Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. S Á B A D O 22 D E A B R I L D E 1933. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 30. bellar y dar l a vuelto al ruedo como dueño absoluto de las orejas y el rabo del novillo- pasaba renqueando hacia la enfermería, a l guien íe preguntó qué le pasaba. Y él dijo que... le dolía la cabeza. EN SEVILLA Debidamente reparado de una desconchadura en l a región glútea, volvió pronto a l L a novillada de F e r i a ¡anillo: A su segundo toro- -brindado a la L a reaparición de Diego de Jos Reyes en gentil señorita María Teresa Alvarez P i c k la primera novillada del año, despertaba en man- -lo trasteó de cerca, sujetándole l a huinosotros- -aparte el interés vivísimo que meda, quitándole de este perro mundo con un recen los toreros valientes- cierta inquietud. pinchazo y una estocada defectuosa- -entranL a afición- ¿qué será y dónde se meterá la do por el camino recto en ambas ocasiones- -afición, que no la conocemos? -runruneaba, que mató sin puntilla. Se le ovacionó de nueponiendo sordina a su tribulación, que el vo, lo mismo que en diferentes ocasiones de muchacho de Castilleja había perdido la r i su ceñido trabajo en los quites. sa, había perdido el color, y sin l a vibración A l a noche, el A e r o le invitó a cenar en be su antigua gallardía, caminaba a grandes su casilla. Cordial agasajo al torero que, copasos- -tan grandes como se lo permitían sus mo aquellos pundonorosos de antaño- -que no zancas- -hacia l a oscuridad y el olvido. osaban dejarse ver sino después de una tarIgnoramos el nacimiento de tan alarmante de de laureles- -pudo pasear con orgullo por ¡rumor; pero y a no nos interesa conocerlo, la F e r i a de Sevilla. porque no vale la pena escudriñar en las coDiego Gómez Laíne toreó de capa con elesas vacías de contenido. L a afición- -siempre gancia, temple y reposo. E n esto, nada tiene preñada, la pobre, de prejuicios y errores- -que aprender el notable torerito de Huelva. ¡se ha equivocada una vez más de un modo Con l a muleta, sí. Se dejó atrepellar, al no ¡que, más que radical, puede considerársele despegar bien los brazos, por el vivo temperadical- socialista. Diego, sí, desciende, puesramento denlas r. eses que le correspondieron. to que ha de venir a Sevilla l a llana desde Un momento de duda en l a cara del último Ja altura de su pueblo; mas cuando deja a novillo, le costó u n revolcón que no le qui ¡un lado l a orografía y se lanza por las cuestas del A r t e no se echa a rodar, sino las re- tó coraje para continuar valiente, si no dominador, y matar con una gran estocada rnonta en un vuelo- -por esto quizá brindaque le valió ovación y oreja. ra ayer su primer toro al A e r o Club- -sobre A l tercero también lo había matado pronjel motor incansable de su juventud animosa, to y bien. llena de celo por el toreo. Veroniqueando y en quites fué constante L a corrida de ayer indica en l a rápida cay calurosamente aplaudido. rrera de Diego una ascensión considerable. Juanito Jiménez- -primer espada y sustiE n l a tarde victoriosa, el muchacho ostentó, tuto de Garza- -tuvo una tarde discreta, que consolidados en firme, su raro dominio de la, muleta y la rarísima gallardía con que l a habría sido brillante con un poco más de técnica en el manejo del trapo rojo. E n este juega, dejándose acariciar por los pitones. respecto el muchacho sigue rodillero y sin Pero, sobre todo eso- -que era ya sabido y hacer progíesos. Sláíó aceptablemente y se aplaudido- nos sorprendió agradablemente le aplaudió mucho su fino estilo con el caal enseñarnos cómo el mando, l a suavidad y pote. ¿p o r qué no decirlo? -la finura, han avaTambién Juanito fué revolcado. L o cogió lorado aquel su conocido toreo de capa, tan tosco dentro de l a valentía desmedida en que el primer bicho, que le rompió el calzón- -co ¡estaba su único mérito. Y todavía, por en- mo a Reyes él segundo- -ai dar un pase de tirón hacia el tercio. cima de ello, u n descubrimiento, un adelanLos novillos de D Esteban González, chito más... ¿Recordáis las graves indecisiones quitos, pero de buena casta. Bravísimos, que, cuando se echaba el estoque a l a cara, prontos y codiciosos los tres primeros; bueacometían a nuestro hombre... Aquella ganos el cuarto- -que acabó quedado- -y el sexrrafal disonancia del miedo- ¡las cosas tieto, y rnansote el quinto. nen su nombre! -y l a temeridad que, sin Y la mejor entrada de la Feria. L a plaza tregua, le había precedido, era un horrorollena de gente. Y l a srente. henchida de saso lunar en l a personalidad torera de Diego tisfacción. -JUAN M V A Z Q U E Z de los Reyes. Pues ese lunar ya no existe. No es