Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. S Á B A D O 25 D E F E B R E R O D E 1933. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G CUEST 1 ONES RIAS AGRA- Fincas a las que se aplica la intensificación de cultivos M a d r i d 24, 6 tarde. L a Gac ta de hoy publica una. orden del ministerio de A g r i cultura, aprobando el expediente instruido por la Dirección de Reforma Agraria, y por el que. se aplica el decreto de intensificación de cultivos a las fincas siguientes: Provincia de Toledo, término municipal de San Martín de P u s a Peladilla, M a g dalena Baja, Mancho, Macarro Bajo. Término municipal de Cardiel de los Montes: Santa María, Los Campillos. Término municipal de Noves: Olveiíe, San Silvestre. Provincia de Badajoz, término municipal de A z u a g a Dehesa Nueva, L a Serrana, L a Charca, Mesillas, Baldío de Doca, Bárbara, carretera L a Bolonia, Coto Carrasca! L a Mangada, Casa de Campo, L a Cueva, Toconal, Casa V i e j a E l Morro, Coto Mesa y Piedra A z u l Camillas, L o s Madroues, Las Labores, Jalcón Membrillo y Jabata, Las Provincias, Los Casares, Cortinas y Ranas, Casa Vieja. Todas las fincas de la zona cerealícola llamada L a Campica, exceptuando las inferiores, a 19,31 hectáreas. Término municipal de Orellana la V i e j a E l Coto, Dehesilla del Coto, E l Hato, Cao- retas de A r r i b a E l Sotillp, Ciego de A r r i ba, Racha, Cantalobo, Somera, Moheda, Zarza de Abajo, Cardoso, Zarza de Arriba, Majada de Riego, Turcal, Guadalperal de A r r i b a Guadalperal de Abajo, Pizarroso, Perrines, Ciego de Abajo. Término municipal de Trassierra: L a Mata, Orcajos, Hinojo, Mirallores, Olleras, Campillo. Provincia de Sevilla, término municipal de Bollullos de la Mitación: Juliana, Benagiar. Término municipal de Guadalcanal: Sanjunco, Hamapega, Dehesa de Monforte, Dehesa Banal, Marmoleja, Hornillo, L o s Tomillares. Término municipal de Real de la J a r a Alcornoque y Chaparral, E l Pito, Vaítorcaz, E l Santo (lote L a Jaulita) E l Santo, Llanos de Málaga, E l Santo (Las Águilas) Garganta Fría, Dehesa Juan C a bello, E l Neblar, Los Lapares, E l Pito y Navarredonda. Término municipal de V i llafranca y Los Palacios: Trobal. Término municipal de E c i j a Algarbes y Algarbillos, Tejadilla, Fuentidueca. Término municipal úe Burguillos: Cortijo de Esquivel. Provincia de Cádiz, término municipal de Villamartín: Novillero, Las Mueñas, Tierras Nuevas, L a Cordillera, L a Norieta Alta, L a Norieta Baja, E l Albercón. Provincia de Jaén, término municipal de A r j o n a Pachena. Provincia de Ciudad Real, término munidpal de Albenojar: Tamaral, Hato, Mojón Blanco y E r i z o Solanilla y Paso de las Muías, Hornillo y H o r m a de la Campana, Paquelas y Canalejas, Valconejuelo y Criojas, Prado y C á r n e r i l Rubial y B a j a las Camas. Término municipal de V i l l a m a y o r Coto de la Cruz, E l Collado, E l Consuelo, Los Barrancos. Término municipal de R u i riera: Navazos, Moralejas. e procede, hacer declaración alguna respecto de la marquesa de Pelayo. Otra excluyendo a D Joaquín Robert y de Garres, ex. conde de Torroella de Moratgri, de la repetida relación. FOUCHE DE STEFAN ZWEíG 1 NFORMAC 1 MILITARES ONES S e ha posesionado del mando de la división el general Núñez de Prado Ayer se posesionó del mando en la Jefatura de la Segunda División el general don Miguel Núñez de Prado. L e dio posesión el inspector general del Ejército, D Leopoldo Ruiz Trillo, que ha desempeñado el cargo en comisión desde los sucesos de agosto pasado. E l general Ruiz Trillo ha dirigido, al cesar en el mando directo, pues como inspector continúa con fuero sobre estas tropas, una alocución de despedida, alentando a todos al cumplimiento del deber y agradeciendo la lealtad con que sus órdenes fueron cumplidas. E l general Núñez de Prado, a su vez, ha saludado a las. tropas en la orden de la plaza, mostrando su seguridad en la adhesión de sus subordinados. A cumplimentar al nuevo comandante de la División acudieron los altos jefes de la guarnición. E l Sr. Ruiz Trillo, antes de marchar a Madrid, se ha despedido afectuosamente de nosotros, por cuyo atento acto líTquedamos reconocidos. E l general R u i z T r i l l o a M a d r i d E n el expreso de anoche marchó a Madrid el general inspector del Ejército, D. Leopoldo Ruiz T r i l l o Acudieron a despedirle a la estación las autoridades, el nuevo jefe de la División y los jefes de Cuerpo con