Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. J U E V E S 29 D E J U N I O D E 1933. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G dijo que le prepararan el caballo para salir. M A. ¿Usted estaba de servicio aquel día? G -N o señor. M A ¿Supo usted que ya no iban a salir más fuerzas para Madrid? G. -Sí, señor; se dijo que se habían recibido órdenes de que no salieran, porque. el Gobierno consideraba fracasado el movi- miento. T e n i e n t e d o n Rafael López H e- M L -Ñ o nos dijeron nada, y por eso fuimos parlando hasta la pista donde los encontramos. F ¿Y qué les dijeron a ustedes esos dos coroneles? M L -Q u e había un movimiento en M a drid y que era necesario que saliera el escuadrón en auxilio del Gobierno. F. ¿Pidió el declarante que se avisara al coronel? M L -Y o no era el llamado a hacerlo; pero sé que se hizo por un individuo de la guardia. F. ¿Les dijeron a ustedes qué clase de movimiento había estallado en Madrid? M L -N o señor; dijeron únicamente que había un movimiento que reclamaba nuestra presencia. F -E s a reunión en el paseo de la V i r g e n V a l ¿fué realmente una reunión previa? M L -N o señor. Nosotros fuimos aquella noche al sitio expresado, porque otras veces habíamos ido también a pasear. F. ¿P o r qué decidieron ustedes volverse a Alcalá de Henares ya en camino hacia Madrid? M L -Y a creo que lo he dicho. Porque a pesar de que los coroneles Romero y De Benito nos habían asegurado que nuestro coronel se incorporaría a nuestra fuerza, no llegaba... U n letrado pregunta al procesado si estuvo en V i l l a Cisneros. -S í señor- -contesta- me trasladaron sin darme tiempo ni a nombrar un abogado que pudiera defenderme. E l Sr. Canalejas pide que consten en acta estas manifestaciones. Reacio. -Cuando ustedes salieron de A l cala, ¿lo hicieron en la seguridad de que había de incorporarse el coronel de su escuadrón? M L. -Sí, señor. A ¿Y íaé la circunstancia la que tai incorporación se retrasaba, lo que llevó al capitán Fernández P i n a dar la orden de regreso? M L. -Sí, señor. B. -Se les avisó a todos... D ¿E l general de la división de Caballería reunió a los jefes y oficiales en el cuartel? B. -Sí, señor. Montoya. ¿Con quién se puso de acuerdo para el delito que le imputan? B -C o n nadie. M. ¿Ejecutó usted acto de conspiración? B -N o señor. M -P u e s eso es lo que debían haber preguntado a usted. (Rumores. E l presidente amonesta severamente al señor Montoya y le impone 250 pesetas de multa. Por respeto al Tribunal, al Ministerio, fiscal, a sus compañeros y al propio letrado debió abstenerse de tal manifestación. Sr. M o r a l -E l coronel del regimiento a que usted pertenecía, ¿estaba enterado del movimiento? B. -Sí, señor. Prueba de ello es que mandó que le llevaran el caballo. M. ¿Cómo se llamada ese coronel? B -D Pedro Poderoso. D o n José M a r í a García L a n d e i r o Teniente de Caballería. Estuvo también en el paseo del V a l de Alcalá, esperando la llegada de los coroneles. F. ¿N o es más cierto que aquello era una reunión de militares convocada para tomar acuerdos? G. -N o señor; yo fui al expresado sitio con el único propósito de pasear, como hacíamos muchas noches. F. ¿N o habían llegado a usted rumores del malestar que se advertía entre algunos elementos del Ejército? G. -S í señor; creo que esos rumores eran conocidos en toda España, especialmente después de la publicación en El Socialista de un artículo que considerábamos altamente ofensivo cuantos vestíamos uniforme. F ¿Usted vio a los coroneles que estabr- n esperando? G. Sí, señor. F -C u á n t o s eran? G. -D o s Martín. -Durante el tiempo que estuvieron en el paseo del V a l ¿hablaron de política? G -N o señor. M. -M. ¿Les dijeren a ustedes que procedieran en determinado sentido, o ustedes sabían que sin contar con los jefes nada podían hacer? G. -Desde luego, sin disponerlo los jefes no era nada factible... M Acacio. ¿Sabe usted si se avisó al coronel Poderoso? G. -Sí, señor. M A ¿S a b e usted si se enteró del aviso? G. -Sí, señor. M A ¿P o r qué lo sabe usted? G. -Porque fué el propio coronel quien redia A preguntas del fiscal dice que pertenece al regimiento de Caballería número 2, de guarnición en Alcalá, donde reside el procesado; pero que ignora cuanto se refiere ai la orden que se dio de