Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AJEDREZ Negras: Spielman. (Isuevs fichas. EL MUNDO ESPIRITUAL D E L AJEDREZ U n puñado de interesantes noticias. A e D E S D E un punto de vista crítico conjunto del match, y a pesar también de 2 Ws ofrece picante atractivo l a extraña su conocimiento profundo del gambito c i tado, l a única derrota sufrida por el maescontradicción en que oscila la teoría del ajetro austríaco en esta contienda- ocurrió en drez, y que no acaba nunca de concretarse la partida en que aceptó el gambito con y resolverse de un modo satisfactorio. D e las negras y tuvo de su parte todos los un lado parece ser un juego geométrico, en factores indicados. íntima relación con las matemáticas, que lian sido aplicadas con éxito a muchos de A continuación transcribo l a partida mencionada y trato de explicar escuetamensus problemas (marcha del caballo recote l a razón de la sinrazón, es decir, l a verrriendo todas las casillas del tablero sin re (Nueve fichas. petición y enlazando l a primera con l a úl- dadera causa de este fracaso de Spielman, que aparece implicar el de la teoría de Blancas: Stoltz. tima, resuelto por E u l e r posiciones distinaperturas. Posición después de la jugada 29 de las tas en que pueden situarse ocho reinas sin blancas. Gambito del rey rehusado. Blancas, Stoltz; atacarse mutuamente, g e n e r a l i z a d o por negras, Spielman. i P 4 R P 4 R 2. K r a i t c h i k número de jugadas para dar T 3 R 30. R 1 A R 3 C 31. T 5 D R 4 A P 4 A R A 4 A (en este gambito, como en mate de alfil y caballo desde una posición 32 A 3 C, T 2 R 33. P 4 C! y las negras muchos, lo mejor es aceptar l a entrega y tipo, según l a fórmula Raymond- Roussel; tuvieron que abandonar. no empeñarse en conservarla sino atender dispositivo mecánico inventado por el insiga las conveniencias generales de l a p o s i ne Torres Quevedo para dar automática m ¿S E n l a Asamblea general de l a F e ción, que en esté caso indican emprender mente el mate de rey y torre contra rey, S 2? deración Española, celebrada en inmediatamente un contraataque en el centambién desde una posición tipo, cualesquietro, como sigue ...2. P X P 3- A 4 A Barcelona a últimos del mes pasado, fué ra que sean las jugadas de l a defensa, etnombrado un nuevo Comité ejecutivo, comP 4 D 4. A X P C R 3 A etc. con juego cétera, etc. y que, sometido a condiciones puesto por los señores siguientes: Presidenigual) 3. C R 3 A P 3 D 4. P 3 A P 4 A manifiestas de tiempo, espacio y fuerza, puete, D Ramón Fernández; vicepresidente, don (este contragambito lateral se ha puesto de de llegar a encuadrarse en un conjunto de Enrique R u b i o tesorero, D Eugenio R u moda en los casos en que las blancas, haprincipios generales y a que sus reglas adbín, y vocales, D José González Mach y ciendo P 3 A D intentan avanzar luego el quieran los caracteres del conocimiento cien P D para dominar el centro) e, P A X P D. Enrique Pelludh. tífico. Pero, de otra parte, observamos que la P D X P 6. P 4 D P R X P 7- A R 4 A! práctica de las partidas abarca en el medio un E l Grupo Ajedrecista del Ateneo (línea de juego que constituye l a llamada campo tan extenso de posibilidades, que los variación Reti, analizada por su autor en P Obrero, de Gijón, me comunica ofiresultados son poco concluyentes y las norcialmente un acuerdo, que, pese a la modesel Laerobok de 1921, que demostró ser venmas inducidas por l a teoría no consiguen tia, creo deber publicar en su total extentajosa para el blanco. A s í parece raro y alcanzar el rango de leyes, porque l a passión. Y es que en l a unta general, celebrada sólo puede atribuirse a una sobreestimamosa vitalidad. del juego las rectifica contiel 23 del pasado, se votó, por aclamación, ción de sus facultades el que un experta nuamente. nombrar socios de honor del Club al doctor como Spielman cayese en ella) P A P Rey y al cronista que suscribe. V e o en esta 8. C s R C R 3 A 9. C 7 A D 2 R 10. Y es que en el mundo espiritual del ajemedida un doble aspecto, plausible y grato, CXT, P ó D 11. A D 5 C A 7 Á- J- drez, no obstante l a pequenez material del que deseo destacar. Así, respecto al campeón (Esta, jugada simplifica en perjuicio de las tablero y la escasez de las fichas, se origide España, aplaudo l a honrosa distinción, negras un juego y a comprometido por l a na una sucesión de fenómenos- -llamando más que como recompensa