Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VOZ DE LA C NOVELA DE ZANE GREY (CONTINUACIÓN) T R A D U C I D A P O R L A SEÑORITA I S A B E L L A C A S A ¿Cómo te enteraste; la mirada de aquel hombre la seguía adonquiera que fuera. Lo- -Carley lo dijo. Estaba aquí, junto a la puerta, anoche, ydesagradable de aquel incidente no hubiera significado nada para oyó que Ruff te- hablaba. Carley te tiene mucha simpatía, y creo Carley de haber podido olvidar inmediatamente. Sin embargo, y que odia a Ruff. Además, Carley aumenta las cosas. Sus palabras sin saber por qué, la atención de aquél rufián no le pasaba desapercibida. No le servia de nada el pensar que en realidad era excitaron a Glenn, y te aseguro, querida mía, que te has perdido el blanco de todas las miradas. E l tono y el aspecto de Ruff le el espectáculo más espléndido sucedido desde que estás aquí. -De prisa, dime lo ocurrido- -rogó Carley, sintiendo que la producían una sensación que nunca había experimentado. Sintió la tentación de decírselo a Glenn, pero no lo- hizo al comprender sangre se le subía a la cabeza. -Fui al rancho de Ryan en busca de mi padre, y cuando llegué que sus palabras serían causa de una fifia. entre los dos hombres. Bailó de nuevo y ayudó a Fio a entretener a sus invitados. Pasó allí no sabía nada de que te hubiera hablado Ruff- -empezó a decir frecuentemente ante aquella puerta, y en una ocasión se detuvo Fio cogiendo a Carley de la mano- M i padre tampoco sabia deliberadamente, dominada por el extraño y contradictorio impulso nada. Glenn no había llegado aún allí. E n el momento en que los tan inexcrutable en las mujeres. N i un- solo momento, dejó de hombres acababan dé chapuzar un grupo de ovejas llegó Glenn a sentir la osadía de aquél hombre. A l cabo de largo rato acabó caballo con aspecto muy indignado. por comprender que lo que le extrañaba en aquella osadía era lo- ¿Qué demonios le pasará a Glenn? -dijo mi padre levantándiferente que era de las que- había sufrido hasta entonces. L a son- dose de donde estábamos sentados. risa de aquel insensato significaba que creía que ella se había dado Desde luego, comprendí que Glenn estaba como loco, aunque cuenta de sus miradas y que, comprendiéndolas perfectamente, se nunca le había visto en aquel estado. Su aspecto era terrible... Se deleitaba secretamente eti aquella admiración, Carley había tenido dirigió a caballo hacia donde estábamos, y al llegar junto a nosocasión de ser testigo de muchas y variadas fases de la vanidad otros desmontó. M i padre y yo le llamamos a gritos, pero él se masculina. Pero aquel tosco ranchero, Haze Ruff, estaba más allá dirigió hacia el cercado de las ovejas. ¿Te acuerdas que vimos a de la comprensión de la muchacha. Una vez que terminó la reunión Haze Ruff y a Lorenzo chapuzando las ovejas dentro del estany partieron los invitados olvidó inmediatamente a aquel hombre y que? Ruff, iba a escalar la empalizada en aquel momento, y Glenn al incidente surgido entre ambos. se subió a ella de un salto. -Oye, Ruff- -dijo con voz dura- Carley y Ben me dicen A l día siguiente, a avanzada hora de la tarde, cuando Carley salió al porche, fué llamada por Fio, que acababa de volver de que anoche te oyeron hablar irrespetuosamente a miss Burch. M i padre y yo corrimos hacia la empalizada, pero antes de la cañada a caballo. que pudiéramos sujetarle había saltado Glenn dentro del cercado. ¡Eh, Carley, baja! Te tengo que decir una cosa- -gritó. -No me importa nada lo que