrán traer aquí. camplafce distanciarse del Sr. Prieto en esta manera de ver las cosas desde el Gobierno, E l ministro de O B R A S P U B L I C A S i en el que se produce de modo contrario a su Tráigalas todas, y ahora mismo. pasado. E l Sr. O R T E G A Y G A S S E T N o puedo tener ahora todos los datos necesarios, E l ministro de O B R A S P U B L I C A S N o porque el debate me ha cogido de sorpresa. me lo probará su señoría; pero, de todos E l ministro de O B R A S P U B L I C A S V a modos, el diputado menos capacitado normalya a su casa por. ellos y vuelva. mente para hablar así es su señoría. (R u E l Sr. O R T E G A Y G A S S E T E l procemores. der del Sr. Prieto en la concesión del moE l Sr. O R T E G A Y G A S S E T protesta. nopolio de petróleos debe ser aclarado y deRelación de cargos contra una be saberse que hoy rinde más que antes, no obstante ser el Sr. Prieto enemigo de los acusación concreta y una viva rémonopolios. plica del señor P r i e t o E l ministro de O B R A S P U B L I C A S T r a i g a su, señoría a l a Cámara todo eso el E l ministro de O B R A S P U B L I C A S L o primero de febrero y lo examinaremos. digo porque su señoría está a sueldo de la E l Sr. O R T E G A Y G A S S E T Así lo haAsociación de Contratistas de Obras Públiré, Quedamos emplazados. H a y que examicas y ha venido en su nombre a formular nar las comisiones en l a compra de gasoliuna petición que he tenido que negarle rona, pues se ha dicho que la gasolina se ventundamente. (Grandes romores. dió con el siete- por ciento de comisión, stem. E l Sr. O R T E G A Y G A S S E T Soy aho: E s hora de que rija plenamente la Constitución E l Sr. G U E R R A D E L R I O dice que el Sr. Lamámié ha tenido la desgracia de d i rigirse a personas que han sufrido, en su mayoría, persecuciones de la Monarquía, y que han podido comprobar que la República es más humanitaria. A pesar de ello estima que hace daño a la República, el retraso de la puesta en vigor, después de un año de votada, de l a Constitución, que debe regir para todos los españoles, estableciéndose la plena normalidad republicana. Puesta a votación la proposición del señor Lamamié, es rechazada en votación or- L a s disposiciones sobre el personal de la Compañía de F e r r o c a rriles Andaluces E l Sr. O R T E G A Y G A S S E T (D. Eduardo) defiende otra proposición incidental, en l a que solicita que no se oponga, por parte de la acción oficial, ningún obstáculo al sagrado derecho a la huelga del personal de Ferrocarriles, con referencia a ciertas disposiciones dictadas por la Compañía de los Andaluces, sugeridas por el ministro de Obras Públicas. Dice que en la circular publicada por la Compañía se niega aquel defecho, y que la Dirección de aquélla se justifica con las palabras pronunciadas por el ministro de Obras Publicas. Lee la circular y pide una aclaración del Gobierno, en el sentido de que el derecho a 3 a huelga es sagrado y que las Compañías no pueden ejercer represalias. Se funda par a ello en los derechos ciudadanos que concede la Constitución. E l ministro de O B R A S P U B L I C A S dice que le satisface l a forma como se ha desenvuelto este debate, porque no se ha producido el clarinazo de aliento a los perturbadores, que en el último día de Cortes hubiera sido injusto y lamentable. L a circular se ajusta, de modo exacto, a las manifestaciones hechas por el orador ante 3 a Cámara, y añade que la suscribe, en absoluto, hasta el punto que debe de considerarse como estampada su firma al pie de ella. Habla así porque no existe nada en la circular contra el derecho a la huelga, que dejó de ser delito el año 1909, en cuya ley de 27 de abril- se dispone que l a huelga, anunciada con ocho días de anticipación, es legal. N o es de opinión que el Gobierno deba permanecer neutral ante una huelga ferroviaria. Sea legal o ilegal, el Gobierno debe garantizar este servicio público. Lamenta no estar en la misma posición que el Sr. Ortega y Gasset. S i la huelga llegara a estallar- -y cree que no estallará- -el Gobierno se
 // Cambio Nodo4-Sevilla