Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. V I E R N E S 5 DE MAYO D E 1933. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 26. incautara de los bienes de l a fundación 5 aé se nombrara un administrador y que él ¡señor García Torrijos se ausentara de L a Solana. E l sacerdote fué visitado por el teniente de la Guardia civil, el alcalde y el futuro administrador designado por el E s tado y ante ellos suscribió un acta, negándose a ceder unos bienes que no tenía derecho a renunciar. Se dio el caso de que l a Comisión oficial se incautó después, no sólo de los bienes de l a fundación, sino de los i pertenecientes personalmente al Sr. García Torrijos. E l orador lee el acta de protesta del iseñor, García Torrijos. E n ella se alude a recursos que estaban pendientes de resolución del ministro de la Gobernación. Se procede después- -dice- -a la incautación, que se realiza sin ningún inventario. Y se incluye como queda dicho el capital particular del Sr. García Torrijos. Bs e se presenta ante el gobernador de Ciudad Real con escrituras que demostraban el origen de sus bienes para reclamar l a devolución de éstos. 1 E l P R E S I D E N T E E l ministro de A g r i cultura vendrá ahora mismo. E l Sr. M A R T I N estima que no es a él a quien corresponde dar soluciones. Insiste en la necesidad de que se obligue ¡al cumplimiento de la tasa mínima. E l Sr. C A B R E R A (socialista) afirma que el objeto de esta proposición es una especulación más. Queréis vender- -dice- -caro un trigo que habéis comprado barato. E l ministro de A G R I C U L T U R A contesta al Sr. Martín, diciendo que éste no ha afrontado el problema con elevación. Reconoce que en este momento existe un problema que a todos preocupa: la paralización del mercado cereal. Esto obedece a la abundancia de la cosecha recogida, superior a la de ningún año y a las necesidades del mercado interior. Expone otras causas de esta situación, entre ellas la de haberse desplazado el mercado de Cataluña- -que antes compraba en Cast i l l a- -a Extremadura. Añade que a raíz de la cosecha se produjo una valorización extraordinaria. Denuncia campañas alarmistas hechas por los agrarios. Termina asegurando que las medidas del Gobierno sobre esta materia son y serán eficaces. E l Sr. M A R T I N rectifica y niega ha- ber hecho jamás política n i plataforma de la cuestión triguera. Pregunta a la presidencia si cree que debe convertirse la proposición incidental en interpelación. E l P R E S I D E N T E dice que no considera esto oportuno, en el momento en que aquélla se va a votar. E l Sr. R O Y O V I L L A N O V A protesta a grandes gritos y dice que esta cuestión es fundamental para España, y que presentará a diario proposiciones y proposiciones en ese sentido. De todas maneras- -dice a la mayoría- -haced ló que os dé la gana. E l Sr. A L V A R E Z M E N D I Z A B A L combate con duros conceptos al ministro de A g r i cultura, a quien considera único culpable de l a situación creada. Afirma que las importaciones, en la forma como se hacen, rayan l a prevaricación, porque de ellas se benefician los harineros catalanes. Afirma que el Sr. Domingo ha convertido el ministerio de Agricultura en una colonia catalana. L a política del Sr. Domingo- -dice- -es tan funesta, que sólo abandonando aquél el m i nisterio se puede rectificar. Pregunta a la presidencia cuándo v a a Contestar el Sr. Domingo a la interpelación sobre la situación del campo, explanada ampliamente en pasadas sesiones. E l P R E S I D E N T E Cuando la presidencia estime llegado el momento oportuno. E l Sr. F A N J U L afirma que en los pueblos castellanos se tiene l a evidencia de que las fábricas de harinas de Cataluña, Valencia y Galicia sólo trabajan con trigo extranjero, y estima que esta sí que es la causa del mal. Recuerda que hace mucho tiempo llamó la atención del ministro de A g r i c u l t u r a sobre las dificultades de l a exportación del mercado de Levante, y nada hizo para remediar el problema, hasta que, planteada la cuestión de la naranja, ha empezado a ocuparse de resolverla por medio del abaratamiento de los transportes. Y finalmente, ha venido a demostrar el Sr. Domingo su completo fracaso como ministro de Agricultura, al declarar que está paralizado el mercado cerealista de España E l ministro de A G R I C U L T U R A E n estos momentos estamos fracasados todos los ministros d Agricultura del mundo. (R u mores. L o s agrarios piden votación nominal para l a proposición incidental del Sr. Martín, que es rechazada por 103 votos contra 72. Proposición incidental sobre Jos sucesos de L a Solana E l Sr. P É R E Z M A D R I G A L explana esta anunciada interpelación, y dice que la defiende a invitación de 3.000 vecinos de L a Solana, y no por motivos personales. Presume que