Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ÁB C. J U E V E S 23 D E M A R Z O D E 1933. EDICIÓN D E ANDALUCÍA 1 PAG 7 X MAS SOBRE E L FASCIO Copiamos del número de anoche de nuesitro querido colega La Nación: A Juan Ignacio L u c a de Tena. Gracias cordiales por tu hospitalidad y por tus elogios. Pero, a pesar de ello, me quedo descorazonado. P o r lo visto, mi carta no ha conseguido su aspiración a l a claridad. L o digo porque sigues moviéndote, por lo que toca al fascismo, en el mismo plano de antes. P a r a t i según dices, toda violencia jes mala; por eso repruebas que los socialistas impidan la difusión de El Fascio. E l l o revela que siguen pensando en lo instrumental, no n lo profundo. Y o por el contrario, no me indigno porque se coarte la divulgación de las ideas fascistas me indigno porque se la coarta en acatamiento a un principio de clase y de grupo E l socialismo, por definición, no es un partido nacional, n i aspira a serlo, es un partido de lucha de clase contra clase. Ser oprimido por los triunfadores en una guerra civil, me humilla; pero ser limitado. en la facultad de campar por mis respetos en homenaje a un principio nacional totalitario integrador, me enorgullece. Sólo se alcanza dignidad humana cuando se sirve. Sólo es grande quien se sujeta a llenar un sitio, en el cumplimiento de una empresa grande. Este punto esencial, la grandeza del fin a que se aspira, es lo que no quieres considerar. L i beral puro, liberal que no elige que no cree en que haya un destino histórico buen o y otro malo Liberal refractario a toda violencia, tan enemigo, sin duda, del mal golpe que por l a espalda nos propina cualquier matón nocturno, como del justiciero estacazo con que un. padre castiga al corruptor que penetra en su casa. Liberal, repito, que juzga por el instrumento no por el i m pulso Liberal, en fin, a quien acaso no pueda nunca convercer, pero a quien reitero con estos renglones (para los que ya no pido acogida en A B C porque fuera abuso) mi más sincero afecto. t A B C y con arregló á él defendemos l a libertad de las ideas, combatimos los hechos, las coacciones y las violencias contra l a l i bertad de opinión moldeada en l a ley. E s también lo que a grito herido reclaman los partidos antiliberales antes de hallarse en disposición de negar el derecho de los otros. Y nada más sino, ¡expresar m i deseo de que esta polémica ejemplar por la cortesía y cordialidad con que fué planteada, sirva para reafirmar una amistad nacida en días de honda amargura para m i ilustre amigo y confirmada después tras unas rejas, a donde nos tuvo a los dos presos gubernativos durante mesesjel sectarismo de unos gobernantes que también creen que para defender sus ideas pueden prescindir de los derechos individuales. JUAN IGNACIO L U C A D E A S TENA. E N H E R M 1 G N Á (C AS NARIAS) E S T A L L A L A H U E L G A REVOLUCIÓN NAR 1 A Y S O N ASESINAN DOS TRES GUARDIAS CIVILES í Los primeros informes dan la muerte de dos guardias y unj paisano Tenerife 23, 1 madrugada. Se reciben n o J ticias del pueblo de Hermigna (isla de ¡la? Gomera) dando cuenta de que se ha decla- j rado la huelga revolucionaria, registrándose! numerosos incidentes, intentos de asalto aj propiedades y otros excesos. i Las fuerzas de la Guardia civil han teni ¡do algunos encuentros con los revoltosos y, en uno de ellas han resultado muertos lqS guardias apellidados Fuente y Garrote. P o r su parte, l a fuerza hizo también n u merosos disparos, causando la muerte del obrero Antonio Brito y heridas a bastantes más. E n los primeros momentos sie; desconocen más detalles de este suceso. V MANÍ F E S T A C I O N E S D E L DIRECTOR D E SEGURIDAD M a d r i d 23. A las tres de la madrugada, el director de Seguridad, Sr. Andrés Casaus, recibió a los informadores de Prensa, a los que manifestó que la Dirección General de Seguridad tenía conocimiento de que en los Almacenes Simeón, establecidos en l a pjaza del Ángel, confeccionaban camisas azules, que ostentaban en el lado izquierdo la cruz informes oficiales- 1 de la Orden de Santiago. E l Sr. Andrés Según manifestó esta madrugada él m i dio órdenes a D Pedro Aparicio, comisario nistro de l a Gobernación, Sr. Casares Qui- J de la primera brigada, para que investigara roga, en la tarde del martes sa declaró eri lo que en ello hubiera de cierto, y el señor Hermigna una huelga, de tipo violento, qud Aparicio envió a los Almacenes a varios no pudieron sofocar los tres guardias civíi agentes, quienes averiguaron que, con anteles que componen aquel puesto. Hermigna! rioridad a la salida del semanaria El Fascio, es una villa de la Isla de Gomera, y tiene; cuya venta fué prohibida, habían sido cona cinco kilómetros otro puesto con cuatro feccionadas camisas. Después de esto, el seguardias, y a veinte otro con cinco. 