Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
c í o r e g u l a r r á p i d o y eléctrico del Siadllaln o f e r r o c a r r i l de l a c i u d a d que, pasando p o r las estaciones p r i n c i p a l e s de los f e r r o r r i l e s i n t e r u r b a n o s d e B e r l í n v a hasta P o t s d a m W a n s e e y G r ü n a u es d e c i r a u n a hora, e n cada dirección, d e l c e n t r o de B e r l í n r e c o r r i e n d o los trayectos c o n v e l o c i d a d f a n- t á s t i c a y deteniéndose en i n f i n i d a d de esta- c i o n e s que d a n acceso a los a l r e d e d o r e s deií B e r l í n donde v i v e n l a m a y o r í a d e los e m- ¡pleados y o b r e r o s que t r a b a j a n en l a g r a u i capital. -E n t o n c e s ¿u s t e d cree q u e -Y o c r e o- -a ñ a d í- -q u e debería a c o m e t e r s e e n M a d r i d el p r o b l e m a de las v i v i e n d a s) e c o n ó m i c a s e n los a l r e d e d o r e s organizando u n s i s t e m a de c o m u n i c a c i o n e s rápidas, cómo- d a s y frecuentes p a r a que l o s habitantes d a M a d r i d se e x p a n s i o n a r a n f u e r a d e l centro c o m o en otras capitales sucede. A h o r a losj s e r v i c i o s de trenes, entre M a d r i d y las estaciones i n m e d i a t a s p o r c u a l q u i e r a de lasl l i n e a s i m p i d e n que se p u e d a r e a l i z a r el p r o p ó s i t o de v i v i r f u e r a de l a c a p i t a l S o l a mente los días f e s t i v o s h a y trenes e x t r a o r d i n a r i o s que p e r m i t e n a c e r c a r s e c o n r e l a t i v a c o m o d i d a d a las estaciones p r ó x i m a s á M a d r i d en c a m b i o q u i e n desde M a d r i d desee en u n día no f e s t i v o i r a u n p u e b l o o a u n a c i u d a d distante m e n o s de c i n c u e n t a k i l ó m e t r o s h a de c o m b i n a r los enlaces de l o s m i x t o s y l o s c o r r e o s y p e r d e r todo u n día; ¡l o m i s m o s u c e d e a q u i e n v i v i e n d o f u e r a de M a d r i d necesite v e n i r a l a c a p i t a l p a r a r e s o l v e r a l g ú n asunto. Y ésa es l a r a z ó n t a m bién de q u e en M a d r i d h a y a u n a población flotante escasa, si se r e l a c i o n a c o n otras c a pitales, c a l c u l a n d o el porcentaje d e d e n s i dad de población t o t a l S i a eso se a ñ a d e que las E m p r e s a s de f e r r o c a r r i l e s s o l a m e n te en los trenes e x p r e s o s y rápidos c o l o c a n u n m a t e r i a l adecuado, d e j a n d o en los m i x t o s correos y tranvías un material i m p r o p i o del a ñ o 1933, se comprenderá el t r i s t e espectáculo que p a r a los españoles se nos o f r e ce en todas las estaciones de M a d r i d c u a l Los últimos equipajes, en el furgón, tranquila pausadamente transportados, la afluencia de público moleste. sin que q u i e r d í a de l a s e m a n a en t i e m p o n o r m a l a l conterrrplar l a l l e g a d a y s a l i d a de v i a j e r o s deficiente s i se p i e n s a que M a d r i d t i e ne a l r e d e d o r de u n m i l l ó n de h a b i t a n t e s y, E s p a ñ a 2 5 millones, r e p a r t i d o s entre 4 9 provincias. ¿Y cómo p o d r í a organizarse todo eso? -me preguntó mi amigo. ¡A h -e x c l a m é- L o s periodistas tenem o s el deber de i n f o r mar al público... L a s organizaciones, en a s u n t o s de l a v i d a j ública, p e r t e n e c e n a quienes o c u p a n puestos t a m b i é n p ú b l i c o s y están, p o r ello, o b l i g a d o s a emprender mejoras prácticas del país, que les p a g a p r e c i s a m e n t e para que c u m p l a n c o n s u deber. M i amigo y yo, a l s a l i r de l a estación d e l Mediodía, pasamos f r e n t e a l m i n i s t e r i o de Obras p ú b l i c a s M i a m i g o m e m i r ó y, s o n riendo, me d i j o Q u é le parece a u s t e d ese m i n i s t e r i o? Y o le r e s p o n d í -El edificio ¡no festá m a l ABELARDO F E R NANDEZ ARIAS (Fotos Duque. Sin prisa, con una característica público que sale de Madrid apatía, que los extranjeros comentan siempre al recordar a España, busca sus billetes con- ademanes tardos, como si nadie tuviera prisa por marcharse. el