Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M I É R C O L E S 4 D EENERO D E 1933. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G SEGÚN L A S NOTICIAS O F I C I A L E S NUA IGNORÁNDOSE FRANCÉS BUOUE OUE CONDUCE CONTIDEL A LOS E L PARADERO DEPORTADOS EVADÍ DOS D E V I L L A CISNEROS N o t a oficiosa de la Dirección de M a r r u e c o s y C o l o n i a s L o que dice el señor Casares. E n el Consejo de anoche se habló supuesta llegada a San L u i s del Senegal. Nota oficiosa de la Dirección de M a r r u e c o s y Colonias E n el Consejo d e anoche se h a bló extensamente de Ja evasión Madrid 4. Buena parte d e l Consejo de anoche se dedicó al conocimiento de los, detalles de l a evasión de los 29 deportados en V i l l a Cisneros. Los ministros tenían las no- ticias de Prensa y aquellas que rápidamente les había facilitado el presidente del Consejo y e l ministro de l a Gobernación. E n el Consejo pudieron enterarse más detenidamente de cómo ss planeó y llevó a cabo l a fuga d los deportados. Está comprobado que, el barco que ocuparon los deportados fué una goleta francesa. E l ministro de M a r i n a ordenó inmediatamente que tuvo noticias de l a fuga l a salida del cañonero Canalejas, de de Canarias, y ayer mismo Ifcgó a V i l l a Cisneros. E n cuanto al cañonero Cánovas del Castillo, que se hallaba encargado de k vigilancia de los deportados en l a anterior se- extensamente de Ja evasión. Rumores acerca del paradero d e los deportados. L a mana, levó anclas de Villa Cisneros y marchó con rumbo, a Canarias para carbonear y. proveerse de víveres. E s t a marcha l a emprendió con permiso del Gobierno, y es claro que no quedó ningún otro barco sustituyéndole encargado dé l a vigilancia, noticia que debían conocer los deportados y que k s sirvió para el desarrollo de su plan. E l Gobierno espera l a información del gobernador general del Sahara para proee- der en consecuencia. E n el Consiejo de anoche se adoptaron acuerdo. encaminados a evitar en absoluto la repetición de hechos análogos en V i l l a Cisneros; pero los ministros guardaron reserva nespecto a las medidas adoptadas. Algún ministro nos dijo que si los deportados desembarcaran en- territorio francés se podría tramitar un expediente de extradición. Sería posible también una reclamación, por vía diplomática, y a que el barco que ha servido a los deportados navega con pabellón francés. M a d r i d 3, 6 tarde. E l director general de Marruecos y Colonias, Sr. Duque, ha facilitado hoy l a siguiente nota oficiosa: E l cañonero Cánovas del Castillo, que salió de L a s Palmas, habrá llegado, a las dos de l a tarde, a Cabo Juby, y en él embarcará el gobernador general del Sahara, comandante Cañizares, yendo inmediatamente a Río de O r o para nacerse cargo de aquel Gobierno, por haberse dispuesto que cese el gobernador, S r Regueral, y para instruir la correspondiente información sobre el suceso. P o r noticias recibidas de Río de O r o i n dica el gobernador que da los informes par i éi practicados deduce no haber intervenido en l a fuga ningún personal indígena n i español de los que allí prestan servició. Rumores acerca del paradero d e Jos deportados. L a supuesta l l e gada a S a n L u i s del Senegal Madrid 4, 3 ¡madrugada. E l Gobierno considera que lo sucedido obedece a negligencia en las autoridades, o a un exceso de confianza en éstas. Los deportados gozaban de un régimen de libertad. Constantemente salían en g r u pos y daban largos paseos. Algunas noches tardaban mucho tiempo en regresar, a sus alojamientos, y así, en l a noche de l a fuga pudo pasar inadvertida l a ausencia de los que se embarcaron en el barco francés. E l Gobierno ha dado instrucciones para que l a vigilancia en adelante sea. efectiva, y se adopten todas las precauciones posibles con el resto de los deportados. Hasta l a hora en que se celebraba el Consejo no se habían recibido noticias que acusaran l a presencia de los fugados en ningún punto de l