Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M A R T E S 13 D E JUNIO D E 1933. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G í v Sr Prieto y los ministros dimisionarios de Instrucción y Trabajo. H a y que advertir, porque esto puede servir de antecedente para lo sucedido luego, que el S r Prieto no había celebrado ninguna consulta, n i realizado gestión alguna fuera de su partido; y decimos esto, porque sólo habló separadamente y en los domicilios respectivos de ambos. con los señores D e los Ríos y L a r go Caballero. N o hay que decir l a expectación que haoia en la Cámara mientras se celebraba la reunión de los socialistas. L o s señores Albornoz y Domingo habían llegado mientras tanto, reuniéndose co nsu minoría; y a la una de l a tarde llegó el Sr. Azaña, quien i n mediatamente pasó a otra de las secciones para conferenciar con sus amigos de A c ción Republicana. Se prolongaba l a reunión de l a minoría socialista, y como diera la una de la tarde, hora señalada para la visita del Sr. -Prieto al presidente de la República, y aquel no saliera de l a reunión, los comentarios se hicieron más intensos y se habló de que surgían dificultades. Minutos después de la una, se transmitió desde el Congreso a Palacio un recado del Sr. Prieto, pidiéndole que lo dispensara, pues no podía i r a Palacio a l a hora convenida. A las dos menos minutos terminó l a reunión de l a minoría socialista, y a pesar de l a reserva de muchos de los asistentes a la deliberación, no pudo evitarse que el sentido de ésta se conociera. E l Sr. Prieto expuso ante l a minoría que se disponía a hacer gestiones cerca de las fuerzas repúblicaras gubernamentales para ensanchar l a base de l a mayoría. Concretamente habló de un lequerimiento al partido radical, y entonces tamo l a palabra el Sr. Largo Caballero para ponerse resueltamente a esa gestión. Toda l a discusión giró en torno a este asunto, y aunque hubo diputados de representación que examinaron una posible fórmula y se mostraron transigentes, para que pudiera el Sr. Prieto desenvolverse desembarazadamente en su empeño de formar Gobierno, es l o cierto que el asunto llegó a l a votación en malas condiciones para los propósitos del encargado de formar Gobierno. L a votación dio el siguiente resultado: 28 votos en contra de l a invitación al partido radical, 13 a favor, y cuatro abstenciones. Hay que advertir, como se ve por estas cifras, que faltaban a l a reunión numerosísimos d i putados del grupo. E l Sr. Prieto salió de l a reunión con ánimo de dirigirse, como lo hizo, al domicilio particular del presidente de l a República, Conocidos los términos del encargo hecho por el Sr. Alcalá Zamora al S r Prieto, y visto que quebraba por su raíz el propósito de ampliar l a mayoría parlamentaria, se preveía el fracaso, y todo el mundo comprendió que, salvo algo imprevisto, el señor Prieto pensaba declinar los poderes ante el jefe del Estado. Conviene destacar el por qué el Sr. Prieto no se dirigía a ningún otro grupo republicano gubernamental, una vez excluida por el partido socialista l a colaboración radical. Debía saber que los federales no formarían parte de ningún Gobierno si el partido radical no estaba representada en él. seguramente hasta esa hora no asistiría el Sr. Prieto, que había tenido que ampliar las negociacions. E n P a l a c i o E l Presidente se r e tira sin r e c i b i r visita alguna E l presidente de la República llegó al Palacio Nacional a las once y media de la mañana, permaneciendo en él hasta l a una de la tarde sin recibir visita alguna. E n l a Presidencia de l a República manifestaron a los periodistas que el Presidente volvería hacia las cuatro de l a tarde, pues. estaba lleno y en el salón de conferencias había también numerosos diputados. Llegó el Sr. Prieto, y dirigiéndose a varios periodistas, les d i j o -A h o r a voy a reunirme con todos los E l señor P r i e t o visita al p r e s i d e n grupos parlamentarios de l a mayoría, para te de Ja República, en su d o m i c i- explicarles lo ocurrido. A esta reunión pueden asistir ustedes también, porque no hay. l i o a las d o s de la tarde nada oculto. A las dos de l a tarde llegó el Sr. Prieto Y a renglón seguido d i o órdenes, a los ujieres para que, a medida que entraranlos al domicilio del jefe del Estado. diputados de la mayoría, les hicieran indi- Habló con él durante tres cuartos de cationes para que se congregaran todos en hora. ¡A l salir de su entrevista con el Sr. A l- la sección segunda de l a Cámara. A las cuatro y diez subieron a la. Sección J calá Zamora, el Sr. Prieto dijo a los pelos señores Azaña, Prieto y Casares, que riodistas que marchaba a almorzar, y que fueron recibidos, con grandes aplausos. E n a las cuatro y media iría al