Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C, D O M I N G O 25 D E J U N I O D E 1933. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G fcNFAVORDE LA AM- N 1 ST 1 A Las señoras doña Clara F r í a s y doña Blanca de los Ríos, por las Juntas de Señoras de Sevilla y Madrid, respectivamente, han dirigido al diputado a Cortes D José ¡Algora la siguiente carta: S r D José Algora. Diputado a Cortes. Distinguido señor de todo nuestro respeto: Las firmantes de esta carta no dudamos de que usted recordará el mensaje que hace poco tiempo dirigimos a los altos P o deres, mensaje cuyo comienzo reproduzco: F u e r a de todai política, lejos de cuanto significa división que engendra odios y envenena y malogra lo mejor de nosotros mismos, a ruego de las mujeres de m i amada Sevilla, presto m i voz humilde a un generoso deseo de fes hijas de Sevilla, que acogen y hacen suyo todas las mujeres de E s paña... las cuales acuden hoy a los altos Poderes del Estado en demanda de una general amnistía para los presos, confinados, desterrados y procesados por delitos políticos sean cuales fueren sus ideologías, para todos los hermanos españoles que padecen privación de libertad temporal o perpetua. Avalorado por m á s de doscientas m i l firmas femeninas (y en l a seguridad de que, a prolongarse el plazo de admisión hubieran firmado todas las españolas, en vista de las ofertas que tardíamente recibimos) una comisión de señoras puso en manos del jefe del listado el mensaje y los numerosísimos pliegos de adhesión; todo lo cual, por orden de su excelencia el señor presidente de! a República, fué entregado al excelentísimo señor D J u l i á n Besteiro, presidente de las Cortes, en cuyo poder se halla, pendiente de una respuesta ansiosamente esperada en muchos miles de hogares españoles. A l conocer por 3 a Prensa el mobilísimo empeño de usted en pro de la amnistía le enviamos, ante todo, nuestro m á s efusivo aplauso y gratitud y sentimos reanimarse nuestra confianza en el éxito de tan alta y loable empresa. ¿Fov q u é no juntar a l a generosa iniciativa de usted l a nuestra, inspirada en los mismos magnánimos sentimientos? ¿P o r qué no juntar a las numerosísimas adhesiones, que usted ha recogido y a las i n numerables que l i a de recoger, el ruego. ferviente de las mujeres españolas, que todas, absolutamente todas ¡no podemos dudarl o! se u n i r í a n como un sdo corazón a esta súplica que así, mediante esta fusión, adquiriría fuerza y alcance de plebiscito nacional? N o dudamos de que los altos Poderes desean pronunciar l a palabra perdón en uso ds la más noble, humana y excelsa prerrogativa que pueden ejercer los Poderes de la tierra. E n espera de su respuesta, quedamos- de usted muy afectuosas y adictas a. su noble campaña. P o r l a Junta de Señoras de Sevilla, Clara Frías. -Por l a Comisión de Señoras de M a drid, Blanca de los Ríos. E l Sr. A l g o r a les ha contestado con l a que a continuación reproducimos: Carta abierta a doña Blanca de los Ríos y a doña Clara F r í a s Madrid. M u y señoras m í a s Constituye para mí tina íntima y cordial satisfacción advertir que mi demanda de otorgamiento de- una amplia amnistía, a fin de que se restablezca la efectiva convivencia entre los españoles de toda condición, dando al olvido pasados estados pasionales, ha tenido tan afectuosa repercusión en el noble espíritu de to- i N I A. L A V E N T A N A T E A S O M E S! -J Y GRACTAS QUE PUEDA UNO SER CATÓLICO- VIVIENDO E N U N CUARTO PISO, CON ENTRE- (SUELO, daslas mujeres españolas, en las que yo, espíritu liberal, no sé distinguir respecto a categorías sociales. Y es para mí también positivo estímulo ver coincidir en l a súplica del perdón a las infelices mujeres cuyos hogares humildes se hallan bajo el efecto del dolor, de l a i n quietud y de l a miseria, por tener sus familiares presos o deportados, con quienes, coirio ustedes, desde otro plan social, no se olvidan de las angustias y anhelos de todos ios que sufren. De ahí que acepte complacido y honrado el requerimiento que en su carta me hacen. Y o entiendo que la amnistía no admite d i ferenciaciones ni castas. E l ámbito de su significado está por encima de toda la exaltación de un sentimiento generoso. Por ello, a la hora de perdonar, no caben sino perdonados. Tengan, pues, l a seguridad absoluta de que pondré toda mi fe, tedo mi entusiasmo y toda m i buena voluntad al servicio de causa tar. humana. Y aun percatado de mi modestia confío en que lograré una amplia cola- foración efectiva dentro del Parlamento constituyente, como asimismo una propicia disquisición en el ánimo del Gobierno. De ustedes con la mayor consideración y respeto, José Algora. DE ECOS SOCIEDAD DIVERSOS L a señora de Osborne (D Roberto) nacida P é r e z de G u z m á n y Urzáiz, ha dado a luz felizmente un hermoso niño, al que se le ha impuesto el nombre de Alfonso. A Cabra, patria del insigne autor d e- a nita la Larga, ha llegado su hija, doña Carmen Valera de Serrar, E n Madrid ha sido pedida a los condes de Vallellano, marqueses de Covarrubias de Ley va, la mano de su encantadora hija mayor, María de los Dolores Suárez de T a n gil y Guzmán, por l a señora viuda de Sorva y para su hijo D Manuel de Sorva y P i neda. E n Villalbá y en el oratorio dé la Granja Pelayo, posesión de los marqueses de Pelayo, se ha celebrado l a boda de su sobrina la bella señorita Consuelo González de Seticn, con el abogado y presidente de la Juventud de Acción Popular, D José María Valiente. Esta m a ñ a n a son esperados de Madrid el embajador de Francia y madame Jean H e r bette, los cuales pasarán en nuestra ciudad todo el día, asistiendo a actos Paganizados 1 por la colonia de su país. LA VILLA D E PARÍS VESTIDOS ATOCHA, 67. ABRIGOS, S. A. D E SEGUROS GENERALES Seguros de Vida, Accidentes e Incendios. Relio y Tumulto. Seguros de Cosecha y Agricultura. Es la única Compañía Sevillana, con la Dirección General en Sevilla, que tiene toda clase de Seguros. La Previsora Hispalense DIRECCIÓN GENERAL: SIERPES, 22 T E L E F O N O 25902,
 // Cambio Nodo4-Sevilla