Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ALGUNAS NOTAS DEPORTIVAS DE 1932 Memorable triunfo de José Amorós, en Caracas Nuestro camnvada García- Herreros, gran amigo del buen torero y excelente matador de toros Pepe Amorós, ha recibido noticias particulares de ios triunfos conseguidos por el popular diestro salmantino en tierras caraaueñas. L a Prensa de aquel país recientemente recibida- confirma dichas noticias, y para que los aficionados espaíloles se formen idea de los éxitos logrado por Amorós Chico, a continuación, copiamos varios párrafos dé una de las revistas publicadas en el gran periódico de Caracas La Esfera, por el competente revistero Villa- Fraile: Allí están esos cuatro lances con el capote, en que se mascó indefinidamente la buena escuela de torear. Templando, mandando y car gando la suerte, esos lances esparcieron en los tendidos la fragancia de un perfume exquisito, y luego el quite de la mariposa, girando con maravillosa lentitud a un centímetro de los puñales; exponiendo sin trampa y toreando de verdad. Las ovaciones comenzaron a sonar fuertes en honor de Amorós. Con la muleta y presentíamos la gran faena. Atornillados los pies en la arena toreando sólo de brazos, se produjo tino ayudado por alto, al que siguió otro sin descomponer la figura, que fué el triunfo de la euritmia en una plaza de toros, ¡Vaya arte y gracia de soberano artista! De aquí- en adelante prosiguió Amorós superándose en los pasea, cambiándose la muleta de manos, varios naturales y de molinete, en redondo y por bajo, todo en un palmo de terreno, mandando en todo momento sobre el bravo Columpito, que había caído en manos de un torero de clase. L a música comenzó a mar y Amorós continuó la estupenda labor toreando para sí, gustándose a sí mismo y recreándose él en sur repajolero arte. Después que se ha emborrachado de torear, entra a matar y senulta tres cuartos de espada en toda la yema, en la yema del toreo, y el bravo Columpito rueda fulminado sin puntilla. Unánime se pide para Pepe Amorós la oreja y el rabo, que son concedidos, paseando los apéndices triunfalmente entre ovaciones delirnntes, y dando la vuelta al ruedo, devolviendo sombreros, -bastones, etcétera, etc. En resumen, la apoteosis del joven artista, que será de imbo- rable recuerdo para los caraqueños. -Villa- Fraile.
 // Cambio Nodo4-Sevilla