Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
parado por D e v á y entrase bajo el marco. P o r lo demás, hizo excelentísimas paradas. Eizaguirre es aparte. Cada intervención suya constituyó un modelo de perfección, y, aunque poco le dispararon, cada vez que sucedió así se produjo el caso con la m á x i m a dificultad para l a parada. Excelente también el ala derecha, Tejada. Durante el primer tiempo no hubo tanteo. Después del descanso, m a r c ó en primer l u gar el Athletic. U n fallo de Deva obligó a Eizaguirre a salir, y Buiría, que llevaba el balón en. los pies, cedió a Elicegui, desmarcado, a dos metros de l a meta. E l internacional sólo hubo de empujar suavemente el balón. A seguida empató el Sevilla. Producto del dominio sevillista eran los muchos corners que se tiraron sobre l a meta d e j o s madrileños. A l noveno, sacado por Espinosa muy bien, Campanal remató de cabeza, entre los dos zagueros contrarios. E l segundo goal de los andaluces fué b r i llantísimo. Campanal avanzó desde medio campo, pasó largo a Tejada, y éste centró también largo, para que Cortón, sobre l a marcha y desde lejos, proyectara sobre la red, por el lado contrario al en que estaba colocado Pacheco. Y el tercer tanto sevillista lo logró Deva, quien avanzó solo y disparó lejísimo, pero con tal fuerza que a Pacheco se le escapó el balón de ambas manos. A r b i t r ó con su proverbial maestría, E s cartín. Resumen: E l equipo del Sevilla ha triunfado porque en él predomina la sangre joven. Nos atrevemos a predecir triunfos más resonantes para el club que- lleva él nombre de nuestra ciudad. E n el fútbol vale mucho la juventud. -ANTONIO O L M E D O Alineaciones: Athletic de M a d r i d Pacheco; Olaso, Mendaro; Antoñito, Ordóñez, Castillo; M a rín, Buiría, Elicegui, Arocha y Amunárriz. Sevilla F C E i z a g u i r r e Euskalduna, D e v a Angelillo, Segura, A l c á z a r Tejada, Benítez, Campanal, Cortón y Espinosa de los Monteros. tico, Torres, se lesiona éste, siendo retirado del campo de juego. Poco antes de terminar la. primera parte, el Nacional deshace el empate, al marcar Moriones, de un precioso shot, el segundo goal, rematando un balón centrado por A j a y servido a éste en excelente forma por San Emeterio. Casi desde el principio del segundo tiempo intenta el Nacional mantener l a diferencia, a su favor, sin procurar mejorar el tanteo, siguiendo el equivocado procedimiento de echar balones fuera. Pierde, por consiguiente, belleza el juego. Se inician actitudes violentas entre los jugadores, y el público demuestra su descontento. Faltando tres minutos para 2 a terminación del encuentro, Unamuno, en. ojf- side, recibe la pelota que le cede García de l a Puerta y envía un tiro, que devuelve el larguero, pero que consigue recoger el ex athlético, para colocarlo definitivamente en la red de Pedrosa. A raíz de este tanto, y ante el inminente fin del partido, el Nacional reacciona, sin. conseguir variar el empate a dos goals, con que termina el encuentro. E l arbitraje de Ricardo Alvarez siguió las mismas vicisitudes del partido: muy bien en l a primera parte, y no tanto en la segunda. P o r el Nacional se distinguieron, en. la defensa, Calvo y Calleja, muy trabajadores y afortunados cortando y sirviendo balones a sus delanteros, y entre éstos se destacaron San Emeterio, ex rancinguista santandenno; Sanz, excelente extremo derecha, procedente del equipo que prepara Bernabeu, y Moriones. Y por el Betis, toda la segunda parte con diez jugadores, Soladrero, Lecue y Peral. También distinguióse García de) a Puerta; pero no precisamente por su juego, sino por su falta de corrección y respecto hacia este público de Madrid, a quien debe tanto, reiterando demostraciones y actitudes inadmisibles. arbitrajedel Sr. Viruete, a tono del encuentro, movido, desconcertante y fallón. -J. D Equipos. Valladolid: Irigoyen; Ochandiano, L u i s ó n Badillo, Ros, L ó p e z Ventura, Gavilondo, Sañudo, Ibarrondo, Álamo. M a d r i d Zamora; Quesada, Quincoces; Regueiro, Valle, Gurruchaga; Eugenio, Re gueiro, Olivares, Samitier, H i l a r i o Español, 2; Badalona, 1 Barcelona 4. E n el campo del Español ha tenido efecto el primer partido del campeonato regional encontrando el equipo blanquiazul bastantes dificultades en el entusiasmo, el juego sucio y en algunos momento 3 en el juego bueno del equipo de Badalona. Otra dificultad importante l a ha encontrado el Español en la falta de conjunto de J delantera, que por primera vez se ha alineado con los jugadores nuevos Iriondo y M á r quez. E l primero acusa mucha lentitud, tardo en el disparo a goal, que es además blando. Aparece francamente desentrenado y sobrante de peso, que posiblemente rebajará 3 medida que vaya entrando en forma. E n cuanto al canario Márquez puede considerar, el Español que ha hecho una excelente adquisición, pues es un interior de mucha i n teligencia, que pasa raso muy bien y dispara a goal de modo rápido y muy seco. Prat y Bosch, que han sido los preferidos por los costeños para los hachazos que tenían preparados, se