Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
BC VIERNES 13 D E ENERO D E 1933. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G if bal Ruiz Zarza, Jiuan Benítez Sánchez, Juan Calindo González, Antonio Barberán Castellí, un cadáver completamente calcinado, que no se sabe quién fes, y el guardia Ignacio Martín. L a autopsia de los cadáveres se verificará hoy. por los doctores señores de l a V i l l a médico de los guardias de Asalto, y e l de Medina Sidonia S r Hurtado. III! I Publica BLANCO Y NEGRO s 5 1 en su próximo número, entre otros notables originales: E L P R E S I D I A R I O Y L A T A N G U I S T A por W Fernández Flórez. A Q U Í J U N T O A L M A R L A T I N O por Felipe Sassone. B L A S O N E S L I T E R A R I O S P O E T A S Y N O V E L I S T A S por B l a n co- Belmonte. G U I T A R R A P E R C H E L E R A cantares, por Narciso Díaz de Escovar. T A P I Z poesía, por J Jurado de la Parra. L O S N E G O C I O S Y L A M A G I A N E G R A por A Hernández- Catá. P A S A D O S L O S R E Y E S M A G O S crónica de arte, por Manuel A b r i l E L T E L E F O N O D E D O N J U A N cuento, por Ramón Gómez de la Serna. L A DOCTRINA por Andrés Révész. R E S E Ñ A D E P I N T O R E S D E M A L A G A por G González A n a y a D E MONROE, E N E L EXTREMO ORIENTE, ¡I 1 3 ¡j S j L a situación en el campo. S e cree que el monte L a Atalaya está o c u pado p o r los rebeldes Medina 13, 3,30 madrugada. E l campo sigue en poder de los campesinos. L a s fuer. zas no salen de Casas Viejas n i de Medina Sidonia hasta por l a mañana. Continúan sin aparecer Jos choferes y el peatón de C o rreos, temiéndose por sus vidas. U n monte próximo llamado L a Atalaya, se cree que está tomado por los campesi- nos de Medina Sidonia, que huyeron el pasa- do día 10, a l fracasar el golpe que dieron, aprovechando el desplazamiento de l a Guardia civil para Jerez. listan armados con las escopetas cogidas violentamente en los cortijos. Por E l movimiento preparado para el día 10 en dos guardias civiles por unas reducidísimas rendijas de los ventanales. recibieron senMedina fracasó debido a que hicieron acto dos balazos en el ojo derecho los dos. Esta de presencia los guardias civiles que iban certera puntería demuestra que los revoltode T a r i f a a Jerez, y los revoltosos creyesos se hallaban preparados perfectamente ron que venían destinados a este pueblo, y con los codos apoyados en tierra y apuntana l a presencia de soldados de Infantería de do con las máximas precauciones. E n vista M a r i n a que, procedentes de San Fernando, llegaron para pasar las Pascuas con sus f a- de l a agresión se dispuso que las mujeres que había en el puesto de l a Guardia civil miliares. Taimibién, y muy especialmente se lo desalojaran. debe ei fracaso del movimiento, a l a actitud del alcalde de este pueblo, D Ángel Butrón Linares, que con sólo dos guardias civiles, Llegada de refuerzos. L o s r e v o l algunos municipales, seis carabineros y ocho tosos se hacen fuertes en una casa serenos, se mantuvieron toda l a noche a l a expectativa y rechazaron con fortuna un t i- y desde allí atacan a la fuerza púroteo de los sublevados. blica Las comunicaciones con Medina quedaron E l gobernador dispuso que se enviara cortadas y restablecidas más tarde. Guardia civil y guardias de Asalto, procedentes de San Fernando y otros puntos, reSalidas en guerrillas. L a telefofuerzos que llegaron a Casas Viejas a las nista d e M e d i n a Parece iniciarse dos y media de l a tarde. Los levantiscos, antes de l a llegada de las fuerzas, habían corla deposición de armas tado las comunicaciones telegráficas y teleSe asegura que en los sucesos de l a mafónicas, abriendo en las carreteras zanjas en drugada pasada en Casas Viejas los campeunos sitios y promovidos barricadas en sinos en algunos momentos hicieron salidas, otros. Como además en toda esta comarca formando guerrillas desplegadas, y con raro existen muchas chumberas, tras ellas se s i acierto en l a puntería, pues se trata de gentuaron los rebeldes para hostilizar a l a fuerte habituada a l a caza desde pequeños. za. A l llegar los