Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. S Á B A D O x 8 D E F E B R E R O D E 1933. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 16. Ahora bien, la separación de republicanos y socialistas no es, a juicio mío, necesidad apremiante de días; creo que tampoco debe demorarse indefinidamente, pero debe hacerse en tin plano de perdurable cordialidad. radicales, para que la obstrucción ténsame. Entendían que no sería posible otra semanal análoga a la transcurrida, en un ambiente: dañino, no ÉÓ! O para el Parlamento, sinopara el mismo régimen. i Cuando los periodistas interrogaron á loa; mencionados jefes de minoría, los encon- traron reservadísimos, aunque no negaron el objeto de la conversación. Desde luego no se pudo saber qué gestiones pensaban: iniciar paradar cima a su propósito. L a minoría radical supo que esta confe- rencia se había celebrado, pero hasta ellajsólo llegaron referencias confusas. -Además será inútil que nos requieran- -nos. dijo el Sr. Guerra del Río- Es deelogiar y estimar la buena voluntad. de eso señores, pero la minoría radical está abso- lutamente decidida a perseverar en su actitud, porque tiene la convicción íntima de que, si continúa este Gobierno, la, catástrofe ¿para España será inevitable. Pasteles, noj 1 opinión sobre el particular y de, esas consultas sale la solución, que incluso puede ger la continuación del mismo. Gobierno. Sobre las disensiones en el seno de la minoría radical- socialista También han seguido siendo muy comentadas en los pasillos de la Cámara las declaraciones hechas por el Sr. Pérez Madrigal y por el Sr. López Goicoechea, radicales- socialistas. Era también muy comentada la reunión que ayer celebró la comisión de Justicia, en la que se dio cuenta de la dimisión de su presidente, Sr. Salazar Alonso, y se eligieron nuevos presidente, vicepresidente y secretario. Una vez que se hubo aceptado la dimisión del Sr. Salazar Alonso, los radicales propusieron la candidatura del Sr. Baeza Medina, para ocupar el cargo que aquél dejaba vacante, pero la propuesta fué seguida de un profundo silencio, por parte de los radicales- socialistas, lo que se interpretó colmo una disconformidad de este grupo a que se eligiera a dicho señor para la presidencia de la Comisión. Parece ser que más tarde se propuso al Sr. Jiménez Asúa para el cargo, ya que no parecía existir unanimidad con la candidatura del Sr. Baeza Medina, porque había el propósito de no elegir a nadie de la moyana paria el puesto; pero los diputados socialistas que forman parte de la Comisión se opusieron resueltamente, por estimar que el Sr. Jiménez Asúa tiene de tnasiadas cosas a que atender y no le sería factible desempeñarlo con la atención que requiere. Después de una amplia discusión, en algunos momentos violenta, se eligió ái Sr. Baeza Medina, y entonces fué cuando el Sr. Gomáriz. dimitió su cargo de secretario, diciendo que no Je parecía oportuno que presidencia y secretaría estuviesen encarnadas en diputados del mismo partido. Una proposición incidental E l Sr. Salazar Alonso ha presentado a la Mesa de la Cámara una proposición incidental, pidiendo que iel Gobierno dé cuenta a la Cámara del estado en que se encuentra la huelga minera de Asturias. Una explicación del señor Alba D. Santiago Alba xplicó ayer en los pasillos el sentido de su interrupción cuando hablaba el director general de Primera Enseñanza, Sr. Llopis, en la proposición incidental sobre construcciones escolares. Dijo el señor Alba que había querido significar con ella su protesta por el hecho de que un funcionario, se levantara, enjugar del ministro, y suplantando el puesto de éste para dar explicaciones y ofrecer datos. Si se sigue ese régimen no será posible d diálogo con el Gobierno, porque a éste corresponde únicamente 1 a contestación a los diputados- que lo interpelan. Ultimas impresiones La- prueba! de la preocupación del Gobierno por la- situación parlamentaria está ¡en la deliberación que Sostuvo acerca de ella enel Consejo de la mañana. Creemos nosotros: que los ministros estudiaron todas las posi bilidades de frustrar, la obstrucción. Segura El señor Lerroux no quiere la amerite bien examinadas, quitaron al Gobier no toda esperanza de conseguido. Para íá crisis para é! sirio para España sesión permanente necesitaba la mayoría A l retirarse del Congreso D. Alejandro absoluta de votos y lo mismo para el emLerroux, volvieron a rodearle los periodispleo de la guillotina; y la- ausencia de numetas. Le preguntaron éstos si concia el rurosos diputados catalanes y, la actitud de dk mor, muy extendido, de que el Gobierno in- sidencia en que aparecen colocados varios tentaba la reforma del Reglamento de la radicales- teocialistas, debieron pesar mucho Cámara, piara frustrar la obstrucción. en el ánimo de los consejeros. E l caso es- -No lo creo- -contestó- Si el Gobierno que no se adoptó ninguna