Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Ultima escena del t rimer acto de la interesante comedia de Serrano Anguita De escaleras abajo que se representa con mucho aplauso en el teatro Cómico. (Foto Duque. Final del primer acto del divertido juguete cómico de Muñoz Seca y Peres Fernández, estrenado por la compañía en el teatro María Isabel. (Foto. Zegrí. de Casimiro Orlas UNA V O Z D E TENOR E n un teatro de Madrid, ha aparecido, mejor, ha reaparecido, un cantante de zarzuela, que a veces se aventuró con ventura por los campos de ía ópera, y a quien y a conocía el público, pero que vuelve de A m é r i c a con m á s bríos, m á s eonocimier: tos de su oficio y m á s facultades. N o hay mejor maestro para u n artista que el propio escenario, y así el tenor a que me re- fiero sacó muy buen provecho de su larga excursión. M a s como todo tiene su pro y su contra, y como no todo lo que aplaude el público suele estar bien, del cantar solo y de escucharse a sí mismo, sin el contraste de un maestro o director atento de amoroso cuidado, resulta el adquirir defectos o manías con los cuales se engríe el artista en menoscabo de la buena escuela. E l tenor en examen tiene una voz de medio carácter, una voz lírica, con agilidad natural y adquirida por el estudio para can- tar tenores ligeros; como por ejemplo, el de El barbero de Sevilla, que interpretó con acierto en el flamante teatro nacional. Apuesta y gallarda l a figura, desenvuelto de actitud y movimiento, elegante y mesurado, suma todas estas cualidades a su voz fresca y varonil que, con l a práctica y ei tiempo, le aumentó de volumen. L a condición máscula de su voz es lo que m á s agradablemente ha llamado m i atención, ya que solemos padecer- -es decir padezco yo, y conmigo unos pocos, y se divierte el mal
 // Cambio Nodo4-Sevilla