poner las monturas a les caballos, porque aquel día no estaba; de servicio y, por tanto, n i siquiera utilizó el uniforme. Agrega que tuvo noticia después de las causas que motivaron los preparativos para la salida de los regimientos de Alcalá porque revocaron la orden en el sentido de que ya no era precisa la salida de la fuerza. D o n Francisco Pérez Rojo Igual que los dos anteriores, estuvo en el Paseo del V a l y allí se enteró de que habian de llegar dos coroneles para comunicarles instrucciones. E l fisjoal le hace una pregunta, cuya contestación cree no estar de acuerdo con la que dio en el sumario, y pide para esclarecerlo que se lea la declaración. Se da en efecto lectura, pero el letrado defensor pregunta: ¿Quiere el señor presidente comprobar si la declaración está prestada ante el Juzgado? E l procesado afirma que declaró ante un jefe de Policía y así en efecto se comprueba. F. ¿Se ratifica usted en lo que dijo entonces? P -N o señor; yo me ratifico en lo que ante el juez dijera únicamente. E l presidente aclara que este asunto comenzó siendo un juicio sumarísimo y ello explica que alguna declaración ratifique dos anteriores: una ante el jefe de Policía, y otra ante el propio juez. E l Sr. Martínez Acacio dice que no le convence el argumento, porque la declaración ante el jefe de Policía fué posterior a la que se prestó en el Juzg ado. Se examina el orden cronológico de las declaraciones, que no confirman ciertamente las alegaciones hechas por los defensores. E l procesado dice que no tenía conocimiento de que se preparase movimiento alguno revolucionario, y que al siguiente día fué cuando en el cuarto de Banderas se enteró de lo que había pasado. Martínez. ¿A ustedes les felicitó el general Peña en el cuartel? P. -Sí, señor. Don A n t o n i o Sáinz Fernández, capitán d e C a b a l l e r í a Después de ratificarse en anteriores declaraciones, dice que como la noche del o de agosto el declarante estaba profundamente dormido, sólo recuerda haber oído en sueños la voz de los tenientes Pineda y Manella que le invitaban a ir a la pista. Agrega que cuando la Policía le temó declaración, ésta le dijo: N c se esfuerce usted en decir cosas extrañas porque nosotros lo sabemos todo. Y o entonces contesté: Pues si lo saben ustedes todo, ¿para qué quieren que ya. diga lo que s é? (Grandes risas. 1 E l teniente B a r g e s Dice que estaba en Madrid, pero se marchó a Alcalá la tarde del 9 de agosto, porque tenía que hacer en el cuartel. B. -Salí para Alcalá para evitarme un madrugón... F. ¿Estuvo usted en la reunión que por la noche se celebró en el V a l? B. -Sí, señor; pero no fué reunión precisamente. Y o fui a pasear como lo solía hacer por las noches casi toda la guarnición de Alcalá... E r a el sitio más fresco. F ¿A qué regimiento pertenecía el declarante? B -A l número 2. F. ¿Habló el procesado con los coroneles señores Romero y De Benito? B -H a b l a r o n ellos. F ¿Y qué dijeron? B -Q u e había un movimiento en Madrid y debíamos acudir en auxilio del Gobierno. F. ¿Usted avisó a algún oficial? E M P R E S A D E AUTOMÓVILES B -A l teniente V a l l e j o le dije que probablemente saldríamos para M a d r i d y que estuviese preparado. SERVICIO DIARIO D E VIAJEROS Después dice que la misión que le llevó Desde Sevilla a Arahal, Puebla de Cazaría, Osuna, Aguadulce Estepa, Herrera. a Alcalá la tarde anterior a los sucesos fué Puente Geni Lueena y Cabra, con salida de l a de obtener un carnet que había gestioSevilla á las siete y media de la mañana. nado. Desde Sevilla a Arahal, Marchena, Puebla A preguntas de su defensor contesta que de Cazalla y Osuna, con salida de Sevilla a decidieron retirarse de tal paseo del V a l as dos de la tarde. cosa de las tres y media de la madrugada Desde Sevilla a Arahal, Puebla de Cazalla, Osuna, Aguadulce y Estepa, con salida de pero les rogaron algunos compañeros qut Sevilla a las cinco y media de la tarde. esperasen la llegada de dos coroneles que Desde SeviDa a Arahal, P a r- d a s y Marnecesitaba hablarles. chena, con salida do Se illr a las seis de Defensor. ¿El coronel del regimiento la tarde. estaba e Alcalá? I Oficina y parada en Sevilla: Avenida de B. -Sí, señor. 1 la Libertad, 10 (Puerta de Jerez) TeléíoI n o 25989. D ¿S e le avisó? RAFAEL DÍAZ PAZ 7
 // Cambio Nodo4-Sevilla