Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
cicior. físicos con lecciones sencillas de gimnasia educativa, que van aumentando g r a uuaimente en intensidad y duración. Luego, la confortable ducha; el agua, que ha servido, sirve y servirá para lavar tantos pecados originales o adquiridos. J. i parte atlética tiene como monitor al sargento Millán, que ha sabido sacar un grupo de excelentes corredores y de buenos saltadores, con concienzudos y buenos entrenamientos. Y como sargento monitor en juegos y deportes figura Canales, que se vanagloria, y con razón, de poseer unos equipos de basket capaces de habérselas con los de sonoras campanillas. Y seguramente lo demostrará en la próxima temporada cuando se presente a la lucha por una cepa que esíc modesto cronista ofreció al capitán Querejeta para una competición entre equipos de la guarnición de Madrid. Los ejercicios que vimos realizar a los reclutas nos satisficieron en absoluto. Se ve que allí se entiende la cuestión, y que si m á s no se hace, culpa de ellos no es. L a labor es de franca ciudadanía, de la que ha de sentir agradecimiento el individuo cuando abandone las filas. Labor educativa, de la que tanto hav que esperar del cuartel y por la que tanto proclamamos nosotros. Quisimos saber m á s la vida íntima, familiar, y visitarnos el lugar destinado al H o gar del Soldado, con su biblioteca, su radio, sus peñas deportivas; cuanto tiende a hacer agradable la estancia en el cuartel; y su Musco Pedagógico, donde reciben los reclutas las enseñanzas prácticas de asuntos concernientes a la vida militar, por modelos reducidos de reductos, ele trincheras, de armamentos, de aparatos, de cuanto concierne al artj guerrero. Y probamos el rancho. ¿R a n c h o? U n excelente y nutritivo almuerzo que, con permiso del coronel, gustosísimos hubiéramos i n jerido nosotros. Partido de basket Un goal- U n buen cuartel, un buen coronel, una excelente oficialidad bien impregnada del santo espíritu militar, y una suboficialidad con la corrección por guía y el espíritu de disciplina por norma, constituyen los admirables elementos para formar ese tipo de soldado, como el que nutre este regimiento, que si puede en la ocasión ser útil para la guerra, lo será siempre cuando haya de cumplir con sus deberes ciudadanos. E l cuartel es una poderosa escuela de formación ciudadana, aunque otra cosa crean los pacifistas a la violeta. RUBRYK Uva clase práctica en el Museo l cdayógico. (Fotos Duque. M.