Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 30 D E A B R Í L D E 1 933. N U M E R O EXTR 10.20 C E N T S REDACCIÓN: P R A D O D E SAN SEBASTIAN. SUSCRIPCIONES ABC -E l lo ha dicho- -apostilló el periodist a- no con aplazo alguno, sino sine- die. -E s t á bien- -replicó el Sr. M a u r a- Los Gobiernos viven mientras viven, y hasta que plantean la crisis, donde deben plantearla, están en pie. Añadió, sonriéndose, que todo se sabría dentro de poco tiempo. DIARIO ILUSTRA DO, AÑO VIGÉSIMO NO V E N O, N U M E R O 9.34,7 X A N U N C I O S MTJSOZ O L I V E C E R C A N A A TJSTÜAN, S E V I L L A LAS OPOSICIONES R E PUBLI CANAS CONC R E T A N SU A C T I T U D O U E EL SEÑOR AZAÑA CALIFICA DE G R A V E F a c i l i t a r á n la s o l u c i ó n d e l conflicto se político, mente El b l o q u e antiministerial se r e- Y se despidió de los periodistas diciendói qus cuanto ocurra en Ja política será del Parlamento. J dentro E l señor D e Francisco opina que no se ha hecho política s o c i a l i zante E l jefe de l a minoría socialista; -comentó ayer tarde en el Congreso con los periodistas la situación parlamentaria actual y dijo que no había convocado a l a minoría jpotifár a aún nada podía decirse en concreta y s í únicamente había rogado a todos los diputados de su grupo que no dejen de asistir a la reunión del martes. Rechazó e l que se haya hecho política socializante desde el Gobierno e hizo ver que desde l a oposición y con las manos libres los socialistas ya verán si se hace ¡política socialista o derechista. E l señor Martínez Barrios habla de C a p a r r o l a E l Sr. Martínez Barrióse se negó a hacer manifestaciones, y como algún informador le dijera que l a impresión general. es la de que el pleito político no tiene arreglo, exclamó riendo: -T o d o en el mundo 3o tiene, incluso lo de Caparrota, que terminó, muriéndose. si éste plantea constitucional- u n e Expectación en el C o n g r e s o M a d r i d 29. A las cínico de l a tarde ya había en la Cámara diputados de las distintas fracciones políticas que figuran en l a mayoría, deseosos de una impresión respecto a lo que pudieran acordar los jefes de las minorías de oposición. Puntualmente llegaren a l Congreso los Sres. Botella Ásensi e IrarriíG. Este último por la minoría republicana independiente, adherida ayer a Ja actitud de, obstrucción, y poco después entraban los Sres. Franchy Roca, M a u r a y Martínez Barrios. U n diálogo con el señor Fernández Clérigo Cuando los jefes de las oposiciones marchaban a l a sección donde habían de reunirse, saludó al Sr. M a u r a el diputado de A c ción Republicana Sr. Fernández Clérigo. -M e voy inmediatamente- -le d i j o- 1 1 0 vaya á creerse alguien que estoy aquí- para enterarme y contárselo luego al Sr. Azaña. Nuestro papel aquí- -añadió- -es- completamente pasivo. ¿P o r qué? -le preguntó e l Sr. Maura. -P o r q u e son ustedes los que consideran que esto está desarreglado y s e proponen arreglarlo. Y o en cambio, entiendo que todo está, como debe estar, y como yo, muchos diputados de l a mayoría. -P u e s lo que sea, sonará- -se limitó a decir el jefe de los conservadores. T o d a la mañana ha estado reunido el Comité ejecutivo del partido radical Madrid 29, 6 tarde. E l Sr. Martínez Barrios, a l a salida, dijo a los. periodistas: -E s t a tarde daré cuenta a mis compañeros del bloque de los acuerdos adoptados por el partido radical. Comprenderán uste- des que, por obligada cortesía, yo no puedo decir nada ante s de que el bloque l o conozca. Se le preguntó si lá reunión del Comité de los Seis sería de larga duración, y contestó -C r e o que no, pues estamos tan identificados que coincidiremos sin discusión a l guna. Hablaron luego los informadores con el Sr. Lerroux, quien también sé excusó de dar a conocer los acuerdos del Comité E j e cutivo e incluso evadió las preguntas de los periodistas, respecto a su criterio personal, cosa desacostumbrada ert el jefe da los radicales. Únicamente dijo que el discurso