que Diego domine ahora l a suerte de matar; es que, artista a l fin, ama su obra, y le repugna agraviar el firme modelado de sus pases, llenos de bella emoción, con l a pellada final de los cuarteos y las miradas a retaguardia. Y procura deparar a su gran faena, desdeñando el riesgo que antes le llenaba de temor, el digno colofón, la segura rúbrica, de l a gran estocada. Y decían que declinaba... ¡Eso lo haría en ¡clase de Gramática! Su tarde del cuarto día de Feria, fué, por EL CAMPEONATO MUNtodo, l a mejor que ha tenido en Sevilla. A l DIAL D E BOXEO primer novillo, bravo y pegajoso, lo toreó de Véase la crónica que T o m R a y capa- -a la salida y en quites- -con quietud, dedica a estos acontecimientos temple y mando de torero hecho que le vadeportivos en el número de malieron sendas ovaciones rotundas. A l pasar ñana de de muleta, después del bravo preliminar del muletazo sentado en el estribo y los dados de rodilla, demostró en la adornada segurilegro dad de toda l a faena su dominio sobre la res, codiciosa y de casta. Y cuando, caliente por l a ovación, se metió a herir, lo hizo tan despacio, tan olvidado de las astas- -dura Empresa Automovilista Internacional i vanguardia del mórbido m o r r i l l o- que l a res, s i n poderlo remediar, se lo encontró clavado en una. Caído ante la cara, el bicho, saciado ya de sangre- -hay quien no bebe VENTA DE BILLETES I apenas, aunque esté en una caseta de la F e Administración: C. Barcelona, 1. Telé- I r i a- -n o quiso más, y el torero se levantó con fono 22372 y en las principales Agen- 1 la taleguilla rota por la vida privada y cocias de Turismo. jeando mucho, Cuando- -después de desca- I N F O R M A C 1 ON ES TAURINAS A T E N T A D O S A LA PROPIEDAD RUSTICA La situación en el campo de Morón Morón de la Frontera 21, 3 tarde. Por, el presidente de la Unión Patronal Agrícola, de esta población, ha sido dirigido al gobernador civil el siguiente telefonema: Tengo el sentimiento de denunciar á V E que diariamente tienen lugar robos de ganados y aves y efectos de los caseríos de este término. Últimamente: 30 cerdos, en l a finca Pedernal; 15 cerdos y. tres caballerías, en Arenales; seis resés, en l a venta S. F r a magón, y asalto al caserío del coto por enmascarados, que hicieron robo en metálico. Está plenamente comprobada que los cerdos robados son conducidos en camión por la carretera. Ruego a V E que por ese G o bierno se adopten medidas necesarias en evitación tales desmanes, que ocasionan r u i na ganadería y pérdida confianza en los agri- cultores. 1 4 Los cas, socialistas de Ríolobos (C á capitaneados p o r las autoridades municipales ceres) continúan asaltando las fin- Se nos ruega l a publicación de la siguiente nota: l o s propietarios de. término de Rioiobos. (Cáceles) hacen un llamamiento a as autoridades (por medio út l a Pren- vi, para que Los propietarios del término de Riolobos (Cáceres) hacen un llamamiento a las autoridades por medio de la Prensa, para que vean la manera de corregir el estado anárquico dei pueblo, donde, por cuarta vez, han asaltado los socialistas las fincas, capitaneados por un hermano de la, primera autoridad municipal y algunos concejales, reali- zando toda clase de atropellos, tales como el despojo de sus derechos a los legítimos arrendatarios, lá destrucción del arbolado y las agresiones a las personas, incluso a los propios ingenieros de la Reforma A g r a r i a Es raro el día que no se registran sucesos de l a naturaleza del que denuncian los propietarios de Rioiobos en l a nota anterior. E l ministro de la Gobernación, que tiene sobrados medios a su alcance para comprobar l a exactitud de l a denuncia que queda insería, debe realizar las investigaciones pertinentes y proceder en consecuencia. E s i n tolerable cuanto viene ocurriendo en e; campo español. Y a lo hemos comentado muchas veces en estas columnas y hora es ya de que las autoridades superiores se decidan a i n tervenir, procurando poner término a la anarquía reinante y a l a que, domo es sabido, dan pábulo con sus negligencias cuando no con su desdichada acción directa las autoridades municipales en multitud de casos. a La carrera autoinorilisti de las m i l l i l a s Blanc y NOTICIAS D E LIBROS Y REVISTAS Informaciones y juicios C a m p a n a s p o r A V e l a s c o Z a z o En la f e r i a de E s p i d i 6 n p o r R o b e r t o M o l i n a El h e c h i z o de T e t u á n p o r A l f r e d o C a r m o n a Cuénteme usted su caso p o r J. Spottorno y Topete; Consultorio grafológico p o r Matilde R a s V é a n s e estos o r i g i n a l e s e n e l número, de m a ñ a n a de B l a n c o y; N e g r o Sevilla- Lisboa