guardias de Asalto, siguienL a señorita María Sánchez Campo, que do l a táctica marcada para las poblaciones, es l a encargada de l a central telefónica de se dedicaron a perseguir a los vecinos que Medina, lleva en su puesto tres días sin desvenían en plan de asalto. A l refugiarse uno cansar, dando curso a todo el servicio ofiéi los revoltosos en una casa y perseguirle cial que con motivo de los sucesos referidos un guardia de Asalto, fué herido en el corral ha tenido que transmitir. que hay situado antes de l a vivienda, queHay noticias por las que se sabe que pa- dando en uno de los ángulos del mismo. rece iniciarse l a entrega de las armas en los A l entrar otro en l a casa donde especialcortijos por los revoltosos. mente se hacían fuertes los revoltosos, cela matándole. E l gobernador de Cádiz rraron estospuerta por dentro, lucha se hizo En incidentes de l a protegidos por l hace u n relato de Jos s u- de- noche y, hacían imposible a oscuridad, los levantiscos el que l a fuerza se acercara para reducirles. cesos E l guardia de Asalto herido en el corral Cádiz (urgente) 12, 3 tarde. Con objeto tuvo que pasar allí toda la noche sin que se de tener una versión fidedigna de los hechos le prestara asistencia. Debido a l a situación acaecidos en Casas Viejas, y a l mismo tiemdel corral pudo esconderse en el citado ánpo conocer si ya estaban reducidos los le- gulo, evitando que le rematasen. vantiscos, visitamos al gobernador a las dos El. teniente de las fuerzas de Asalto, en de l a tarde. vista áí l a imposibilidad de acercarse a la Comenzó diciéñdcjjos que ayer, a primera vivienda, pidió a Cádiz bombas de mano, hora, los rera fosos agredieron el cuartelique llegaron a Casas Viejas alrededor de llo de la Guardia civil de Casas Viejas, acelas nueve de la noche. Cerca de las cuatro chándoles desde unas tapias próximas, s i de la madrugada se lanzaron dos o tres, tuadas a diez o doce metros. Al a s e- ¿qrribas, saliendo dos revoltosos que iban f qué fracasó el movimiento en M e d i n a ¡Véase el próximo número de BLANCO Y NEGRO mi! ll! IM ¡ll ¡H! ll li! ¡ll ¡il! iíill! l ¡l ¡l ¡l! lllin heridos y que se entregaron. L o s demás quedaron dentro. De este momento de l a lucha, el gobernador no tenía noticias; pero al parecer, lá fuerza pública penetró, apoderándose de a r mas y municiones y practicando l a detención de. los levantiscos. U n guardia de A s a l t o muerto y cuatro heridos, dos guardias c i v i les gravísimos y u n o grave. L o s rebeldes tuvieron diez muertos y doce heridos 1 E n total, según las noticias incompletas del gobernador, en las diferentes refriegas habidas en Casas Viejas, 110 sólo durante el asalto, sino al intentar l a fuerza pública registrar otras, en l a que se les recibía a tiros, resultaron un guardia de Asalto muer- to; tres o cuatro heridos, de éstos, dos dé perdigonada en la cara; dos guardias c i v i les tan gravemente heridos, que se teme f a llezcan de un momento a otro, y otro guar- i dia civil herido grave. De los revoltosos unos diez muertos y diez o doce heridos. E n total, las fuerzas que actuaron en Casas Viejas eran unos cuarenta guardias de Asalto y cfcho o diez guardias civiles. Según las noticias del gobernador se practicaron numerosas detenciones. Significación de la revuelta. S u s cripción para la compra de armas. E n M e d i n a Sidonia se preparaba otro ataque Preguntada dicha autoridad sobre l a significación de l a revuelta nos dijo que se trataba de elementos analfabetos, sin poderse concretar si comunistas o sindicalistas. Seguramente por ser materia abonada para ello, los elementos disolventes les engañaron, soliviantándoles, hasta el punto de producir íesta tragedia. E n el domicilio social de los obreros de Casas Viejas se ha encontrado una lista de suscripción pronpresos, suscripción que, desde luego, se sabe que estaba destinada a la compra de armas, aunque a l pedirles las. cuotas a los vecinos se les decía que era para los hermanos presos Nos añadió el gobernador que recibía noticia de que en las inmediaciones de M e dina Sidpnia se hallaban reunidos unos dos-
 // Cambio Nodo4-Sevilla