Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MIÉRCOLES i D E M A R Z O B E 1933- EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G a i ciento de su producción, pero este diez p o í ciento era precisamente el beneficio segura e inmediato. Mientras los mercados exteriores se em pobrecían a consecuencia de l a guerra y de la necia política de Jos Estados, Norteamérica, contra su propio interés, agravaba todavía este empobrecimiento cerrando sus fronteras con muros aduaneros casi infranqueables. P o r otra parte, los pagos efectuados a Jos Estados Unidos por los deudores comerciales o políticos aumentaban el déficit de los clientes de este país, que njp sé avenía comprarles como contrapartida mercancía alguna. Añádase a esto una grave desmoralización interior, que paralizaba a un (país, donde un comercio prohibido, que se desarrollaba oon ayuda de criminales y con 1 a complicidad de las autoridades, alcanzó en 1929 una cifra de negocios evaluada en 4.000 m i llones de dólares. L a pirámide empezó, á cuartearse a partir del primer día negro de l a Bolsa de Nueva Y o r k en noviembre de 1920. Klas para llegar a l a crisis aguda de estas últimas semanas, fué necesaria además l a intervención de Inglaterra. r A N T E C E D E N T E S E H I S T O R I A D E L A CRISIS FINANCIERA NORTEAMERICANA L o s negocios norteamericanos durante la guerra. Sistema financiero sobre el crédito. C ó m o surgió el accidente de la crisis. L o s efectos de Ja caída de la libra esterlina en Ja economía yanqui. D e u d a s n o r t e americanas. O t r o s detalles de la crisis. Publicamos a continuación el primero de tma serie de artículos, en los cuales el ilustre periodista francés Jules Sauerwein, gran conocedor de los Estado Unidos, estudia la crisis de aquel país. A B C ha adquirido el derecho de publicación de dichos artículos, con carácter exclusivo para toda España. para España, no son de primera necesidad, llegan a serlo para los norteamericanos. L o s apoderados de los Bancos A u n con salarios medios, cuatro veces superiores, a l o s nuestros, los- pagos mensuales resultan onerosos. E l presupuesto de l a casa se tambalea. Entonces llegan otros apoderados: los de los Bancos. Estos invitan a A b o r d o del Bremen 10 marzo especular. Incluso proponen anticipos para L a crisis n o r t e a m e r i c a n a tomar una primera posición, para cubrir el es l a c r i s i s m u n d i a l S i se margen necesario en las operaciones a plazo. resuelve f e l i z m e n t e l o s E s Como l a Bolsa sube cada día, l a tentación tados U n i d o s F r a n c i a y l a G r a n Bretaña, poniéndose de es irresistible. E l 75 por 100 de los nortea c u e r d o podrán impedir e n americanos empieza a especular. E l cam todo i n s t a n t e el d e r r u m b a bling llega a ser una enfermedad nacional. miento o l a guerra e n E u r o Imagínense ustedes esta situación, no por pa o e n A m S r i c a S i a l conmedio de cifras, sino tal cual es en l a realitrario, no p u e d e reabsorberdad. E l fabricante, l a empresa, la, utilidad se, todas las demás c r i s i s del mundo, e c o n ó m i c a s y pública adquieren l a costumbre de sumip o l í t i c a s irán de m a l e n nistrar l a mercancía a crédito. P a r a aurnen- p e o r A l partir para los E s tar sus medios financieros, emiten sucesivatados U n i d o s por tercera mente acciones, acciones privilegiadas, obliv e z e n diez m e s e s l l e v o l a gaciones... intención d e e s t u d i a r e l pro Inglaterra y Norteamérica Este es uno de los aspectos más desconcertantes de esta gran crisis. S i dicen ustedes a los ingleses que ellos, consciente y deliberadamente; han atacado a l dólar, les responderán que no es cierto, -y tendrán razón. L a caída de l a libra ha Hecho un daño inmenso a l a econioniía norteamericana, ya tan malsana, pero por una blema c e n t r a l e l p r o b l e m a fuerza ineluctable, automáticamente, digáclave de todo este desbaraJuego y más juego moslo así. juste m u n d i a l Juegan también con estas acciones, con E l campesino norteamericano vendía nial estas. emisiones, y todo el país con ellos. Y se su trigo. E l plantador del Sur no. vendía ya Sobre l a crisis norteamericana publiqué empeñan terriblemente. en julio último veinte artículos. Todo lo su algodón. Y entonces, ipiox añadidura, el Las ciudades y los Estados, -ávidos de insque entonces estaba en germen, como percompetidor del Canadá y de Australia emtalaciones lujosas, contratan