del Sr. Sánchez Román le había p a recido admirable. ¿Y el del Sr. Azaña? -E n realidad- -contestó- -no fué un discurso. Como era natural se limitó a dar una primera contestación al Sr. Sánchez Román, sin comprometer su resolución definitiva. D i j o también el Sr. L e r r o u x que esta m i s ma tarde saldrá para San Rafael, donde permanecerá hasta el martes. ¿Entonces no habrá ningún acontecimiento político hasta ese día? -P o r lo menos hasta ese día, no- -contestó el Sr. Lerroux. Por último, cuando los periodistas insistieron en obtener una impresión política del jefe radical, éste se limitó a preguntarles: ¿Qué les han parecido a ustedes las declaraciones del Sr. Prieto? U n a rectificación del S r F r a n c h y E l Sr. Franchy rogó a los periodistas una rectificación a la información publicada por algunos periódicos, en la que se le alude. L a rectificación l a traía escrita y dice así: Varios periódicos me han atribuido unas manifestaciones, rotundamente condenatorias, de l a conducta de las minorías parlamentarias de oposición, que son inexactas. Quien diera la referencia de las pocas palabras que yo pronunmié en una breve conversación sostenida con otros diputados en uno de los pasillos del Congreso en l a tarde del viernes, o no oyó lo que dije o creyó oírme a mí lo que dijeron otras personas. L a única manifestación que yo hice allí fué la de que, a m i j u i c i o debfen exceptuarse de la obstrucción los proyectos que, aunque de iniciativa del Gobiern no responden a su orientación política, sino que tienden a resolver conflictos circunstanciales o a satisfacer necesidades del momento, tales como los relativos a la crisis naranjera y al anticipo para el pago de pensiones al personal despedido de la Compañía Transatlántica. E l señor Azaña dice que no hay crisis ni tiene p o r qué haberla M a d r i d 29, 8 noche. E l Sr. Azaña recibió a los periodistas cerca de las dos de la tarde en el ministerio de l a Guerra. U n informador dijo al jefe del Gobierno que se comentaban mucho los discursos del Sr. Sánchez Román y el suyo. E l presidente repuso: -H o m b r e es natural que l a gente se dedique al comentario. Motivos no faltan en esta semana, ni es posible que falten en la entrante. E l mismo periodista insistió, añadiendo: -E s que además de comentarse los discursos se da casi por segura la crisis, y en las combinaciones ministeriales que. se hacen se i n d k a a usted como jefe del futuro Gobierno. -H o m b r e me alegro- -replicó el jefe del Gobierno- -que se hayan acordado de mí. ¿Sabe usted- -preguntó- -si me dejan la cartera de Guerra y si respetan en su puesto a mi ayudante? Y al decir esto miró al. comandante Riaño que se hallaba presente en esta conversación. Otro periodista agregó que no sólo se hablaba de crisis, sino que hasta circulaban varias listas de Ministerios probables. E l Sr. Azaña d i j o -L o s españoles somos muy aficionados a formar listas de nuevos Gobierata. Y haciendo una leve transidos a ftu tono festivo terminó diciendo: -P u e s bien; no hay crisis, n i tiejtje por qué haberla: E i señor M a u r a dice que t o d o se sabrá pronto E l Sr. M a u r a confirmó la reunión que por la mañana tuvo con su minoría, y en contestación a i a pregunta de un periodista dijo que todos los diputados del grupo habían estado de completo acuerdo con las ideas que él expuso. Luego uno de los informadores le dio cuenta de las declaraciones hechas por el presidente del Consejo, en las que negó que hubiera crisis, y afirmó que no puede producirse siquiera. -Hastá el martes, ¿no? -preguntó, a suyas el Sv. Maura. A las seis y cuarto es facilitada la nota del bloque. S i el G o b i e r no plantea constitucionalmente el problema político, las o p o s i c i o nes darán t o d o género de facilidades a la solución A las. seis y cuarto de lá tarde abandonó la sección- donde se hallaba reunido el Comité de los Seis D Miguel M a u r a y- entra gó a los periodistas la siguiente flotan
 // Cambio Nodo4-Sevilla