Congreso, a aquel momento había presentes unos 150 donde ppdrían acudir los informadores para diputados, y no hay que decir que los perio- enterarse de lo que hubiera. distas se hallaban bien representados, ya que- Continuará usted sus gestiones? -se l a ansiedad era grande. le preguntó. Se incorporaron momentos después a l a- -H a b r á una tregua para almorzar- -dijo conferencia los señores Giral, D e los Ríos y el Sr. Prieto, y seguidamente montó en el Largo Caballero, y el Sr. Prieto pronunció coche. el siguiente discurso. Habiendo recibido por igual l a confianE l señor P r i e t o explica, ante l o s za de todos los grupos que han venido consla mayoría diputados ministeriales y l o s p e- tituyendo dimisionario, en que se apoyaba el Gobierno me ha parecido obliriodistas, su declinación de p o d e- gación elemental l a de comunicar a todos lo sucedido. Quiero expresar mi gratitud a res ante el presidente de la R e p ú- todos los grupos que con el socialista consparlamentaria, por la geb l i c a T r a n s c r i b e su conversación tituyen l a mayoría colaboración que me han nerosa oferta de c o n el señor Alcalá Z a m o r a s i n hecho, sin condiciones n i regateos que d i ficultaran mi gestión. olvidar detalle. G r a n d e s c o m e n E l grupo socialista ha deliberado hoy sobre l a conveniencia de requerir al partido tarios radical para el ensanchamiento de l a mayo E l Sr. Prieto, desde el domicilio del sería que había de apoyar al Gobierno que se ñor Alcalá Zamora, se dirigió a su casa formara, que había de ser más amplio, según para comer. Se había extendido rápidamenel encargo que, honrándome, me diera el prete l a noticia de que pensaba volver a las sidente de la República. E l grupo resolvió cuatro de l a tarde al Congreso, para dar por gran mayoría que no procedía hacer interesantes noticias; y no hay que subratal requerimiento, acuerdo que notifiqué en yar l a expectación que el propósito había el. acto a los otros grupos de l a mayoría que despertado. Antes de las cuatro había en se hallaban reunidos en la Cámara, anunel Congreso numerosos diputados de las ciándoles que, inmediatamente, me dirigiría fracciones ministeriales, y puntualmente acual señor presidente de la República, para nodieron los ministros dimisionarios señores tificársela. F u i en efecto, a saludar al seAzaña, Casares, Giral, De los Ríos y L a r ñor presidente de la República; le he exgo Caballero. E l pasillo posterior de la Cápuesto lo ocurrido y ha lamentado que a mara, donde se halla el salón de ministros, virtud de ese acuerdo no pudiera yo dirigirme al grupo radical para conseguir una normalidad parlamentaria y una facilidad de l a obra legislativa que hubiera de realizar el Gobierno. Reiterándome un honor, que me abrumaba por su grandeza, me ha dicho que no Como en años anteriores, servireveia inconveniente en reiterarme su confianmos en éste, sin aumento de precio, las za para continuar con el encargo de formar suscripciones de nuestros abonados Gobierno, pero con dos condiciones: una, que trasladen su residencia a cualquier la de completar el Gobierno con dos o tres ministros que no figurasen en la mayoría. población de España durante la teraEsos ministros no habían de pertenecer a porada de verano. la minoría radical, a virtud del acuerdo del Para tener opción a esta ventaja será partido socialista. Podían ser del grupo fecondición indispensable que, al solicideral y d e otros grupos sueltos, sin esa sigtarla, abonen por anticipado el importe nificación izquierdista. Desde luego, el Prede u n trimestre. O S E A N U E V E P E sidente excluía al grupo que acaudilla el S E T A S si no lo tuvieran y a satisfecho. Sr. M a u r a y al progresista. Sin llenar este requisito no servireY o le he dicho que veía para la realizamos ningún traslado a provincias. ción de ese plan dos inconvenientes: uno, L o s que vayan a residir al extranen la oposición del criterio socialista, comjero, abonarán, además, el importe del pletamente resuelto a que el futuro Gobierfranqueo correspondiente. no fuera de izquierdas; otro, que para solicitar el concurso de determinadas personalidades que a título de ejemplo me fueron citadas por el presidente de l a República, me invalidaba el obstáculo de los acuerdos dei reciente Congreso Radical- Socialista, en el que se determinó que sus miembros no formarían parte de Gobierno alguno con elementos que no tuviesen representación de fuerzas o sectores políticos claramente definidos. Se creaban, pues, incompatibilidades difíciles de salvar. L a segunda condición superaba ai mi jui MM. T CK e a- -s cio todas las dificultades anteriores, y. par 1 A nuestros siscnptsres Lea ustecl en las últimas páginas nuestra interesante sección clepor- m
 // Cambio Nodo4-Sevilla