Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
KT. O IX A IA. ÜKrVF. KK. DE COX l A I A CAl) E S i ustedes llevan un traje tailteur, acompáñenle de una pequeña cío che hecha con la misma tela del traje; en el centro de la copa tiene uu hoyo profundo y gracioso. Con vestido blanco, B r u y é r e propone a ustedes otra campanita de la misma tela, provista de un plisado: pero es preciso colocársela torcida para no disminuir el encanto de su línea. P o r últinió. para el deporte al sol. piensen en un modelo de p a n a m á blanco con cinta azul; preserva del sol y queda tan encajado, que no es posible que se caiga. S i ustedes me preguntan que cómo se hace ese milagro, les responderé que B r u y é r e me ha confiado su secreto; pero bajo palabra de no repetirlo, y me callo pensando que es bueno tener un secreto. Luego se trata de sombreros de tarde, en los cuales el o r g a n d í hace gran papel; por ejemplo, en un sombrero grande de picot marino, m gran lazo de organdí sobre la copa. Las flores de georgette gustan mucho, en esta casa, donde las agrupan de diversos colores y l a s colocan en un pliegue de l a copa. E l crespón georgette se emplea también en bandas m a r r ó n y blancas, para cubrir el i n terior del a l a estos colores se encuentran en forma de dos grandes flores sobre la copa. H él ene Thibault usa, en cantidades iguales, tela y paja; presenta una eloche de schantung natural, con l a copa rodeada de ecltagal encarnado, que pliega y anuda delante. H e visto también una toca encantadora, denominada mollison, de celtagal amarillo, con doble escarapela delante de gros- grain m a r r ó n C o n tocas vestiremos los hermosos días primaverales; he aquí una, de paja brillante negra, adornada con cinta escocesa en amarillo, rosa y negro; otra, toda de flores de terciopelo blanco; l a tercera, de plumas cirées negras, en forma de tricornio. Cuando el sol brille, H él ene T h i bault c o b i j a r á a su clientela bajo grandes capelinas, que a d o r n a r á con cintas plegadas de terciopelo o faya. E n lo que concierne a Mado, presenta un bonito sport hecho ¡con lino en su tono natural; una forma de ala chiquitísima muy echada sobre los ojos, con el doble m é r i t o de proteger l a vista contra el sol y sostenerse, aunque se haga ejercicio violento. Luego vienen t o á i s con copas de cinta y raso eirá rojas o negras. Entre los sombreros grandes he admirado uno de forma tonquinense, blanco, de paja ligera, con un lacito sobre la copa de cinta negra. Esta forma se ha adaptado tan bien aquí, que p o d r í a m o s creer que P a r í s es la capital del T o n k í n M e han presentado en l a Casa Donguy modelos de aire señorial, y que, sin embargo, se pueden llevar fácilmente, porque son de gusto exquisito. H e visto varios canotiers: uno, de bakou negro y terciopelo; otro, de picot con dos alas en verde y blanco, que se cruzan delante; luego me atrae un fieltro celeste de copa alta y ala pequeña levantada por detrás, con un lazo del mismo fieltro, bordeada de terciopelo negro; en seguida viene una forma de ala y copa planas, levantada por el lado izquierdo, con camelias beiQc, negro y rojo, y como nota final una c r e a c i ó n muy notable, por su copa alta y su alita p e q u e ñ a la paja, fina y negra, se realza con raso negro y rosa en forma de grandes. escarapelas. Espero que queden ustedes perfectamente documentadas acerca del sombrero de hoy y del sombrero para mañana. TFRE A Cl. KM KXr K U At t RVO F. NCKR ADOS MoniVAL I. O HF. T. KM- si HA i T 1I1 r TAilA! KOI- 3,10 O K r. o noxct Y. TAJ; CIXTAS Y F KXO R l! AS r
 // Cambio Nodo4-Sevilla