te hayan podido decir esos Carley bajó rápidamente los toscos escalones del porche. Fio estaba acalorada y llena de polvo, y de sus vestiduras se desprendía idiotas- -contestó Ruff. ¿Lo niegas? -preguntó Glenn. el inconfundible olor del baño de las ovejas. -No niego nada, Kübourne- -gruñó Ruff- Te discutiría eso- -He estado en el- campamento de Ryan y he tenido que correr de la falta de respeto. Es cuestión de opiniones. mucho para llegar a casa antes que Glenn- -dijo Fio. -Pide perdón por haber hablado a miss Burch o de lo contrario- ¿Por qué? -preguntó Carley con ansiedad. -Quería decirte una cosa. Glenn juró que no me dejaría de- te daré una paliza y haré que Hutter te despida. -Mira, Kilbourne, yo nunca me vuelvo atrás de lo que he círtela... A veces me pone nerviosa. Cree que no puedes resistir dicho- -contestó Ruff. lo que se te dice. Entonces Glenn le tumbó de un golpe. Me gustaría que hu- -i O h! ¿Está herido? -Tiene algunos rasguños y magulladuras, pero creo que no bieras oído el ruido que hizo. Sonaba como cuando Carley golpea a un toro con un garrote. M i padre gritó: ¡Cuidado, Glenn! H a está herido. -Flo, ¿qué ha sucedido? -preguntó Carley llena de ansiedad. Cogido un revólver. Ruff se puso en pie, completamente enloque- -Carley, ¿sabes que Glenn sabe luchar como: un verdadero cido. Después se agarraron uno al otro. Ruff le dio algunos puñetazos, pero no consiguió llegarle a la cara. Y Glenn le dio una áemonio? -preguntó Fio. -No, no lo sabía. Pero recuerdo que practicaba, el atletismo. serie de golpes con la derecha y con la izquierda siempre en su repulsivo rostro. Ruff estaba lleno de sangre y juraba de una Fio, me intranquilizas. ¿Es que ha renido Glenn con alguien? manera terrible. Glenn le golpeó contra la empalizada, y entonces- -Yo lo creo- -contestó Fio. vimos todos que Ruff buscaba un revólver o un cuchillo. Todos- -iCon quién? los hombres gritaron, y yo no pude menos de hacerlo también. -Con ese gigante de Haze Ruff. ¡Oh -exclamó Carley con un violento estremecimiento- Pero Glenn le había visto a su vez. Su fiereza fué en aumento. Hizo arrodillarse a Ruff y le golpeó con fuerza, haciéndole caer ¡Ese hombre es un canalla! Fio, ¿viste acaso... ¿estabaá allí? intencionadamente dentro del estanque. Salpicó a gran distancia, -Desde luego, estaba, y te aseguro que después de una carrera de caballos lo que más me gusta del mundo es una riña mojándonos a todos. Ruff desapareció. Después se encogió como- -contestó la muchacha occidental- Carley, ¿por qué no me un cerdo de gran tamaño. Estábamos asustados, pues, como sabes, el agua del estanque es venenosa. Supongo que Ruff lo sabría dijiste que Haze Ruff te había insultado anoche? también. Avanzó arrastrándose y trepó por el otro extremo. Vimos- -Pero Fio, si sólo me dijo Hola, lindos ojos y no le hice que tenía los ojos y la boca herméticamente cerrados. Empezó a caso alguno- -dijo Carley azoradaménte. palpar a su alrededor, tratando de buscar el estanque de agua clara. -En el Oeste no se puede dejar de hacer caso de nada. L a Uno de los hombres le guió hacia allí, y fué muy divertido el verle próxima vez se comportaría con más osadía. Eso de volver la cara del otro lado no sirve de nada en Arizona. Pero, desde luego, bañarse y meter la cabeza debajo del agua. Cuando salió fuera creímos qué Ruff te habría dicho algo peor. Aunque en él ya es se le pusieron los hombres delante y le detuvieron. Tenía un asbastaste. T Se continuará.
 // Cambio Nodo4-Sevilla