Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DIARIO ILUSTRAD O A Ñ O VI G É S 1 MONOVENO 10 CTS. N U M E R O DIARIO ILUSTRADO. A Ñ O V 1 GESl M O N O- V E N O 10 CTS. N U M E R O F U N D A D O E L i D E J U N I O D E 1905 P O R D. T O R C U A T O L U C A D E T E N A L A REPU BL 1 CA P ROV 1 D E N T E L a Comisión de Presupuestos consigna una pensión de cuatro m i l pesetas para un superviviente del alzamiento de yillacampa. Los que acusan al régimen de inclemente le calumnian. N o hay sino estudiar el presupuesto de gastos para, inferir, de sus ensanches, el sentido providencial de la nueva política. E l Gobierno no sé contenta con premiar los servicios que ha recibido de sus contemporáneos. Dando a la gratitud efectos retroactivos, que podrían alcanzar sin inconveniente a los descendientes de los cumuneros de Castilla, que pelearon por la l i bertad, cobijan en la n ó m i n a a todo el que invoca su participación en cualquier intentona republicana. Ese respetable anciano, que acompañó al general Villacampa en la, aventura de septiembre de 1889, no perdió su tiempo. S i el azar no le fué propicio entonces, los dioses, m á s equitativos, le preparaban una reparación, y no precisamente í. eórica, sino efectiva y sonante. Cuatro m i l pesetas anuales equivalen a la- pensión de una laureada en su grado m á s alto. Véase, pues, como hay- ocasiones en que la derrota es más fértil que la victoria. L o malo es- que ese dinero no va á salir del bolsillo del Sr. A z a ñ a ni de la generosidad, a prorrateo, cíe sus ministros, sino de este pobre país; que está asistiendo a su propia ruina con l a indiferencia moruna con que ha presenciado las mayores catástrofes. ¿Seremos una nación sin nervios o Un simple conglomerado de razas sin dignidad? H e ahí un enigma que propongo al Sr. Altamira, ese veterano psicólogo que tan bien nos conoce, pues, con Monarquía o con República, se las ha compuesto de tal hiedo que nunca estuvo despegado de las- ubres del erario. Pero como todo es paradójico en España, se da el caso de que mientras algunos hombres, que contribuyeron al advenimiento del régimen arriesgando su vida, vegetan en la necesidad y en el olvido, el Gobierno se apresura a tender un cable salvador a urt señor que hace medio siglo fracasó en el mismo designio. Nuestra República es original, pues desdeña el éxito y recompensa el desatino. N o hemos visto recientemente a gobernadores de notoria torpeza ascendidos a cargos más elevados? E n eso, como en otras muchas cosas, el régimen no hace sino imitar las incoherencias del Destino, que prefiere a menudo halagar a los nulos y omitir a los inteligentes de sus favores. A estos señores no se les cae de los labios está máx i m a Todo por la República De España no se ocupan, como no sea para deshacerla y ridiculizarla. Acaba de aparecer, en inglés, una- obra, que resume, como la de Herodoto; las, empresas y los días de estos apóstoles de- Una democracia que nos está envileciendo con el- pretexto de regenerarnos. E s un libro que nuestras derechas debieran traducir, pero qiío no tomaráir en cuenta. Decididamente el león que campeaba ennuesTro escudo ha debido- emigrar, en busca d. e clima m á s decente, -a- cualquiera de las menagerics que pascan los domadores de feria. E U R O P A ¿Unidad o diferenciación? L A S IUDIAS, E L B A C A LAO Y LA D I S C I P L I N A Sólo la disciplina ha evitado Se ha publicado el primer n ú m e r o de una la generosidad. revista de tipo nuevo que lleva el. título de europa. A l lado de escritores y poetas j ó E l Sr. A l g o r a es un hombre de buena fe. venes de España, figuran en el índice nomCree todavía en los conflictos psicológicos bres prestigiosos de Alemania, Austria, que puede suscitar en l a conciencia de un H u n g r í a China, Chile y Francia. L a ten- -político la discordancia entre las convicciones dencia de la publicación mensual es eviden- y la disciplina. E l Sr. A l g o r a está seguro temente pacifista; ya su solo- título indica de que entre, los diputados de la mayoría hadeseo, de unidad, de aproximación o quizá bía muchos inclinados a la concesión del inde fusión, de- las- culturas nacionales. L a redulto. L a negativa rotunda del Sr. Besíeiío vista: levanta esta bandera en- un momento a que se votara la proposición incidental que menos. Se parece al siglo x VHty. el- siglo que él defendió, no pudo. obedecer a otro de la cultura universal, en un momento en motivo que al temor fundado de que en la mayoría se produjeran discrepancias. E l seque todo tiende hacia la diferenciación. ñ o r A l g o r a es hombre inteligente- pero esta Haces poco. D ¡Femando de los Ríos dijo vez se ha. dejado llevar de su optimismo. No en el banquete tjue le