Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DIARIO ILUSTRAVI G E- DIARIO DO. ILUSTRAVI G E- DO. AÑO 10 C T S AÑO SI M O C T A V O NUMERO FUNDADO SIM OCTAV O SO C T S NUMERO E L i. D E J U N I O D E 1905 P O R D T O R C U A T O L- U C A D E T E N A LA R E C O G 1 D A DE ARMAS B l gobernador dé C i u d a d R e a l h a dispuesto el desarme del vecindario de los. pueblos de A l b a dalejo y V i l l a Hermosa. TURISMO Y AHORRO U n diputado írancés h a adeuirido, por cuenta de un grupo financiero, dos hoteles y dos Casinos en B i a r r i t z ¿os periódicos. SI Y O F U E S E DIPUTADO FRANGES Se discute en l a Cámara f r a n cesa el empréstito! a A u s t r i a ¿i yo tuese diputado francés votaría en Parece que la gente viaja y juega menos contra de la concesión de u n n u e v o emprésque antes. E s a moderación en los placeres, Hé aquí una noticia que bien merece u n tito de cien millones de séhillings, a Austria. que el moralista aplaudirá, no es un procomentario y hasta una sucesión de comenVotaría en contra aun a costa de uñarme va greso. E l índice del bienestar de las societarios si verdaderamente se la quiere excrisis. N o obraría, así por arítipatía contra dades no está en sus privaciones, sino en primir. E l primero que acude a los puntos los austríacos, que. son gente. buena, amasus alardes de prodigalidad. N o conozco mede la pluma es para tributar un franco eloble, dotada; de sentido artístico- y digna de dio más seguro de amansar á la gente que el gio a la originalidad de esa medida previcompasión, sino por principió. M e parecería darla dinero. Luego se la puede gobernar l i sora. Hasta ahora, cuando el gobernador de algo extraño que unas semanas después: de beral o despóticamente; eso carece de imporuna provincia tenía conocimiento de que en haberse negado la Cámara; francesa a pagar tancia. P o r eso los Césares se atraían al puealguno de los pueblos de su jurisdicción coa los listados T- nidos 48 b millones u conblo regalándole plata y trigo. Esos argumenzaban a excitarse los ánimos, en forma cedieran S 5o millones de francos- a: Austria, mentos llegan más al fondo de, la conciencia tal que hacía temible una inmediata altea un ex enemigo, cuando se pueden tener que todos los hallazgos ideológicos del penración de orden público, ordenaba en el acto justas sospechas con respectó á: la; devolusador y del tribuno. 3 a concentración en ellos de la Guardia c i ción de esta suma. Hace diez años Austria Los periódicos que, publican la noticia del v i l la clausura de los Centros agitadores, fué salvada de la bancarrota gracias a un epígrafe creen saber también que Francia la detención de los revoltosos, y si éstos empréstito internacional de- 6550 millones, ob- se resiente económicamente de la rarefaceran, como muy a menudo solía acontecer, tenidos por monseñor Seipel. Desgraciadación del turismo. E n efecto, sin que aquel personas revestidas de autoridad, la suspenmente dicha suma ha resultado insuficiente país haya perdido ninguno de sus encantos, sión en sus cargos y, hasta si era preciso, para convertir a. A u s t r i a en un Estado viaque son la obra lenta de una cultura inteel ingreso en la cárcel, a disposición de los ble. Y a mí me parece absurdo que en ligente, hay que reconocer que es ahora meTribunales de Justicia. Hasta ahora, que sepleno centro de Europa siga existiendo. un nos visitado que en otras épocas. L a s caupamos, a ningún gobernador se le había país obligado a implorar periódicamente la sas de ese enfriamiento del entusiasmo tuocurrido que a estas medidas precautorias asistencia de los demás. A u s t r i a es un E s rístico son diversas, pero hay una de ellas podía añadirse otra tan eficaz y, sin emtado insolvente, peor que insolvente. N o sólo que merece un. comentario. Nos referimos bargo, t a n sencilla: como es la previa- recose halla en la imposibilidad de pagar lo que gida de armas. La. autoridad- civil ciudad- a la xenofobia, no dé la clase intelectual debe (por ejemplo: a la G r a n Bretaña) sino ni. de. aquellos otros núcleos sociales habirealeña debió: decirse: Más- vale prevenir que que necesita nuevos préstamos. Inglaterra tuados al vivir cosmopolita, sino del francastigar. Quien quita l a ocasión quita el pe- ¿qué otra cosa podría h a c e r- -e s t á discés medio, que constituye la clientela de las ligro. E n ía duda de si el perro puede o no puesta a prolongar sus créditos congelademocracias más o menos acomodadas. E s a estar rabioso, lo mejor es ponerle 1111 bozal. xenofobia no se manifiesta descortés o agre- dos a Francia le invitan a dar dinero fresco. A h o r a bien, Francia tiene que- enjuE l segundo comentario no es, naturalmensivamente, como pudiera suponerse, sino en te, más que un corolario inevitable del p r i otra forma aparentemente más Correcta, gar ante todo su propio déficit no está en mero. ¿Cómo esta previsión tan sencilla, tan pero que acaba