Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A S C. D O M I N G O Yi D E J U N I O D E 19 33. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 23. ministros, donde le aguardaban algunos dé los dimisionarios y conferenció con ellos. Como es natural, la expectación es enorme. L a tarde de ayer en la Cámara Animación y comentarios Desde las tres y media de la tarde la animación en la Cámara ha sido extraordinaria. Diputados de todos les grupos políticos se encontraban en el salón de conferencias y en los pasiilos y comentaban las incidencias de la crisis, sobre todo el encargo recibido por el Sr. Prieto de formar ¡Gobierno. Como ya era dei dominio público que el S r Prieto había de reunirse, a las cuatro de la tarde, con el Comité ejecutivo del (partido socialista, citado por él en una de las secciones del Congreso, esperaba con verdadera expectación al encargado de formar Gobierno, y éste llegó a l a Cámara hacia Jas cuatro y media de la tarde. Y a previamente se encontraban en l a sección sexta de la Cámara los ministros dimisionarios Sres. L a r g o Caballero y De los Río? y los demás componentes del Comité. E l Sr. Prieto fué rodeado por los periodistas y se negó a hacer manifestaciones. D i j o tan sólo que después de comer había citado al Sr. Besteiro, con quien sostuvo un breve cambio de impresiones, y que ahora se disponía a reunirse con sus compañeros del Comité para decidir lo que procediera. Los diputados radicales- socialistas estaban también citados para una reunión. E n gran n ú m e r o acudieron a ella. Según manifestaciones de algunos de los m á s significados, de l a reunión podían salir acuerdos de importancia, porque no estaba muy claro el criterio de l a minoría, en orden a la colaboración en un Gobierno netamente socialista o de base socialista. v El señor Albornoz elude contestar una pregunta A l entrar en la Cámara el Sr. Albornoz, un periodista le dijoj- ¿E s cierto que la minoría radical- socialista exige para participar en el Gobierno que intenta formar el Sr. Prieto que el m i nistro de la Gobernación sea socialista y que los gobernadores civiles sean asimisjno socialistas? E l Sr. Albornoz, sin contestar a l a pregunta, inquirió a su vez, dónde se hallaba reunida la minoría radical- socialista, dirigiéndose seguidamente a la sección donde aquélla tt encontraba. La nota oficiosa del Comité ejecutivo socialista A las seis y media de l a tarde el señor. De Francisco facilitó a los periodistas l a s i guiente nota referente a l a reunión celebrada por el Comité ejecutivo del partido socialista: Se reunió la minoría socialista y el compañero Largo Caballero expuso el proceso de j a crisis, dando cuenta del encargo conferido por el presidente de l a República al camarada Indalecio Prieto de intentar l a formación de Gobierno y el acuerdo de l a Comisión ejecutiva unánimemente favorable a que se realice dicho intento. Después de breve deliberación, el grupo parlamentario adoptó una resolución de conformidad con la propuesta: del Comité ejecutivo. 1 El señor Lerroux, a San Rafael Bien avanzada la tarde se supo en la Cámara que D Alejandro Lerroux había salido en automóvil para San Rafael, con ánimo de no regresar a Madrid hasta el próximo lunes. Desde luego se dio much o alcance a este inesperado viaje del jefe radical. Se supuso que el Sr. Lerroux, previendo cualquier v i sita del encargado de formar Gobierno, había procurado evadirla. U n radical muy caracterizado dijo que l a ausencia del Sr. Lerroux se podía interpretar en el sentido de establecer un contraste con aquellos grupos políticos que asedian en la Prensa y en sus reuniones al jefe del Estado en los momentos en que éste necesita de toda la serenidad e independencia para emitir su juicio definitivo. Manifestaciones del señor Largo Caballero. La crisis no estará resuelta hasta hoy bien avanzado el día Los periodistas hablaron con el Sr. L a r go Caballero, cuando éste se dirigía al despacho de ministros para reunirse con don; Indalecio Prieto. D i j o que no era cierta el rumor que c i r c u laba respecto a que el Sr. Prieto tuviera y a formado el Gobierno. Esta era absolutamente una fantasía. E n primer lugar, porque tenía que i r a Palacio para anunciar al jefe del Estado que aceptaba el encargo, y en segundo término, porque necesitaba donsultar con muchas personalidades -Le quedan todavía que a n d a r- -a g r e g ó- -muches pasos. Creo- -siguió diciendo- -que hasta mañana, domingo, bien avanzado el día, no se podrá decir que hay Gobierno. E n fin, allá veremos lo que resulta de todo esto. El señor Prieto acepta el encargo de formar Gobierno