Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES a i D E J U N I O D E 1933. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 19. 1 Moral. ¿Quién es el jefe del servicio en los cuarteles? G. P -E l oficial de guardia... M. ¿Oyó usted comentar en alguna con versación una visita de inspección que realizaron a consecuencias de asuntos poco claros de que se hablaba mucho, por entonces? G. P -S í creo que algo oí de eso... M ¿Quién le ordenó a usted que no se moviera del cuarto del teléfono? G. P -E l teniente Caro: M. ¿Estimaba usted a su superior? G P -C o m o a todos; pero por éste, especialmente, me hubiera dejado matar... D o n Francisco M a r r o s A l g o parecido ocurrió a este procesado. Pero cuando frente ai Banco Hipotecario lo detuvieron los agentes le cachearon, encontrándole un arma, lo cual no quiere decir que estuviese complicado en el complot. Llevaba pistola como la llevan muchos ciudadanos que trasnochan o que viven en barrios retirados del centro die la ciudad. E l Sr. Jimeno Bayón, defensor del señor Martas, lo interroga con acierto. Gracias a esto se pone en claro cuanto el procesado hizo la noche de los sucesos, sin que quede lugar para la duda... N o figuró en los tristes sucesos. A l terminar el Sr. Martas su declaración el presidente suspende el acto hasta la mañana de hoy. ¡Vamos con- la tercera sesión... -M A N U E L T E R C E R O Pudiera ser base para ello, según la píopuesta del Sr. Del Río, el traslado a dicha capital andaluzada las obras que constituyen la Exposición abierta en el Círculo. de Bellas Artes. Como antes decimos, el Colegio de A r quitectos acoge la idea con todo entusiasmo y se dispone a cooperar a su realización. Homenaje a G o n z a l o B i l b a o S e n o s ruega la inserción de esta convocatoria L a Exposición de Gonzalo Bilbao, en el Circulo de Bellas Artes, ha tenido, como era de esperar, la ¡eficacia de reavivar en los artistas y en cuantos se interesan por el arte y la cultura de España aquel- fervor nunca extinguido que el maestro sevillano y su obra no dejaron nunca de merecer. Se ha vuelto a comprobar frente a lienzos que tienen ya un prestigio perdurable en la historia de la pintura española, lo que hay de positiva originalidad y de capacidad réumble; n Gonzalo Bilbao. Se ha vistor adema cómo aquellas dotes excelsas tan elocuentes en La Siega y Las Cigarreras- -por citar sólo dos de sus producciones culminantes- -lejos de amortiguarse y debilitarse, con los años la natural decadencia de las facultades físicas y el desencanto que en espíritus finos y elevados producen los transitorios extraños del gusto público, subsisten con brío y lozanía juveniles, cual lo demuestran las obras recientes- -aún fresca láí pintura y palpitante la emoción creatriz- que el maestro exhibe junto a los cuadros de ayer. Significa, pues, la Exposición Bilbao, no solamente la ratificación definitiva, l a reiteración positiva de las nuevas generaciones de uno de los valores más admirables de nuestro arte, sino la ejemplaridad viva, henchida de gracia y belleza, de un estilo y una: tradición pictóricos, dotados de inmortal elocuencia hispánica. Comprendiéndolo así, estimándolo así, lal Academia de Bellas Artes de San F e r n a n do, el Círculo de Bellas Artes, la Escuela Superior de Pintura, Escultura y Grabado, la Asociación de Pintoresi y Escultores y con estas entidades de tan marcado relieve y honda huella en la vida artística nacional, gran número de coprofesionales y. admiradores de Gonzalo Bilbao han considerado tan oportuna como necesaria la celebración de uri acto público, donde esa plural suma de estimaciones coincidéntesi tenga adecuada resonancia. Creemos interpretar fielmente el sentimiento unánime de todos, invitando a asistir a esa fiesta de cordialidad. y admiración que se celebrará el viernes 23 del presente junio, en el Círculo de Bellas Artesi, a l a una y media de la tarde, y que consistirá ert la entrega de la medalla de oro concedida por la mencionada entidad al insigne artista y en un banquete que congregue en torno de Gonzalo Bilbao selecta asistencia. Madrid 18 de junio de 1933. -Serafín y Joaquín Alvares Quintero, Teodoro Anasagasti, Luis Barrena, Manuel BeneditOf Mariano Bénlliure, Miguel Blay, José