a costa francesa. Nuestro querido colega, El Siglo Futuro, en su última edición de anoche, recoge con toda clase de reservas el rumor circulado á última hora ele l a tarde, dé que los deportados habían desembarcado ya, sin novedad, en el puerto francés de San Luis del Senegal. Y Heraldo de Madrid, con el título Los evadidos de Villa Cisneros llegan a San Luis del Senegal, da, en firme, l a noticia que le llegó por conductos particulares. E n los Centros oficiales no pudimos confirmar esta noticia, de l a que sólo tenemos nosotros una versión negativa facilitada poi la agencia Fabra, y que dice a s í S a n L u i s del Senegal 3. N i en el Senegal, ni en Mauritania, se ha visto a ningún velero francés transportando a los evadidos españoles de Río de Oro. -Fabra. N o obstante, durante l a noche última continuaron circulando rumores que daban por seguro el arribo a San L u i s del Senegal del velero francés que. conduce a los deportados evadidos de V i l l a Cisneros. Esos rumores se basaban en informes particulares, que nosotros, repetimos, no hemos podido comprobar. L o que dice el señor Casares U n periodista preguntó al ministro de la Gobernación, S r Casares Quiroga, si había alguna nueva noticia relacionada con l a fuga de los 29 deportados de V i l l a Cisneros, y el ministro contestó que el gobernador genera! del Sahara se había trasladado allí desde Río de Oro, con objeto de abrir una información. Añadió que el barco que habían utilizado para l a fuga era una balandra francesa de las llamadas langueras. Todos los fugados estaban comprendidos en l a relación de los ochenta que han sido reclamados por l a Sala sexta del Supremo. Quiso hacer constar el S r Casares Q u i roga que a l a mayoría de los fugados sólo les hubiera alcanzado una pequeña pena, pues siete de ellos eran los que quedaron detenidos en el Palacio de Comunicaciones el día de l a revuelta, y los restantes, en su mayor parte, habían sido detenidos en la calle de Alcalá o en l a calle de Prrni. E s casi seguro que las penas. que les hubieran correspondido oscilarían de uno a dos meses. L o s cincuenta, y nueve dejportados restantes de l a anunciada expedición de los ochenta vendrán a disposición de l a Sala sexta, quedando en V i l l a Cisneros los demás, o sean cincuenta yocho, que son los que caen bajo su plena jurisdicción. L o s informadores preguntaron a l ministro alguna noticia: relativa al comandante del cañonero Cánovas, y contestó que eso pertenecía a l a jurisdicción del ministro de Marina. S i n embargo, contestó que había sido destituido y sumariado, habiéndose hecho cargo del barco el segundo comandante. E l buque se hallaba en L a s Palmas, pues, -como es sabido, tenía que aprovisionarse de carbón y víveres. Ignoraba el Sr. Casares si l a fecha en que había marchado el Cánovas para carbonear era p 110 la que tenía señalada. A 1.250 metros de altura. La nieljla es descoínocída. Médico, director, Dr. Eerrer Aliué. Informes y detalles, gratis, a PANTICOSA PIRINEOS, S. A. Paseo de Sagasta, 25, Zaragoza. En Madrid: Santa Teresa, 10, 1. derecha. Policlínica Dr. Tello. Telf. 36152. INSTITUTO 5 raoratAPico PJ Manuel Becerra, 10 Teléf. 56.023 Madrid. ICULTURA FÍSICA. GRAN GIMNASIO. Baíoj de vapor Calor Luz Masajes Duchas Sola ríum Mecanoterapia. RADIOTERAPIA. Profunda y superficial. Afecáoues tumorales, inflamatorias u, cutáneas HUESOS ARTICULACIONES Fracturas Escoliosis Mal de Peí f Tumores Blancos Os teomielifis Parálisis e t c Él embajador d e España visita al presidente del Consejo de Francia HUM PABIJÍ WPARM- Viuw. LEA USTED BLA 1 CO Y 1 EGKO París 4, 2 madrugada. E l embajador de España visitó por la tarde a l presidiente del Consejo y conferenció con él durante rfias de media hora. No sería temeriásH jtaaSüir- -comenta l a Agencia Radio -que las señores Madariaga y Paul Boncour hayan h a blado del papel que tuvo en l a evasiún de V i l l a Cisneros un rnisterioso velero f raneé f? Darams,
 // Cambio Nodo4-Sevilla