empréstito, soturbaciones financieras, económicas y sociapezó a trabajar con una moneda, más bales, se ha desarrollado, pesar de las medi- bre empréstito. E l cultivador, el pequeño rata y pudo ganar su vida señalando preburgués, encuentran que deben a l Banco sudas tomadas. ¿Por qué? cios que, para los Estados Unidos, significamas considerables- para ellas. Pero no se H a y qué recordar a grandes rasgos l a s i ban l a ruina más absoluta. Y l o mismo le preocupan, porque siguen ganando. E l camtuación de estos últimos años y l a política ocurrió al algodonero de Egipto, y l o mismo pesino, el propietario territorial, compra a financiera aplicada por el partido republicaa veinte sectores más de l a producción. crédito l a maquinaria más perfeccionada. no para comprender l o que sui: ede hoy. E l presidente Rooseveít veía claro, cuanDurante l a guerra, l a industria norteame ¿Cuál es e l accidente que ha descompuesdo quería, arreglar con Inglaterra Ja, cuesricana, y a poderosa, se equipa con un lujo to toda esta máquina asombrosa, que pa- tión de las deudas, a condición de que l a l i desmesurado. L o s negocias que hace son recía crear oro por miles de millones de bra fuese. estabilizada. Pero resultaba un estupendos. dólares; tanto oro, que había para prestar poco candido creer que los ingleses iban a Restablecida l a paz, se impone seguir ven- a los alemanes, los cuales l o sumían en se- prestarse a este chalaneo. diendo, so pena de cerrar las fábricas y desguida en empresas parecidas; tanto oro, que Los, ingleses han sacado de su moneda dipedir a los obreros. Norteamérica parecía, no sólo una fuente rígida, tan importantes beneficios que hubieperenne e inagotable de riquezas, sino una ran U n vasto sistema fundado sobre especie de templo del oro, donde esta divini- sen estado verdaderamente locos si se ¡hubie. dejado imponer: condiciones de una imdad no podía y a ser derrocada, y desde donel crédito portancia tan vital. de gobernaba a l mundo? Entonces se. establece todo un vasto sisContestaron con mucha cordialidad quería tema fundado sobre el crédito. L o s apoderaestabilización de l a libra y l a revisión de los E l accidente dos, los commis voyageurs, se extienden por acuerdos de Ottawa eran problemas enterar E l accidente surgió, a. m i parecer, simtodas partes, inundan las ciudades y los cammente distintos del de las deudas, que por plemente cuando l a exportación cesó. N o r otra parte, debía ser tratado dentro de un pos. teamérica no exportaba más. que el diez por marco más ampliamente internacional. A cada empleado, a cada obrero, a cada pequeño rentista, le proponen comprar una Fracasó, pues, esta tentativa, para evacasa o, por lo menos, amueblarla. Ofrecen dirse de la jaula dorada que los mismos EstaSólo M I É R C O L E S J U E V E S y A T K R N E S radios, gramófonos, cocinas eléctricas, caledos Unidos se han forjado. Y entonces, a JHOIff G I L B E R T en consecuencia de tantas circunstancias desfacción central y, sobre todo, autos. favorables, el desequilibrio entre los medios Todos los compradores, que pasan del de pago y las deudas interiores, abrió la hennivel de simples obreros, quieren tener, no completándose el programa con l a película didura peligrosa, y los Estados norteameriy a un auto, sino dos, porque el Two Cars Gade l a pareja L A U R E I J- H Á R D Y canos, unos tras otros, han tenido que entrar rage forma parte imprescindible del ajuar en l a moratoria. de una familia que se respete, por modesta que sea. Como el bracero tiene un auto, el gentleLas deudas de Norteamérica man no puede menos de tener dos: el de diar i o ipara i r a l trabajo y a los asuntos y el E n el, mes de junio pasado, hombres muy Estreno Inmediato de l a noche y del domingo para divertirse. competentes de la Tesorería y de W a l l Stree CARLOS G A R D E L y GOYITA H E R R E R O U n a vez que se tiene el auto hay que forevaluaban delante de m i era 160.000 millones en l a película de ambienté mar parte de un- clubde campo, adonde se de dólares el importe de las deudas qu ¡oí HISPAJíOARGENTUVO act de Sos ds s de fiesta para, jugar a disEstados, las ciudades, las Corporaciones 5 tintos juegos, para charlar y para beber dislos particulares tenían contraídas, tfrios- res pendiosamente las bebidas prohibidas. pecto- de otros, en el interior de los Estados Todos estos objetos, que para Francia, n i Unidos, (E X ESPASOü. 1 LEJOS m BMOADWAY EN CADA PUERTO UN TERROR Coliseo España ESPÉRAME