han visto obligados a jugar con prudencia, especialmente Prat, que no es jugador tan fogoso como Bosch. A consecuencia de un foul cometido a éste cuando se internaba, consiguió el Español el primer; tanto de penalty, a los quince minutos, entrando el goal Solé. Violentos y provocando incidentes con frecuencia el Badalona resistió bien el primer, tiempo, mostrándose peligroso ante la meta, pero sin resultado práctico, por l a excelente labor de la defensa blanquiazul. N o obstante, finalizando el tiempo, una jugada en off- side de Garriga no la supo apreciar el arbitro, y el once costeño obtuvo su único tanto, logrando el empate. E n la segunda parte, y durante los p r i meros veinte minutos, el juego mejoró mucho, pues el Badalona, o r lo visto, b i M aconsejado, no reincidió en el juego violento, y como que es un conjunto equilibrado con elementos sobresalientes, l a lucha con el Español, que también había mejorado un poco, fué interesante, igualada y bien hecha, con excelente fútbol por ambos bandos. A los quince minutos, el Español sostuvo un ataque firnte, durante el cual fueron muchos, variados y potentes los disparos que brotaron de m vanguardia, confirmando entonces el meta costeño Florenza su excelente clase, salvando al Badalona de un resultado copioso. A los veinte minutos y en un momento de excelente jue o españolista, un centro da Bosch lo convirtió Édelmiro en tanto con la cabeza. L a delantera del Español empezó a decaer, cansada del juego forzado que había de realizar, sin conseguir entenderse con el delantero centro, y gracias a la labor firme y segura de los medios y defensa blanquiazul, no consiguió volver a empatar el B a dalona, aunque en un tiro de Betancourt no lo logró por verdadera casualidad. E l Español tuvo una gran línea en sus medios, apareciendo Cristian en gran forma, muy bien el ex barcelonista Martí y también bien Solé. L a pareja de backs, A r a t e r- P é r e z muy compenetrada y muy enérgica. F u é l a línea más. firme del Español en los momentos en que el juego sucio del Badalona ame- M a d r i d 9; V a l l a d o l i d 3 Madrid 4. E l entusiasmo de los vallisoletanos y el calor asfixiante hizo creer durante el primer tiempo que el partido podría ser nivelado. S i n el entrenamiento adecuado todavía, l a clase de los jugadores madridistas se impuso luego, y el tanteo, al que colaboró el portero del Valladolid, con una actuación desafortunadísima, fué abrumador. Menos mal que Quesada permitió profundizar a Sañudo, que es un jugador muy peligroso, y el Valladolid consiguió hacerle tres tantos a Zamora. E n l a primera parte O l i veras y Luis Regueiro marcaron un tanto cada uno. Y López, de un golpe frenco, consiguió batir a Zamora. Pero en el segundo tiempo la vanguardia local, eficaz por el centro y diestramente empujada por Samitier, que en una prueba de forma perfecta que es preciso no olvidar, antes de confiar puestos de peligro a otros elementos, centró cuantas veces quiso y poniendo además los balones suavemente colocados, para una acción r á pida y eficaz. E l resultado fué aumentar el tanteo, hasta esos nueve goals, aunque en a l gunos Irigoyen se. mostró desconocido de torpe. E n dos arrancadas vallisoletanas por el centro, Quesada no logró contener a Sañudo, que batió a Zamora, y casi al concluir, y en un lío ante el marco de Ricardo, Ibarrondo consiguió el tercero, aprovechándose del jaleo y la desorientación defensiva local. U n encuentro de entrenamiento para los delanteros locales, y de advertencia para los defensas. E l Valladolid, flojo todavía y a C l u b D e p o r t i v o 2; B c t i s B a l o m pié, 2 Madrid 4, 1 0 mañana. Bastante público, a pesar de l a competencia. E l partido no defraudó la expectación, puesto que el equipo que sobre el papel era inferior supo en el campo traer en jaque al rival. E l Betis enfrentó al Deportivo Nacional el siguiente cuadro: J e s ú s Aranda, Ahedo; Peral, Soladrero, Torres; Saro, Lecue, U n a muno, García de la Puerta y Enrique. Y el Nacional: Pedrosa; Sola, Calvo; Sánchez, Tomás, Calleja; Sanz, M o ñ o n e s López Herranz, San Emeterio y A j a A los pocos minutos de juego, el Nacional, cuyos animosos muchachos entusiasman al público por la brillantez y eficacia de sus ataques, marcan el primer goal, por mediación de su nuevo y excelente interior i z quierda, San Emeterio, que remata de un soberbio cabezazo un centro de su compañero de línea Sanz, extremó derecha. E s justo señalar que el primer goal que en esta temporada se apunta el Nacional a su favor fué conseguido por la colaboración de los dos mejores elementos (los dos nuevos) de su líne- delantera. N o habrían transcurrido cinco minutos cuando el ex athlético Unamuno aloja por primara vez en la. puerta de Pedrosa un balón servido por su interior izquierda. E l Betis, ante el empate, se emplea a ion do, pero el dominio es alterno. A l d i s p u tarsa, en el centro del campo, un balón de cabesa Mor iones y el medio izquierda hé- falta de ajgunos. elementos, i A h 1 X un nazaba con llevarse el resultado.