determinación, y lo interesa, debemos tener presente que la que no se piensa en aplicarlas medidas- ex- reforma del Reglamento es un proyecto de tremas del Reglamento. tey y que un proyecto de ley tiene sus trámites normales. Como esto es así, nosotros El presidente de la Cámara dice usaríamos de las facultades que nos conceel actual Reglamento y presentaríamos que amparará el derecho de la mU Manifestaciones del señor Artiinfinidad de enmiendas a los artículos de la noria radical gas Arpón reforma, con lo que la obstrucción contiDon Julián Besteiro ha contestado- de este Preguntamos al Sr. Artigas Arpón, miem- nuaría todo el tiempo que fuera necesario... modo las preguntas que- le formuló un pe. ijro destacado de la minoría radical- socialis- -Y luego la crisis- -interrumpió, con sorta, su opjnión sobre las declaraciones que na, alguien que fe oía, perteneciente al par- riodista: ¿Qué nos dice, señor presidente, de- las ayer tarde nos hiciera el Sr. López Goicoe- tido socialista. obstrucción radical? chea, y nos contestó: E l Sr, Lerroux meditó tinos momentos y- -Que ampararé desde la presidencia de; -No me ha sorprendido la actitud de las repuso: la Cámara los derechos de esa minoría. agrupaciones radicales- socialistas de Mur- -En efecto, la crisis. Pero no para mí, si- ¿Cómo responderá a la sistemática opocia, sugiriendo la de sus diputados señores no para España. M i actitud de hoy es correLópez Goicoechea y Moreno Galvaehe. E l lativa con la que adopté en la crisis de hace sición del grupo lerrouxista? -Con el reglamento en la mano y otor- pacto del Frontón -como se llama al diá- un año. Y o entiendo que los socialistas, por logo de los señores Prieto y Azaña, tenía el bien del país, deben abandonar el Po- gando a los radicales estrictamente sus dereque promover reacciones en los grupos ra- der. Después de eso que gobierne cualquier chos, esto es, que no. podrá esa minoría oposicionista ejercitar con amplitud de crite, dicales- socialistas de toda España. Por lo republicano, que yo lo apoyaré. rio por la presidencia la obstrucción que se que a mí afecta, como diputado por la propropone. vincia de Soria, donde la única organización- -Alguien ha hablado de la posible aplicáv republicana extensa y profunda es la radical- ¿Se inician gestiones para enconción de la. guiUptinü... socialista, el acto de las agrupaciones de trar una fórmula de arreglo? ¿Quién piensa en ello? No lo crea Murcia se encuentra situado en una línea Se pudo observar ayer que el Sr. Maura preciso. paralela. En recientes declaraciones hechas sostenía varias conversaciones, y entre ellas- ¿Y del momento político? ¿De las conen un diario de la mañana sostenía yo que una muy larga con el ministro de Instruc- secuencias que pueda producir ia oposición, los republicanos gubernamentales de izción Pública. Hay que advertir que el señor radical? quierda tendríamos que llegar a una vida auMaura se encontraba apenado por la situa -M i condición de presidente de las Cor- tónoma, desprendidos de los socialistas, para ción parlamentaria, considerándola peligro- tes me impone la elemental discrección de ique la República afirmase su carácter de bur- sísima. no comentar asuntos políticos. guesa- por encima de las luchas de las orgaSe supo poco después que habían sostenizaciones proletarias, velando por. que sus nido una conferencia tres jefes de minorías Reunión urgente del partido racontiendas se traduzcan en la realización de republicanas: el Sr. Maura, de la derecha: la justicia social. Y naturalmente un pacto el Sr. Fraftchy Roca, de los federales, y el dical- socialista con los ministros republicano- socialista, con vencimiento sine Sr. Iranzo, de los elementos que- figuraron die pugna con el de aquellas agrupaciones en la Agrupación al Servicio de la Repú- señores Albornoz y Domingo y que yo ausculto frecuentemente por el ejer- blica, y que hoy son independientes. el Comité nacional cicio de mi representación. Considere por Se supuso que esta conversación estaba Los señores Guallart y Gomariz, diputados tanto que no está fuera de lugar la petirelacionada con la obstrucción radical. En radicales- socialistas, han enviado una carción de los radicales- socialistas de Murcia. efecto, los tres jefes republicanos convinie- ta al jefe de su minoría, pidiéndole que d, Hace falta una definición clara hecha por ron en la necesidad de ag- otar todas las ra- próximo viernes se reúna ésta con los miía suprema autoridad del partido, que 110 zones posibles, cerca del Gobierno y de los nistros y el Comité nacional del partido. puede ser interpretada por nadie, aünque el E l señor Guallart dijo a los periodistas íatérprete implícito en este caso haya sido que los acuerdos tendrán gran transceodenpersona tan ilustre y de tan alta responsabicía para el partido, y. muy grande para iúa como el Sr. Asaü ¡a. Eolítica narioaal. Lea V. I BLANCO y ÜEGiO