Poco después de las seis de la tarde terminó la reunión de la minoría socialista. Después de escuchar a D Indalecio Prieco. L a minoría autorizó al Sr. Prieto para formar Gobierno y aceptar, por tanto el encargo que le ha dado el presidente de la República. E l Sr. Prieto fué rodeado por los periodistas al salir de la sección donde estuvo reunido con la minoría, sin querer hacer manifestación. En tono humorístico dijo: -V o y a componer el gesto, de aquí en adelante. D i j o que el Sr. De Francisco, jefe de la minoría, quedaba redactando una nota que, inmedi amente, sería facilitada a la Prensa. Según dijeron varios socialistas, el señor Prieto no irá a Palacio hasta las ocho y media de la noche con l a lista del Gobierno. Antes comunicará al presidente de la República que acepta su encargo, y aunque ya tiene en realidad, constituido el Gobierno, necesita consultar con algunas personalidades y a esto obedece el retraso en i r a Palacio. E! Sr. Prieto se trasladó al despacho de i D e l ambiente que hemos recogido en la C á m a r a se deduce que el encargo de formar Gobierno, presidido por el Sr. Prieto, ha causado sorpresa. Según las minorías gubernamentales de oposición, es indudable que l a decisión del presidente de l a República es absolutamente constitucional. L a minoría socialista es la m á s numerosa de l a Cámara, y era natural que el jefe del Estado le ofreciera el Poder antes que a ninguna otra. L a sorpresa empezaba en- el hecho de que hubiera sido el Sr. Prieto el llamado y no el Sr. Largo Caballero, jefe del partido y a quien todo el mundo suponía en situación propicia para ejercer l a función presidencial, en el caso de que los socialistas se decidieran a formar Gobierno. Si bien se reconocía que, constitucionalmente, el jefe del Estado no había podido hacer otra cosa, se entendía que el peligro estribaba- -esto es a juicio de las minorías de oposición- -en que el partido socialista aceptara el encargo en firme y llevara a Palacio la lista del nuevo Gobierno. Los radicales decían que, de ocurrir esto último, no sólo no se habría, conseguido nada útil, sino que todas las dificultades que dieron origen a la crisis total quedarían agravadas. U n Gobierno, idéntico al anterior, con su misma política, volvería a tropezar en el Parlamento y fuera de él con las dificultades que originaron la caída del Gobierno Azaña Un juicio del señor Gil Robles E l Sr. G i l Robles dijo a los periodistas que estaba encantado de la solución que se intenta dar a l a crisis. Había, recibido muchas enhorabuenas, que aceptaba con gusto. -A h o r a bien- -añadió- me parece que esta es la burla más sangrienta que se le puede hacer al país. Se encarga el Poder al partido que una gran mayoría de l a nación repudia. Y es todo esto m á s graveí después de las amenazas que ayer m a ñ a n a lanzó El Socialista. Las gestiones del Sr. Prieto para formar Gobierno El señor Prieto acude a Palacio y da cuenta a! Presidente de que acepta el encargo de formar G o bierno, y dice Juego a los periodistas que va a empezar una carrera de obstáculos Desde las siete y cinco de la tard, e h asta las siete y media estuvo en el despacho del presidente de la República el Sr. Prieto. A la salida, hablando con los periodistas, se expresó a s í -l i e venido a dar cuenta al Presidente de que en virtud del acuerdo adoptado por las entidades de mi partido, he decidido aceptar el encargo de intentar la formación de un Gobierno. H a b í a dicho a mis correligionarios del Comité ejecutivo que no me bastaba Plaza de Toros de Sevilla Una novillada excepcional D e t a l puede calificarse, sin e x a g e r a c i ó n alguna, l a organizada por nuestra E m p r e s a p a r a el j u e v e s 15 d e l c o r r i e n t e f e s t i v i d a d del C o r p u j y en l a c u a l h a r á su p r e s e n t a c i ó n a n t e sus p a i s a n o s el n o v i l l e r o R a f a e l V e g a de los R e y e s h e r m a n o del i n f o r t u n a do G i t a n i l l o de T r i a n a y diestro l l a m a d o sin d u d a a H e n a r u n a é p o c a d e l toreo. C o n R a f a e l V e g a a l t e r n a r á n Lairie? y Tjorenzo G a r z a f o r m a n d o p o r tanto, u n a combinación máxima. L o s n o v i l l o s s e r á n de V i l l a m a r t a y el desp a c h o de b i l l e t e s e s t a r á a b i e r t o a l p ú b l i c o desde el m a r t e a l a hora, de c o s t u m b r e E l s e ñ o r Prieto se r e ú n e c o n la m i n o r í a socialista Después de la extensa conferencia del Comité ejecutivo socialista, el Sr. Prieto pasó a la sección séptima, donde se hallaba reunida la minoría socialista.
 // Cambio Nodo4-Sevilla