1 ñor Aparicio se: personó en los Almacenes, Las primeras noticias acusan la muerte pidiendo al gerente de los mismos le entrede uno de los tres guardias del puesto local gara cuantas camisas tuviera confeccionadas y el hallarse. gravemente heridos los otrosí y contribuyera a la labor de l a Policía. dos. i E l gerente se negó en un priní tipio, pero D a Santa Cruz de Tenerife salió anoche, JOSÉ ANTONIO P R I M O D E R I V E R A más tarde, requerido por l a Dirección de a las ocho, en un barco, un teniente coronel Seguridad, manifestó quién era la (persona del mencionado instituto y veinte guardias; P o r m i p a r t e p u n t o final que le había hecho el encargo y que resultó con dirección a Hermigna. ¡Con el comentario que puse ayer a l a carser Felipe Simón Luque, secretario del jefe Después de facilitar los anteriores infori ta de m i querido y admirado amigo el mardel partido nacionalista español, D r lAlbimes, recibió el Sr. Casares Quiroga nuevas qués de E s t e l h cumplí, en los términos esñana. L a Policía practicó un registro en el noticias, participando el fallecimiento de los trictamente indispensables, un deber de cornúmero 53 de l a calle de Hermesilla, dondos guardias civiles heridos. tesía, y a la vez el propósito de justificar de habita e í S r Simón, quien negó hubiera l a actitud de A B C sobre l a cual formulaba hecho e l citado encargo; pero los agentes el texto acogido en estas columnas apreciaE L V U E L O A FILIPINAS pudieron encontrar un carnet del mencionaciones a las que yo no debía prestar asendo individuo como socio del partido nacioD E L A V I A D O R REÍ N timiento n i mostrarles indiferencia. L a exnalista a su nombre, varias banderitas moplicación de nuestra actitud exigía que preLORING J nárquicas, tres diseñas, uno de los legionacisáramos nuestro concepto del fascismo y rios, otro de los raceros y otro de las radix, del liberalismo, el nuestro, no el de los deSe vio obligado a descender en secciones éstas miliciana y deportiva, y otros más, n i e l que se nos atribuya; el que resdocumentos, entre los cuales figuraba una ponde a nuestra significación y doctrina de Bushíre relación muy interesante de personas que siempre. N o pretendí refutar ni defender Jask 22, 10 mañana. A primera hora d ¡contribuyen mensualmente con sus curtas al ninguna tesis. Cuando tantos principios nos la mañana se tuvieron noticias de que e l sostenimiento del partido fascista español, unen y l a unión de las fuerzas afines es más aviador- español Rein L o r i n g había salido! cuotas que oscilan entre cinco y trescientas necesaria que nunca contra los enemigos code Bagdad para cubrir la quinta etapa dei pesetas. E n el documento figuraban también munes de la sociedad, del orden y de nuessu vuelo a Manila, y era esperado aquí at los nombres y domicilio de los contributras caras ideas, no he querido ahondar en primeras horas de l a tarde. Pero y a del yentes, que son en su mayoría personas co! a discrepancia que estriba, más que nada, noche se supo que se había detenido enl en una cuestión de táctica- -negativa con renocidísimas y títulos nobiliarios. Bushire, puerto del golfo pérsico, con e l ferencia al fascismo en la primera carta de propósito de aprovisionarse de gasolina, noj L a recaudación mensual de las cuotas as José Antonio Primo de Rivera, y ya explícipudiendo continuar su viaje por ser día de ciende a la cantidad de 6.456 pesetas. L a P o tamente reconocida en lasque hoy insertafiesta en aquella población y estar cerrada! licía ha recogido en M a d r i d noventa camimos- P o r eso me limité, de una manera la Aduana, fracasando en todos sus esfueri sas y hoy serán recogidas en provincias las absolutamente objetiva, a exponer m i opizos por conseguir qu ele despacharan l a do otras restantes. nión, y a sobre las doctrinas liberales, que llecumentación. E l Sr. Andrési añadió que estás actividana la historia de un siglo de lucha, ya sobre des fascistas se estiman incürsas en la ley D e Bagdad a B ushire, aproximadamente l a modalidad fascista del absolutismo de ochocientos kilómetros, tardó cuatro horas de Defensa de la República, y que quedan Estado, mucho más viejo que el liberalismo. justas. definitivamente prohibidas y la aparición del semanario El Fascio, defensor de las ideas S i mañana consigue que le d- etepacben! A B C rechaza toda política, toda organimuy temprano en la Aduana, no sólo comde ese partido. zación y todo régimen que atente a la dignipletará l a etapa que hoy ha quedado trunuPor, último manifestó el director de Sedad humana, que niegue, como niega el fascismo, en todas sus manifestaciones y, traguridad a los periodistas que al dueño. de; os; cada, sino. que hará 3 a siguiente: J a s k Jodhpur, de 1.580 nilómetrós, lo- que equiducciones, los derechos individuales, impres, -almacenes Simenón le había sido impuesta valdría a cubrir en un solo, día; más, de dosí criiptibles, anteriores y superiores a toda Ie: una multa e 500 pesetas, sin perjuicio de) la jrislacíón. responsabilidad en que- pudiera haber- incu- ¡mil cuatrocientos kilómetros, con cerca de doce horas- á ytiüOf flnti. J? fgfs Esj el primer, canoa etí el doctrinal de, 3 r
 // Cambio Nodo4-Sevilla