Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CRITICA Y NOTICIAS D E LIBROS La ciudad automática de Julio Camba. El hombre de los medios abrazos de Samuel Ros. Firmamento taurino de Valentín F Cuevas. Otros libros. En este tomo se resumen las crónicas del ilustre escritor durante una de sus estancias- en la capital de los Estados Unidos; la ciudad automática es Nueva York. Camba se siente, él lo confiesa, atraído por Nueva York; es una ciudad que le irrita, pero que le atrae de un modo irresistible. Es que ha descubierto en ella un romanticismo por excelencia, un romanticismo que nace precisamente de la brutalidad, de la codicia, de la violencia, de la ambición material, de la limitación Considera que visto desde Nueva York el resto del mundo ofrece un espectáculo extemporáneo, de vida pretérita, quizá envidiable, pero imposible de vivir, porJ U L I O CAMBA que ya pertenece a la Historia. La ironía, el sentido paradójico, de una honda psicología casi siempre, efluyen en las observaciones originales de Camba ante lo que ve y lo que percibe en la compleja y tumultuosa urbe. Su estilo buido, fino, acerado, dispara las flechas sobre la superficie de las cosas y nos abre la visión de ío interno. Un breve capítulo, de tres o cuatro páginas, nos ofrece el relieve, la sensación más intensa y más sintética de un aspecto general, o. el relieve exacto y sugeridor de una escena. Las descripciones concisas, descarnadas, tienen el valor de la precisión en el adjetivo. Camba- -ya es sabido- -maneja el idioma con una extraordinaria limpidez y propiedad; la idea aparece clara con toda su fuerza intrínseca, sin diversión del pensamiento. Camba nos entera en rápidas y certeras ojeadas de los aspectos más curiosos, sui géneris y estrambóticos de Nueva York. Y en muchos de ellos advertimos los fuertes contrastes con su inmediata consecuencia en la comparación. Ha descubierto Camba contradicciones no aparentes que sólo su imaginación y su humorismo hagan verosímiles, sino de una tangible realidad. Así, por ejemplo, en las comidas. La comida empieza a ser mala de dos dólares para arrita cuando los cocineros se consideran obligados a hacer fantasías sobre su condimentación; pero del dólar para abajo es sana, buena y asta alimenticia Camba nos cuenta cosas curiosas, instructivas, verdaderamente nuevas para nuestra retrasada existencia. Unas le inspiran la frase burlona; otras, más que admiración, suscitan su asombro; otras son francamente admirables y envidiables. En todos los relatos hay, sobre todo, un probo sentido de veracidad. Camba no desf. gnra ni deforma se atiene a lo real. Y éste es el más futirte atractivo de lo que luego añade en sus ingeniosas digresiones, porque nos habla siempre de la realidad. El mecanismo o- la: vulcanización es, por lo común, o que más sugestiona a Camba. Le seduce v le encoleriza. Advierte, naturalmente, los defectos de su exageración, que no parece L A CIUDAD AUTOMÁTICA, por Julio Camba. sino que busca el suprimir la relación del hombre con otro hombre para entenderse directamente con la cosa; pero, a través de la chanza y, a veces, del sarcasmo, no puede negar las ventajas de unos métodos que ahorran tiempo, molestias y contactos enfadosos, simplificando y acelerando infinidad de servicios. Claro es que la mecanización no es el tema único; otros, no menos trascendentales, sujetan a cada momento la reflexión analítica de Camba: la moral, la cultura, la contraposición de fases económicas... Y todo ello tratado con la misma concisión enjuta, con la misma ligereza alada del estilo y con la misma aguda profundidad. Se han editado en francés y en español centenares de libros que pintan de diversos modos, con diversas tendencias y también con diversos prejuicios) la vida en Nueva York. Quizá ningún temperamento nos la traslada con más sugestivos reflejos y, desde luego, ninguna pluma con más donaire y más perfilada brevedad que julio