Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. DOMINGO 23 DE ABRIL DE 1933. EDICIÓN DE ANDALUCÍA. PAG. 34. 1 NFORMAC 1O NES YNQT 1 C 1 AS POLÍTICAS Imprevista y precipitadamente se han reunido esta tarde con el jefe del G o b i e r n o tres ministros M a d r i d 22. Desde primera hora de la tarde de hoy reinó en los Círculos políticos gran expectación, par haber corrido el r u mor de que se había planteado la crisis. Hasta al propio Congreso preguntaron telefónicamente de varios Centros s i era cierto aquel rumor. También a algunos periódicos les fué formulada telefónicamente la misma pegunta. Algunos diputados con k s que hablamos hacían resaltar la imposibilidad de que surgiera la crisis precisamente el día anterior al de las elecciones. E n suma, cuantos conocían el rumor se entregaban a los comentarios más diversos. A las cinco y media de la tarde se supo que el jefe del Gobierno había llamado ¡precipitadamente a tos ministros de Justicia, de Gobernación y de Agricultura. T a n precipitadamente fué- la citación que el señor Albornoz llegó al ministerio de la Guerra en u n taxis. Media hora después D Marcelino D o mingo abandonaba el palacio de Bttenavista. L o s periodistas que se encontraban en la puerta del ministerio le preguntaron qué asuntos le había llevado a visitar al presidente. Contestó que él había ido a informar sobre cuestiones del problema naranjero, dándole cuenta de las gestiones realizadas después de 3 a conferencia celebrada en M a drid, así como de la impresión que el resultado de la misma había producido en V a lencia. Poco después salió el Sr. Albornoz, al que se le preguntó el ¡porqué de aquella imprevista reunión ministerial- -Imprevista, no- -contestó el ministro de Justicia- E s que yo necesitaba hablar con el presidente y con el ministro de l a Gobernación sobre asuntos de mi departamento, que son los primeros sobre los que ha de debatirse en Cortes, entre ellos la ley de V a gos, que forma parte integrante de la de Orden Público. E l ministro de l a Gobernación quedó con el Sr. Azaña unos minutos más y al salir av. periodista le preguntó a qué obedecía tan precipitada reunión. -Precipitada, no- -contestó el Sr. Casares- H e dado con el presidente los últimos toques al traspaso de los servicios de Orden Público a l a Generalidad. Además, era natural que nos reuniéramos, hallándose en vísiperas de la reapertura de Cortes. P o r lo que respecta a Alvaro, ha sido llamado para que tratásemos de l a ley de Vagos. Añadió el Sr. Casares que a última hora de hoy se facilitaría en Guerra a los periodistas el decreto de los traspasos de servicios de Orden Público a l a Generalidad. ¿C r e e usted que para estos proyectos levantarían la obstrucción las oposiciones? -le. preguntó un periodista. -E s o no soy yo quien ha de contestarlo, sino las oposiciones, -D e modo que no ocurre nada que haya hecho necesaria esta reunión- -insistió otro periodista, y el Sr. Casares contestó: -Afortunadamente, n o nada. con los periodistas diciéndoles que no tenía ninguna noticia que comunicarles. -Pues hoy han corrido rumores de c r i sis- -dijo un periodista. ¿Otra vez? -exclamó el Sr. Azaña, añadiendo- ¿Y por qué? -P o r la reunión que esta tarde ha tenido usted con los tres ministros. ¡A h! ¿E s que cuando vienen tres m i nistros hay crisis? -S e dijo también- -añadió otro informador- -que el ministro de la Gobernación se marcha del Gobierno. ¡A h! ¿Sí? Pues no me ha dicho n a d a- -dijo, sonriendo, el jefe del Gobierno- N o hay crisis. L o siento. Y o he estado trabajando toda la tarde con el subsecretario de Guerra primero, después con el de Hacienda y ya me está esperando, como ustedes ven, el de la Presidencia. Además, ahora mismo voy a hablar con el director general de Seguridad, que me va a dar cuenta del último viaje que ha realizado. E l ministro de la Gobernación vino para retocar el decreto de la Junta de Seguridad de Cataluña, para hacerlo más preciso y más claro. E l de justicia, para cambiar impresiones con el de Gobernación y conmigo sobre la ley de V a gos, y el de Agricultura, para hablarme sobre el problema de la. naranja, y terminó d i ciendo D e elecciones no habrá nada. Todo está tranquilo, señores. les, que correspondía dar al capitán de corbeta Sr. Moreno. Añadió que terminadla el acto marchó d Sr. Azaña al Palacio Nacional, con el fin d someter varios decretos a la firma del jpresi dente de la República. E n t r e g a de un p e r g a m i n o E n el ministerio de la Guerra estuvo la comisión del Cuerpo de Auxiliares de A r tillería, Intervención e Intendencia, con el fin de hacer entrega al ministro de un valioso y artístico