será interrumpido e increpado, y pide moderación a sus contradictores. (Rumores. Habla después de las víctimas de los sucesos, y se refiere a un sacerdote que venía administrando hacía varios lustros un legado que databa de 1882, el cual a la fecha de su creación desencadenó ambiciones, y en cuyo asunto intervino como mediador D Joaquín Costa. Este, con sus arrebatos admirables- -dice- -hizo concebir esperanzas al vecindario de L a Solana; y al abandonar el pueblo éste quedó en espera de que se le concedieran los bienes a que creía tener derecho. Desde entonces, toda la política ha girado en L a Solana alrededor de este punto, y desde hace mucho tiempo en todos los mitines republicanos los oradores enardecían a los vecinos, diciendo que la República despojaría al administrador, el sacerdote señor García Torrijos, de los bienes que venía detentando, para entregárselos al pueblo. E n tanto, el patrono de los bienes seguía administrando éstos, con arreglo a un legítimo derecho. E l Sr. García Torrijos, ¿cómo pudo desenvolverse en L a Solana- -pregunta- -en medio de este ambiente hostil? Pues procediendo con grandes reservas y recato, y mostrando desconfianza con respecto a cuantos se acercaban a él. Viene la República- -prosigue- -y mediante un decreto de la misma la fundación Busti 11o queda incursa en cierta disposición, en virtud de la cual el comisario vino obligado a invertir la renta de la Fundación en los menesterosos de L a Solana, sin estar obligado por el testador a rendir otras cuenta que ante Dios. Pero la ley dispuso que era preciso intervenir esta clase de propiedades privadas por patronatos de los Ayuntamientos, de las Diputaciones o el Estado, ante los cuales rindieran cuenta los administradores. Esta solución no podía dar satisfacción al vecindario de L a Solana, puesto que todos los propagandistas de la República le habían ofrecido al pueblo las tierras de l a Fundación Bustillo. E l administrador de la fundación se conformó a rendir cuentas ante quien fuera preciso, pero tal solución- -repite- -no complació al pueblo. E n la tragedia- -añade- -que surgió después hemos puesto toda nuestra colaboración. Esta es nuestra obra. H a llegado el momento de que examinemos, el estado del país y de que pongamos mano en una necesaria rectificación. Para resolver el conflicto se dispuso que la Junta de Beneficencia de Ciudad Real se L a Presidencia de la Cámara y el ministro de la Gobernación cortan el debate E n este momento el presidente trata de cortar el debate, diciendo que el Sr. Pérez Madrigal se extiende demasiado y no puede convertir la proposición en una. i n terpelación. El MINISTRO D E L A GOBERNAC I Ó N Está anunciada y fijada la fecha para ésta. E l Sr. P É R E Z M A D R I G A L Estaba haciendo el relato de lo sucedido, señor presidente. (E n los radicales y otros sectores se producen protestas ante el corte del debate que intenta la presidencia. E l Sr. P É R E Z M A D R I G A L dice que acatará la autoridad presidencial, y que ise someterá a lo que está determinado. El P R E S I D E N T E dice que someterá á la Cámara la cuestión. E l Sr. P É R E Z M A D R I G A L Que se someta y si me he de sentar, que se me diga. E l P R E S I D E N T E N o se trata de eso, sino de que su señoría atenderá la proposición en la que pide se declare l a urgencia de esta discusión. Termine brevemente su señoría. E l Sr. P É R E Z M A D R I G A L Dicho sea; con toda sinceridad, yo no puedo someterme a una celeridad que corte mi pensamiento. H e de decir todo cuanto deba decir. E l P R E S I D E N T E insiste en cortar el debate con protestas de las oposiciones. E l Sr. Pérez Madrigal se sienta. El MINISTRO D E L A GOBERNAC I Ó N se levanta y dice que el Gobierno no quiere eludir el debate, sino fijar el momento oportuno en uso de su facultad. (Grandes protestas, de las oposiciones. Por eso se ha señalado para la interpelación el día 16. (Rumores. Tengo que acomodar los deberes parlamentarios a los trabajos del ministerio. E l Sr. M A R T Í N E Z M O Y A alude al cumplimiento del Reglamento. El MINISTRO D E L A GOBERNAC I Ó N dice que sólo se trata de aplazar el debate doce días. Y no comprende por qué se estima que la discusión de este asunto sea urgente. E n los radicales: Sí lo es. El MINISTRO D E L A GOBERNAC I Ó N Pido, pues, que sin más discusión se vote la proposición. E l Sr. P É R E Z M A D R I G A L dice que una interpelación que afecta al orden interno de la administración, pública no debe sufrir aplazamiento. Porque los sucesos de L a Solana, añade, son desconocidos, por el país y Los deportes en el mundo DESPUÉS D E L O S PARTIDOS D E ESPAÑA E N PARÍS Y B E L G R A D O por T o m Ray. Véase esta crónica en el próximo número dé la gran revista española Blanco y Negro
 // Cambio Nodo4-Sevilla