Capuz, el conde de Colombí, Eduardo. Chicharro, José Francés, Jiian Francés, Federico García Sanchis, José J. Herrero, Luis Jiménez Encinas, el Marqués de Lúea Tena, Manuel Menéndez, Julio Moisés, José Moreno Carbonero, Enrique Peres Comendador, Francisco Rodrigues Marín, Antonio Rodrigues de I eón, el Conde de, Romanoncs, Marceliano Santamaría y Julio Vicent. Las tarjetas para asistir al banquete se venden al precio de 17 pesetas, en el Circulo de Bellas Artes, librería de Fernando F e Liceo Andaluz y Asociación de Pintores y Escultores, t D o n Ricardo Crespo M a l b u e n d a sargento de Caballería Se presentó en el Depósito, como los dos procesados anteriores, porque le avisaren con urgencia. Estaba de guardia el teniente Caro, y una vez. que la tropa formó salimos a la calle. F. ¿E l teniente coronel Martínez Baños se encontraba en el Depósito? Crespo. -Llegó cuando; ya formada la tropa, se disponía a salir. F S Í Í observaron en la formación los requisitos acostumbrados? Crespo. -Sí, señor. F ¿E n cuántas secciones se dividió la fuerza? Crespo. -En dos: una, que mandaba S i l vestre, y otra, que iba al mando de Cavana. F. ¿Estaba vigilado el pabellón del teniente coronel? Crespo. -No, señor. F. ¿Con qué armamentos salieron? Crespo. -Con mosquetón. F. ¿E s costumbre salir con esta clase de armas? Crespo. -Yo no. sé si es o no legal, pero que la costumbre lo autoriza, estoy seguro. F. ¿Hacia dónde se dirigió la fuerza? Crespo. -Hacia el Hipódromo. F. ¿Dónde iba? Crespo. -En una camioneta que me condujo hasta la plaza de la Cibeles... F. ¿Dispararon ustedes? C -N o señor; pero al llegar a Recolé- tos rompieron el fuego contra la tropa los guardias de Asalto. F ¿Y qué hicieron entonces los soldados? C. -Iban tranquilos; pero al ver que les agredían los leales, algún tiro se les escaparía... F. ¿Vio usted en la calle de Olózaga al general Cavalcanti? C. -Sí, señor. F. ¿Llevaba armas? C -N o señor; creo que llevaba, un bastón. F Oyó decir: A h í va el héroe de Taxdir C -N o señor; yo no lo oí. E n la declaración que se lee, por estimar él fiscal que ha encontrado alguna contradicción entre lo que ahora dice y lo que expuso ante el Juzgado, se hace constar que el declarante vio en el Hipódromo al general D V i r g i l i o Cabanellas, hablando con el señor Fernández Silvestre. Y asegura que Cavalcanti se hallaba donde ahora manifiesta. LA EXPOSICIÓN D E GONZALO BILBAO Ha sido p r o r r o g a d a hasta el día 28 Madrid 20. E n vista, del éxito extraordinario que ha obtenido la Exposición de obras del glorioso artista Gonzalo Bilbao, que se celebra en el Círculo de Bellas A r tes, queda ésta prorrogada hasta él día 28 del actual, con. lo e u a l l a Junta del Círculo accede a las muchísimas peticiones que en tal sentido venía recibiendo. Las horas de visita son de seis a nueve de la noche, los días laborables, y de once a una de la mañana, los festivos. Propuesta para que las obras de G o n z a l o B i l b a o sean trasladadas a Sevilla E l Colegio de Arquitectos! de M a d r i d ha acogido con todo cariño la propuesta formulada por D Antonio Manes del Río en el sentido de que el homenaje que en M a drid se celebra en honor del maestro de pintores sevillano, Gonzalo Bilbao, llegue hasta Sevilla en forma efusiva y popular. El Arte, e n 1 ¡anco y negro E n el próximo número de B L A N C O Y N E G R O se publican, entre otras, las siguientes pág; n? s artísticas en color: SAN PABLO, PRIMER ERMIT A Ñ O cuadro de Ribera, en lámina a todo color. ¿V E N D R Á? portada, por Máximo Ramos. SAN JUAN BAUTISTA, CON L A V I R G E N Y E L NIÑO J E S Ú S cuadro de T u r c h i O R I G E N D E L APELLIDO G I R Ó N cuadro de Carlos L u i s de Rivera. CAMINO D E L P U E B L O por A Santonja. Véase el próximo número de D o n Baltasar G i l M a r c o s -Es capitán retirado Fué detenido en la calle de P r i m por unos agentes de Policía, quienes pudieron comprobar cutos dos extremos interesantes: Que iba solo y que no llevaba armas... Asegura, contestando a preguntas del fiscal, que ignoraba la existencia del complot. Le detuvieron como detenían a todo ciudadano que encontraban en las ¡mediaciones de los sitios donde se desarrollaban los sucesos. anco y negro
 // Cambio Nodo4-Sevilla