pergamino que dicho Cuerpo le dedica como muestra de gratitud por los. beneficios que se les han concedido por una reciente disposición. En El señor Gil Gobernación Robles visita al ministro M a d r i d 22, 6 tarde. Esta mañana v i s i tó al Sr. Casares Quiroga el diputado agrario Sr. G i l Robles, para denuncia- ríe la actuación partidista de los gobernadores de; Madrid y Guadalajara, pidiendo al ministro, en consecuencia, garantías, para las elecciones que se celebrarán mañana en d i chas provincias. E n Agricultura U n c u r s i l l o de A p i c u l t u r a L a expectación política p r o d u c i da p o r la reunión ministerial N o se tenía aún noticia de la reunión del jefe del Gobierno con los tres ministros y ya circuló por el Congreso el rumor de que en el Gobierno se habían originado algunas dificultades. A l conocerse la reunión ministerial en el palacio de Buenavista aumentó la expectación en los Centros políticos y entre los diputados que se hallaban en la Cámara, sobre todo al considerar que en dicha reunión se hallaban todas las significaciones políticas que integran el Gobierno, menos la socialista, haciéndose notar la variedad de los asuntos que los tres ministros habían tratado en breve tiempo con el jefe del Gobierno. Entendían algunos de los diputados que el motivo de la precipitada reunión bien pudiera ser electoral y, desde luego, que d i cha reunión no había sido prevista lo demostraba el hecho de que el Sr. Albornoz recibió el recado del ¡presidente hallándose en su domicilio, por lo que se trasladó al palacio de Buenavísta en un taxis y sin escolta policíaca. A última, hora de la noche se acentuó la creencia de que los ministros se habían reunido para tratar de alguna cuestión de tipo electoral. L o s que así opinaban aducían en pro de su tesis cómo se presentan las luchas electorales, en muchas provincias, en las que las distintas fuerzas políticas, especialmente de partidos republicanos, incluso de los que se hallan representados en el Gobierno, aparecen coaligados enfrente de los socialistas. Madrid 22. L a Sección de Labor Social de l a Dirección General de Ganadería ha facilitado la siguiente nota: Faltando por cubrir algunas plazas de alumnos libres para el cursillo de Apicultura, que ha de celebrarse el mes de mayo, dichas plazas pueden solicitarlas en instancia reglamentaria cuantos lo deseen. P a r a este cursillo no existen becas, pero son completamente gratuitas las enseñanzas tanto teóricas como prácticas y las visitas a colmenares. En Carmona fué detenida ayer la Junta directiva del partido de Acción Popular Carmona 22, 8 noche. H o y a las nueve de la mañana, procedió la Policía gubernativa a detener a los señores que integran la Junta directiva de Acción Popular, formándose el consiguiente revuelo, por tratarse de personas muy conocidas y respetables, y por ignorarse a qué atribuir las referidas detenciones. Más tarde, ha podido conocerse que las órdenes dimanaban de la Alcaldía, y qué eran debidas a una denuncia formulada en la sesión municipal de anoche por el concejal Sr. Calzón, el que manifestó que en la Asamblea de Acción Popular celebrada últimamente se había acordado dar colocación a los obreros afiliados a esta agrupación política, para dejar sin trabajo a los acogidos a otros partidos. L a denuncia carece de todo fundamento. L o ocurrido fué presenciado por el delegado gubernativo que asistía a la A M y se reduce a que en l a sección de ruegos y preguntas un miembro de l a directiva hizo presente que algunos obreros afiliados a Acción Popular estaban sin trabajo y encarecía se les colocara en aquellas fincas que fuese posible. Los detenidos san D Joaquín Perteguer Astudillo, D L u i s y D Antonio Pérez A l o n so, D Manuel García A c a l D Joaquín F e r nández y Fernández, D Modesto Bugalla! del Olmo, D Manuel V i l l a Baena, D. M a nuel Caballos Belloso, D Juan Márquez García y D José García Fernández, sam ea En Guerra decretos F i r m a s de Manifestaciones del señor Azaña A las nueve de la noche los (periodistas visitaron al jefe del Gobierno en el momento en que salía de su despacho el subsecretario de Hacienda, Sr. Vergara, y le esperaban en el antedespacho el subsecretario de l a Presidencia y el director general de Seguridad, S r Andrés. E l Sr. Azaña comenzó su conversación M a d r i d 22. E l jefe del gabinete militar, teniente coronel Sarabia, manifestó a los periodistas que el jefe del Gobierno había marchado, a las doce, a la Escuela Superior de Guerra, oon el fin de asistir a una conferencia correspondiente al curso de corone- M o t e l Cr isii n a D O M I N G O 23 ABRIIi
 // Cambio Nodo4-Sevilla