a sus indiscutibles pérdida de material, y en que su única esasí, valga l a pedantería, a las partidas y méritos, como estímulo de l a germinación de peranza estribaba en sostener el centro de estudios que se producen un día tras otro- esperanzas que en él ponemos muchos, y peones que amenazan el rey blanco. P a r a más varios e inclasificables todavía y más respecto a mi l a agradezco profundamente, ello lo mejor hubiera sido... 11. A D i O difíciles de atrapar y explicar, por la forcolmando m i reconocimiento los siguientes 12. R X A D 4 A 13. A 3 R, D X A R midable araña de l a hipótesis, que cualquier términos, en que el presidente me expone 14. P 3 T R, A 3 R 15. C 2 D, D 4 D 16. grupo de hechos del mundo físico. Deliciosa como motivos: P o r una parte, porque su P 4 C R, C 3 A 17. P 4 A D 2 D 18. cualidad, propia para desesperar a ciertos visita a ésta marcó una fecha memorable en P C A 5 C! 19. D i A R A 7 R 20. maestros jóvenes y eruditos que, como hace la historia de nuestra entidad, y por otra, D 2 C, D 4 A 21. R i C C 2 D 22. notar el ingenioso Tartakower, aspiran prelas numerosas muestras de consideración de D X P- f- D X D 23. C X D (la desapamaturamente a reposar sobre l a técnica, pero usted recibidas durante esa visita, tan desrición del centro negro envuelve la pérdida que, en cambio, nos encanta a muchos afiinteresada como agradable cionados, pues se evita l a monotonía de las inevitable de l a partida por este- bando. E s sin embargo, interesante l a forma en que Ahora, sobre l a marcha, empezaré a pavariantes conocidas, multiplica las sorpreStoltz liquida una situación ventajosa) gar con un consejo l a deuda de gratitud sas, polariza l a emoción y mantiene siempre R 2 R 24. C 3 C. T X C 2 C V A lanzando l a propuesta de que ese entusiasta fragante l a belleza del combate. PXC; 26. T 2 T R 2 A 27. T X P Grupo organice un torneo de verano, en el T a l criterio, que sustento de siempre, se T i R 28. T i D C 2 D- 4 R 29. A 4 A que los atractivos de esta fiesta ajedrecista y me afirma hoy al examinar una de las pai (véase el diagrama. los encantos de l a playa incomparable de G i tidas del match Spielman- Stoltz, recientejón en esa época se apoyarían y beneficiamente jugado y que ganó el primero por rían recíprocamente. cuatro y medio a uno y medio. E n efecto, Ahí queda l a idea que, expuesta en cuatro entre las conquistas provisionales de la teoNos vemos favorecidos diariamen- palabras, resulta algo pálida, pero que si ría a que antes aludo, se cuenta l a demolite con innumerables cartas, en que encuentra el apoyo del Ateneo y de l a afición ción de los gambitos mediante defensas gijonesa puede convertirse en una espléndiapropiadas. P o r eso, l a generación actual, ios lectores de 71 B C exponen ini- da realidad ajedrecística de importancia namás libresca que luchadora, ha llegado a cional. formarse de los gambitos una idea tan poco ciativas y observaciones, muchas halagüeña como de los carruajes de tracA Desde Hamburgo un lector de esción animal y no los emplea nunca. Pero, de ellas oportunas y plausibles. 2 t S r tas crónicas, el Sr. Gustav Holzapcomo indicaba en una crónica anterior, e! TVo siéndonos posible materialmen- fel, de Altona- Blankenese, me escribe indimaestro Spielman, que por su edad pertecándome el interés con que allí siguen los nece a l a que llamamos aquí generación te contestar a tan copiosa corres- aficionados e l desarrollo ajedrecístico que del oj 5, es un ferviente partidario de los ahora se observa en España. A este propóplanteos de peón de rey y un especialista pondencia, rogamos a nuestros co- sito me expone que tuvo dificultades para del gambito del rey. Pues bien, su joven 68, corresponmunicantes que reciban con estas resolveralel problema número de 23 de eneadversario, Stoltz, no ha vacilado en comdiente número de A B C batirle con su. arma favorita, ofreciéndole lineas nuestra disculpa y no inter- ro último, porque en el diagrama no se veía tste gambito, y aquí viene la incongruencia. bien una ficha de los negros y me invita a A pesar del fallo de l a teoría, condenatorio preten a descortesía la falta de seguir el sistema práctico usado en Alemapara Jos gambitos, de l a superioridad comnia, de indicar también l a colocación de laí binativa demostrada por Spielman en el respuesta particular. fichas además del námero. Este sisteme, 1 ev
 // Cambio Nodo4-Sevilla