comisiones de jefes y oficiales. L a despedida tributada al general Ruiz Trillo fué muy afectuosa. Modelos para maiad f i e invierno Son selectísimos los modelos que, en el B L A N C O Y N E G R O de mañana domingo, ilustran la C R Ó N I C A D E L A M O D A de la Condesa d Armonville. E n la misma sección, L A M U J E R Y L A C A S A se publican: LOS GABANES AMPLIOS Y RECTOS. -BLUSAS P A R A PRIMAVERA LABORES: BLUSA D E CROCHET E N DOS COLORES (explicaciones y dibujos) LAS ARTES D E L A INTIMID A D por Vicente de Pereda, dibujo de Arribas. Véase L A M U J E R Y L A C A S A en el número de mañana de Excepciones de la incautación de fincas de la grandeza L a Gaceta de ayer publica una orden del ministerio de Agricultura, Industria y Comercio, excluyendo a D. Francisco Fernández de Córdoba y Fernández, conde de Puebla del Maestre, de la relación publicada en la Gaceta de 16 de octubre de 1932 como grande de España. Otra eliminando de la misma relación el nombre de D. Ramón Pelayo de la Torrien! e, marqués de Valdecilja, y. disponiendo no Blanco y legro Terminada la publicación de la novela! La voz de la cañada, de Zane Grey, que ha J conseguido la plena satisfacción de nuestro y público, hemos adquirido los derechos, parái publicar otra obra, que, por su interés grande y el ambiente en que se desarrolla, espeJ ramos que ha de conseguir el mismo g r a n éxito entre nuestros lectores. Se trata de Fouche, estudio biográfico, debido a la pluma de Stefan Zweig. ¡j N o estimamos preciso hacer ahora un estudio de la personalidad del brillante escritor austríaco, especialmente conocido de los! lectores de A B C pues en estas columnas publicó hace unos años una serie de artículos relatando, en forma de gran interés y emoción, un viaje que había realizado por laí Rusia soviética. Esteban Z w e i g cultiva con gran brillantez toda l a gama de la Literatura poeta, novelista, crítico, historiador, bió- grafo E n tedas esas ramas tiene una personalidad perfectamente destacada en el mundo, y la mayoría de sus obras traducidas están en casi todos los idiomas. Pero el aspecto en que Z w e i g puede considerarse como el más popularizado, es en el de crítico biográfico. E n estos trabajos suyos pone un sello tan personal, que se aparta del estilo tan generalmente conocido, desaparece en él esa monotonía. tan corriente en la biografía, y junto al personaje retratado de mano maestra sabe dar todo el i n tenso colorido ai ambiente que le envuelve y d a ¡por consiguiente, al mismo tiempo, una! visión exacta de su época. Así, entre otras, lo vemos en sus obras acerca de Verlaine, Baudelaire, Rcmein Roljand, Tolstoi, Dostoyevski, etc. De todas ellas, en pocas habrá realizada el ilustre literato una labor tan acabada como en Ponche, el personaje célebre que llenó toda una época en Francia, comenzando su vida en el fragor de la revolución del 93 como ex seminarista, y terminándola como duque de Otranto, después de haber servido y protegido a L u i s X V I I I Fouche, dice en el prólogo el autor, fué uno de les hombres más poderosos de su época y uno de los más extraordinarios de todos los tiempos Las plumas de sus biógrafos destilan hiél cuando hablan de este personaje al que llaman traidor de nacimiento, miserable, intrigante, de naturaleza escurridiza de reptil, tránsfugo profesional, alma baja de esbirro, abyecto, amoral... Pero Fouche, el que se dejó dominar por Robespierre y Napoleón, para vencerlos luego; el humilde diputado moderado por N a n tes que llega a duque cultivando toda clase de traiciones y deslealtaáes; el que vota l a muerte de Luis X V I para que luego Luis X V I I I sea testigo de la boda del asesino de su hermano; el de las matanzas de Lyón; el ministro del directorio del consulado de- Nepoleón, tiene algo más que no puede escapar a la mirada de Stefan Zweig, como no escapó a la de Balzac, otro de sus biógrafos, y busca en la persona del político francés el valor de una voluntad que hace del odiado Fouche una de las figuras más destacadas e interesantes de su época. Y esto es lo que da a Fouche, de Zweig, un máximo interés y una extraordinaria amenidad, porque junto al detalle biográfico está todo el ambiente de una época a la que el autor va poniendo comentarios certeros de crítica. Por todos conceptos la obra que vamos a publicar ha de merecer, seguramente, una especial atención de nuestro público. 1 i 1 1 i
 // Cambio Nodo4-Sevilla