Camba. geni que En ras de producida Alguna escenj, suavizada por los La lectura de la de una singular ai fluidez y lo pintore, también por la abun les y de pensamiento, el menor desliz hacia la deformación. Todo propio y sus proporciones todo ello el temperamento y recoge aspectos y observación guiar significado. Y hay en el fonda todas un sentido reflexivo, una vibra! ternura, un alcance emotivo que nos estremecer. Completa el volumen un epílogo, desenf dado y lleno de graciosas mentiras, con li reseña del banquete nupcial. Medio Madridl acude a celebrar el matrimonio de Boina Asul y Jersey Blanco. Y el autor aprovecha la presencia de aquella ola de escritores, periodistas y artistas, para urdir unos diálogos que rezuman intención satírica y burlesca. 1 Samuel Ros. -Novela humorística, de auténtica calidad, es ésta del Sr. Ros, que consigue divertirnos con un asunto sentimental y patético. No quiere ello decir que no logre también emocionarnos a ratos; pero la emoción viene como un reflejo del episdio, sin que el autor abandone su tono. Tiene el Sr. Ros sobre todo, potente facultad de observador, que le permite recoger los detalles y perfiles más sugeridores. Aun en los pasajes más transitivos y accesorios percibimos el ambiente, con ahorro de elementos descriptivos. La originalidad de la visión SAMUEL KOS nos sorprende a veces con las sensaciones más peregrinas. (Un paisaje demasiado educado para ser paisa je; un foco de luz que se aburre en un pasillo demasiado liso y demasiado blanco... Los personajes principales, Boina Asid, ella, y Jersey Blanco, él, no tienen nombre patronímico. Dijérase qtie son figuras simbólicas. Pero su contextura, de un fuerte humanismo, nos los presenta como tipos reales. Son de la realidad de nuestra vida, de estos años de ahora. Un accidente de fútbol le deja a él manco; el bisturí tiene que amputar un seno a ella. Los dos mutilados acabarán por unir su existencia. Mas lo interesante no es el desenlace, sino el ir viendo cómo reaccionan ambos para rehacerse después de reparados por la ortopedia. El proceso psicológico está seguido como mirándolos desde arriba, sin que el autor se incruste en el personaje para que se conduzca y se produzca con arreglo a plan. Todo el proceso se desenvuelve con una naturalidad llena de gracia y de efectos sorprendentes, que alejan las ideas lastimeras. j E L HOMBRE DE ¡LOS MEDIOS ABRAZOS, por rrañaga Couget. -Don Pedro de Larrañaga Couget ha publicado un tomo de poesías, en el que el autor dedica muy certeras y delicadas semblanzas a damas y damitas de la buena sociedad bilbaína. La obrita de Larrañaga es, en suma, un bello manojo de madrigales que honran al literato y al poeta. DISPENSARIO DEL ALMA, por Pedro de La- Aburto. -El periodista Luis Ocharán Aburto ha reunido en un tomo diversos trabajos periodísticos, en los que, junto a una pluma jugosa y fácil en la narración, campean la amenidad y rasgos y detalles de fina observación. FIRMAMENTO TAURINO. En este nuevo libro que la brillante pluma del escritor taurino Valentín F Cuevas ha dado a la estampa, no es el propósito del autor presentar estadísticas, más o menos interesantes, acerca de las corridas toreadas durante la temporada por los ases del toreo, sino que aspira a liacer resaltar la obra artística cíe los que lograron brillar como astros deslumbrantes en. el firmamento taurino, En el libro de F Cuevas aparecen las semblanzas de Orte! g a Barrera, Marcial, los Bienvenida, V i llalta. El Estudiante, La Serna. Cagancho, Félix Rodríguez, ArniUita Chico, Gallardo, Chicuelo, Maravilla, Corrochano, Domínguez, Morales y Madrileñito, con los matices que cada una de estas figuras ofrece dentro de la fiesta, y que comunican amenidad e interés a las páginas, ilustradas con dibujos de Ruano TJopis, caricaturas de Mel y apuntes de Peñalver Jiménez y Julio Barrera. VALENTÍN F. CUEVAS CUARTILLAS SUELTAS, por Luis Ocharán
 // Cambio Nodo4-Sevilla