Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 3 DE ENERO DE 1 9 33. N U M E R O S U E L T O 10 C E N T S REDACCIÓN: P R A D O D E SAN SEBASTIAN. DIARIO I L U S T R A DO, A Ñ O VI G E SI M O N O V E N O N U M E R O 9.247 S U S C R I P C I O N E S X A N U N C I O S MÜSOZ O L I V E C E R C A N A A T E T U A N SEVILLA EL R É G I M E N D E LA PRENSA U n artículo del señor Ciges Aparicio en El Sol expone las vicisitudes históricas de la libertad de imprenta que en todos los pueblos, pero en E s p a ñ a particularmente lian obedecido al mismo vaivén de licencia v opresión. E l Sr. Ciges Aparicio, que militó mucho tiempo en el periodismo batallador y revolucionario y tiene gran experiencia del asunto, deplora que el régimen actual, su República, adolezca de igual defecto que, los regímenes anteriores; supone que se ha dado en esta etapa el choque histórico y que l a lenidad periodística ha provocado el abuso de poder. N o ha sido así, no ha podido ser porque el Gobierno de l a República nació con poderes discrecionales de que hizo bastante uso contra l a Prensa, y porque junto a l a Constitución que garantiza teóricamente nuestra libertad, vino l a ley de Defensa, de cuyo pródigo empleo nada necesitamos decir. P a r a el trato de prevención excesiva que este régimen ha dado a l a Prensa desde el p r i mer momento, no se ha podido alegar causa, como no sea el deseo de curarse en salud, teniendo en cuenta los precedentes y cortando l a tradición. Pero l a tradición, ¿de quién í H a y una gran parte de l a Prensa y suele ser l a ele m á s influjo, disciplinada por su doctrina, por sus compromisos de opinión, por el espíritu de su clientela, que no l a permiten desmandarse sin quebranto, y tra P r e n sa que por iguales estímulos- -doctrina, compromisos, clientela- -tiende a romper toda disciplina, incluso l a de la ley. N o se debe olvidar esto cuando se habla de los extravíos de la Prensa. L a que ha sufrido y está sufriendo los rigores del Poder no es una Prensa rebelde, peligrosa para el Estado, ni para la sociedad, aunque sea desagradable o incómoda para determinada política, y en su significación antirreyolucionaria, en su criterio legalista está el motivo de su persecución. Pero prescindiendo de lo circunstancial, fechas y ocasiones, el problema de Prensa es un conjunto como lo expone el señor Ciges Aparicio, y el proceso histórico- -ganar y perder la libertad- -prueba luminosamente que a través de ciento veinte años ni la libertad necesaria ni l a necesaria evitación de la licencia han encontrado fórmula eficaz en ninguno de los procedimientos periódicamente utilizados y fracasados. L o más cierto es que de los dos males, lenidad u opresión, éste es. el m á s funesto, el que hace mayor perjuicio al interés público. Que no debe continuar tal estado de cosas, que urge llegar a un régimen definitivo y eficaz de l a Prensa, venimos diciéndolo ha mucho tiempo y seguimos pensándolo. G a rantías para el Gobierno, para l a autoridad, para el orden, para todo lo que. pueda Jierir el desafuero periodístico. Garantías también, para la Prensa contra los abusos de Poder y contra la hostilidad y la venganza de todos los intereses (ilegítimos, reacios a la fiscalización y a l a crítica. Todo eso, mediante l a reforma procesal y penal que conviniera, a cargo de. la función judicial... Siempre que, a su vez, queda garantizada la independencia de l a Justicia, E L S E Ñ O R PRIETO ASPIRA A L A A L C A L D Í A Don Indalecio Prieto siente tan tencendido amor por Madrid de poco tiempo a esta parte, que no se limita al inesperado entusiasmo con que colabora a los plantes de engrandecimiento, agregando sus propios proyectos sobre grandes construcciones y sus iniciativa! ya encomendadas al Comité Técnico, sino que aspira a dirigir la realización desde l a Alcaldía. Esto no les una suspicacia ni una conjetura. Es una noticia. L a dio ayer categóricamente, en sus declaraciones en l a Hoja Oficial, D Teodomiro Menéndez, y el Sr. Mfenéndez es subsecretario de Obras Publicáis y amigo íntimo del ministro. E l Sr. Prieto será candidato y concejal en abril, y elegido alcalde por el Concejo. 