ofrecieron los corresponsales extranjeros que mientras que an- conoce a. la mayoría. Con votos, o sin veto la suerte de la proposición estaba prejuztes se buscaba la Verdad, ahora cada nación gada, como lo estuvo en l a cuestión ele C a busca su propia ¡verdad. E n su calidad de prohombre- socialista le h a b r á dolido el te- sas Viejas. Después de- las palabras del jefe del Gobierno, ¿qué podía hacer la mayoría ner que hacer constarlo, pero como minismás que someterse? L a s mayorías se sometra español no Iha podido cerrar los ojos ten siempre, y cuando no lo. hacen dejan de antes la realidadi Podríamos decir, quedánser mayorías. ¿N o l o ha entendido así el dottosen España, que los amotinados conpropio S r F r a n c h y Roca, no obstante haber tra S q ü í k c h e han hecho triunfar 1o. -naciosido él quien llevó al Consejo la propuestanal, lo pintoresco, io popular sobre la lóde los federales? Y es que en buen r é g i gica uniforme del ministro extranjerizante. men parlamentario la disciplina debe estar Y en casi toaos ¡fes- países ocurre lo mismo. por encima de todo. ¡Á y de los Gobiernos N o es T casualidad que en Italia existe cuando- la disciplina se quebranta! un periódico; titulado Anl cwoi- a: la revoRecuerdo un caso típico. F u é en un colel u c i ó n- f a s c i s t a ka llevado al. triunfo las gio, no sé si religioso o laico, para el caso es i.i jual, en donde imperaban métodos de- tradiciones italianas a base del condotUere disciplina bastante rigurosos. S i n embargo, sobre l a democracia parlamentaria anglolos chicos, y eran muchos, en general softancesa. E n Alemania ha vencido el espílían estar contentos. Sólo entre los internos ritu de Eotsda, iri sobre el de Weimar, en había una leve irritación por el régimen de una nueva edición popular. E n- H u n g r í a comidas, que juzgaban demasiado monótoV la pequeña nobleza del campo ha alcanzado no; Quejábanse especialmente de l a excesiel Poder, no sólo éu contra de los demóva contumacia en la repetición de ciertos cratas urbanos, sino también contra Tos aris- platos, sobre todo bacalao y j u d í a s unas judias blancas a la vinagreta y u n famoso, tócrátas educados en la Corte de Viena. bacalao con tomate. Como sus quejas no daY hasta en el bolchevismo se- descubren fában resultado, un dia. determinaron exteriocilmente elementos netamente- nacionales, rizar la protesta de manera ruidosa, lleganopuestos al éurojpeísmo. de- la. burocracia y do incluso a l a huelga del hambre. Para- dide los barones bálticos. E n cierto sentido rigir el movimiento eligieron un jefe, un el régimen de Stalin es un salto atrás hamuchacho hijo de labradores ricos, no. -muy cia los primeros Romanof y hasta: hacia inteligente, pero decidido; enérgico y- foI v á n el Terrible! J a m á s hemos estado tan goso, un verdadero encauzador dé muchelejos: de una Europa unida por una cultura dumbres un muchacho, como decía todo el común, y la diferenciación ha dejado raíces mundo, con grandes condiciones de político. tan profundas que ni siquiera basta la idenLlamémosle T u ñ ó n T u ñ ó n no estaba de tidad de intereses para que los pueblos del acuerdo con Ta protesta, pero le convenciecontinente se aproximen los unos- a los ron. Todo se organizó perfectamente. -N o otros. E l siglo x v i i i era él- de i a cultuva faltaba más que la ocasión, y l a ocasión francesa: el siglo de L u i s XV. (así lo llama llegó el primer día en que el menú, del a l Gaxotte) y de Vóltaire. E l siglo: pasado, era muerzo se compuso de judías y bacalao. E s el de la democracia anglosajona, combinatalló, el motín; Los profesores lograron i m da con las conquistas espirituales de la Reponerse y, después de restablecer la disciplivolución francesa: ¿Cómo juzgara el futuro na, expulsaron del. colegio a T u ñ ó n como organizador de la revuelta. historiador nuestro siglo? ¿N a c e r á una Algunos años después: T u ñ ó n se encontró unidad política á basé de una especie: de áñtidemocracia al par nacionalista y socia- con uno de sus antiguos condiscípulos, y rec o v 0 01 el suceso. ¡Q u é sinvergüenzas lista? Xk dens idapl de población impone las ii ÍÉÉfc- írdiJo riendo- M e dejasteis en l a tendencias socialistas (o sindicalistas) -pero ¡Y con lo que a mí me gustaban también impone ¿1 nacionalismo, l a defensa y las j u d í a s! contra la competencia extranjera. Actual- bien T u ñ ó n en renunciar a los esmente, Europa está desunida, diferenciada, dedicarse a labrar las tierras de sus dividida, y- la palabra- no, pasa. -de, ser- una N o tenía condiciones políticas. N o e x p r e s i ó n geográfica, como Italia, en tiemÁÚú político jamás. nos de Meiternicii. r 4 MANUEL BUENO AMDRÉS REVESZ PEDRO M A T A
 // Cambio Nodo4-Sevilla