haciéndose odiosa: el afán situación de preocuparse de las finanzas de Austria. eficaz y tan barata no se les ha alcanzado a de aprovecharse del extranjero. los demás gobernadores que en sus respecTodo esto es cierto- -me dirían mis comE s posible que, examinado ese prurito de tivas, provincias han tenido la desdicha de pañeros- pero no se trata tan sólo de una lucro imparcialmente, tuviese excusa. E l coencontrarse en análoga situación? ¿N o es operación financiera, desde luego mala, sino mercio francés soporta hoy una pesadumde un gefto político. Tenemos que desemlógicamente presumible que, si no siempre, bre tributaria que consume la mayor parte bolsar los 350 millones de francos para aparpor lo menos en la mayoría de las ocasiones de sus ingresos. Todas las clases sociales tar a Austria del Reich, para que Austria rehubieran podido evitar sucesos lamentables están más o menos castigadas del rigor fisnuncie al Pero también a esta obsólo con la adopción de este procedimiento? cal. Pero es que el francés no se contenta jeción sabría contestar. Diría ante todo que Decir que toda España es un arsenal de arcon ganar para vivir. Necesita, además, ahomediante el protocolo de 1922 (cuando el emmas prohibidas no es, ciertamente, aventurrar. Y o he considerado siempre ti ahorro préstito de. 650 millones) Austria y a se harar una calumnia. L o demuestran, por descomo una inmoralidad. E s dudar del porbía comprometido a mantener su indepengracia, los j sucesos de todos los días. N o más venir y, por lo tanto, de Dios. E s además, dencia, de modo que- la nueva promesa na de anteayer un telegrama de Valencia transun modo de eximir a la generación futura valdría más que la anterior. Diría que el mitía el hecho absurdo de que en el pueblo de todo esfuerzo creador. Todo ser humapueblo austríaco no quiere comprometer su de Tabernas Blanqucs un vecino vio en las no tiene el deber de gastar íntegramente lo palabra; el acuerdo de Lausana, a pesar de afueras de la localidad a un grupo de i n que gana, sin preocuparse de un. mañana la miseria del Tesoro, sólo fué aprobado por dividuos emboscados que le inspiró sospedel que no está seguro. E l Carpe dic! de el Parlamento de Viena, al cabo de largas y chas regresó al pueblo, contó lo que ocurría tHoracio, es de una profunda filosofía. Pero penosas negociaciones, y con un solo voto a sus familiares y amigos, y todos, provis ¿quién convence al francés de que el ahode mayoría. Los mismos socialistas, han votos de rifles y otras armas, salieron al enrro practicado sistemáticamente es un detado en contra, porque más que la salvación cuentro de la cuadrilla, que, al darse cuenta, fecto execrable que confina con el vicio? de la Hacienda pública les- interesa la unión los recibió a tiros. Estos contestaron en E l destino de esos caudales acumulados pacon sus hermanos de Alemania. Si. los francientemente es siempre el mismo: o se los igual forma y se entabló un nutrido tiroteo, ceses- -añadiría- -nos oponemos constantetraga la finanza, traspasándoselos én emque acabó con la fuga de los sospechosos. N o mente al Anschluss, tenemos el deber moral préstitos no siempre reembolsables a otro es otro el sistema que utilizan las cabilas de sostener a Austria, de dar una renta a país, o se disuelven en las fauces de los rifeñas para librarse de los merodeadores. todos los austríacos. Más vale que les dejeM a s lo que en una cabila puede ser explica- petardistas del tipo Oustric qué. pululan en mos en libertad de hacer cuanto les: guste, Francia. Luego, el burlado, si es comer- porque aunque les concedamos aliora otros ble, en una nación civilizada es francamente ciante, pretende recobrar lo perdido a costa inconcebible, sobre todo cuando, existiendo 350 millones, no podremos evitar que algún del extranjero que asoma por su casa. una ley de prohibición de uso de armas, basdía los alemanes del Reich y los alemanes ta para remediarlo aplicar la medida que ha de Austria se fundan en un solo país. S i yo, Supongo que nadie verá en estas refleadoptado con los vecindarios de los pueblos como diputado francés, tuviese que escoger xiones mías la menor animosidad contra el de Albadalejo y V i l l a Hermosa el gobernaentre el alimentar a Austria con carácter país vecino. Y o no aborrezco nada n i a nador de Ciudad Real. Sin esperar, naturalindefinido, para evitar el Anschluss, o dejardie, y menos a un pueblo que por tan. d i mente, a que se adviertan síntomas de agila libre, aceptando la eventualidad de la versos motivos honra a la civilización. Pero, íac ón. Cuanto menos as itación haya, más unión- austroalemana, más deseable me pal a verdad, me duelen, me irritan y me as ¡fácil será aplicar la medida. recería esta segunda eventualidad. quean ciertos defectos que, empequeñeciendo al hombre, nos hacen difícil el trato con él. 1 1 1 PEDRO M A T A MANUEL- B U E N O ANU: ÉS REVESZ
 // Cambio Nodo4-Sevilla