1 EN LA M A D R U G A D A D E L D O M I N G O SE F U G A R O N D E V I L L A C ISÑEROS V E I N T I N U E V E D E LOS D E P O R T A D O S La evasión se realizó en una balandra francesa. Han sido destituidos el gobernador de Rio de Oro y el comandante del cañonero Cánovas allí anclado, lista de los evadidos. Los primeros rumores Madrid 2. A última hora de Ja tarde de ayer comenzaron a circular por M a d r i d i n sistentes rumores de que en V i l l a Cisneros había ocurrido algo anormal relacionado con la estancia allí de los deportados. Unos aseguraban qué varios de éstos habían logrado fugarse en la madrugada última y otros, en cambio, decían que el intento se, había frustrado. Les periodistas inquirieron en los distintos centros oficiales donde podían confirmar o desmentir la noticia y todos sus esfuerzos resultaron estériles ante la reserva absoluta de las autoridades. T) s madrugada, como de costumbre, acudieron a Gobernación, y como el ministro se hallaba en el banquete de Palacio, en honor del Cuerpo diplomático, no ipudiéron hablar más que con el secretario, que se limitó a decir que ignoraba l a certeza de tales rumores. L o s reporteros, sin embargo, le hicieron observar que no se acostarían hasta l o grar hablar con el Sr. Casares Quiroga. E n efecto, a las dos de l a madrugada consiguieron entrevistarse con el ministro de l a Gobernación. L o primero podría anunciarse sin inconveniente, aunque todavía no se trate de una designación formal del partido. Pero l a afirmación de que sea alcalde parece, por lo menos, prematura; no siendo qute se trata de anticiparse l a adjudicación. Porque los socialistas no formarán mayoría sin los republicanos, y el hecho de recabar desde ahora el puesto indica el propósito decidido de apoderarse de él, oofi desahucio de cualquier candidato de los partidos que gobiernen, y entne los cuales ya no se contará el socialista. E l designio evidencia l a verdadera actitud de los socialistas al alejarse del Poder. T e n d r á n que abandonar los cargos ministeriales. Pero al situarse como oposición no quieren prescindir de imponer su matiz a la política, para lo cual buscarán los cargos de influencia que no sean de nombramiento d i recto. Entre ellos, l a Alcaldía de Madrid es de un relieve y de- un radio insuperable. N o sólo al socialismo, también a l a U G T le ha de importar que el alcalde de M a d r i d sea de los suyos, aunque acaso suscité, en ocasiones, mayores dificuijtades en cualquier conflicto que se vientile con otros contingentes obreros de filiación enemiga. N i en pro ni en contra nos referimos a las probabilidades de qué el Sr. Prieto pudiera ser un buen alcalde. N o se trata de l a persona. L o que importa consignar es el hecho, porque da fe de l a disposición en que el socialismo se ha de conducir en cuanto sus ministros dejen las carteras. Confirmación de la noticia. Los fugados son veintinueve E l Sr. Casares Quiroga, ante los informadores, se expresó en Jos siguientes t é r minos -L a noticia es rigurosamente cierta. E s t á madrugada, 1 un abailandra francesa, se han fugado de V i l l a Cisneros veintinueve deportados. Fulminantemente- -añadió- -ha sido destituido el gobernador de R í o de Oro, haciéndose cargo de esta función el gobernador general del Sahara. También ha sido destituido v sumariadaí el comandante del Cánovas. La lista de los fugados Acto seguido el ministro facilitó a los periodistas l a siguiente reilación de fugados: Don Carlos Gómez Roger, D Manuel González de Jonte, D Ernesto Fernández Marquerie, D José López García, D Joaquín Barroeta Pardo, D Joaquín Crespi de Vaildaura, D Daniel Alós Herrero, don Francisco Manella Duquerne, D L u i s C a- vannas Valle, D. Alfonso Gómez Pinca, don Horacio M o r ó n Hurtado, D Alfonso de Borbón y León, D Jaime de Arteaga, don Adolfo Gómez Sanz y su h i j o D Arístides Fernández Vallespín; D Julio Torres Aza I mis! ees en f Satinas %i eslB a fe jB aif i r a a s Saraieresandeporliva secció
 // Cambio Nodo4-Sevilla