Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 23 D E S E P T I E M B R E D E 1933- EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 16. sea, el recuerdo recentísimo de l a bochornosa e inolvidable etapa anterior, nos lo hará más visible y estimable. Sinceramente lo deseamos. Como que quisiéramos extender l a mención de esos tres ministros al de l a Gobernación, cuando menos. Pero el espectáculo de Andújar, por ejemplo, la hermosa población andaluza que todavía y ya van semanas sigue entregada a la más espantosa anarquía, nos cohibe. E l lector, atento a ese caso tan escandaloso y tan brutal, que es un descrédito para el Poder público, nos supondría demasiado benévolos. E n Ándújar está el prestigio del Gobierno no en quiebra, sino vecido, humillado. Y ese triste y anárquico espectáculo empaña y desluce todos los buenos deseos y todos los éxitos que, en punto a conflictos de orden público, pueda lograr el Sr. Martínez Barrios. Querríamos que el Sr. Martínez Barrios se convenciera de ello por su propia autoridad y por la del Gobierno. Y dedicarle con fundamento justo, mañana mismo, las palabras de congratulación que hoy léalmente ofrecemos a tres de sus compañeros. en Saint Tropez. S i n duda fué ante aquella terraza de pastelería donde el personaje de. una novela de Petigrillo se cruzó con la bella señora que llevaba un perro. L a mano del hombre descendió para convertirse en caricia sobre el lomo del can. Y el bello rostro de la dama, vanidosamente satisfecho, volvióse hacia el hombre inclinado, y d i j o ¿E s usted de los que son capaces de acariciar a un perro como pretexto para iniciar el diálogo? -N o señora- -repuso el hombre mientras se alzaba- todo lo contrario. Y o soy capaz de pasar por el sufrimiento del diálogo para poder llegar a acariciar a un perro. ¡Puertecito de Saint Tropez a la caída de las tardes de agosto! E s de suponer que cuando llegue el otoño tú renacerás a tu propia calma y volverás a la simplicidad de tus costumbres. Humildes marineros recorrerán tu muelle escaso para penetrar en las tábernillas, y desde un barco carbonero cantará poéticamente el acordeón asmático. Pero en verano, gentes que llegan a ti desde las cinco partes del mundo, te transforman en un escenario de ballet, en el que no se baila y donde una multitud pintoresca y decadente que. juega a las elegancias del desnudismo viene, va, se sienta y vuelve a levantarse. Bosques de mástiles crecen en tu mar de juguete. Las banderas del mundo palpitan con tus vientes y sobre tus muellecilios se hace feria de automóviles charolados. Puertecito de Saint Tropez, del que aún guardo en la. retina esta última visión: me gustaría verte cuando los veraneantes te abandonen y vuelvas a ser lo que en realidad eres: un recodo de mar tranquilo y abrigado, en el que se miran dos docenas de casas y la estatuía en bronce de uno de tus hijos que supo hacerse notable... Estamoa marinera al agua fuerte: ¿Qué culpa tienes tú si en agosto unas personas absurdas se apoderan de la caja de colores del niño para llenarte de chafarrinones... G I L DE E S C A L A N T E Ybarra, ha recibido con toda felicidad un hermoso niño, al que se impondrá el nombre, de Ignacio. Para D José Trellez ha sido pedida lá mano de la encantadora señorita María! Luisa Muñoz Márquez. Se encuentran en San Sebastián, adonde se han trasladado desde Pamplona, nuestros distinguidos convecinos los marqueses de las Navas de Navarra, Los marqueses de lAranda, señores de la Casa de Rubianes, muy estimados en Sevilla, donde han pasado algunas temporadas y residen sus hijos los señores de Parladé e Ybarra (D Jorge) emprenderán en breve un viaje a las islas Filipinas. Llegaron: de Alzóla, los señores de A l a r cón de l a Lastra (D L u i s) ella nacida C a talina Domínguez y Pérez de V a r g a s de su excursión a Francia, los señores de Gastalver Gimeno (D José) e hijos; de C h i piona, los señores de Álava y Benítez de L u g d (D José) con sus hermanos Merche y Juan A g u i r r e el general A r j o n a y sus familiares, los señores de Sundheim. (don Carlos) con sus hijos, y con los suyos, los de Gómez Millán (D Carlos) ella Carmen H e r r e r a de Puerto Real, con sus hijos, l a esposa de D César Alba, doña Josefa de Ayala, y de Ramales (Santander) la distinguida señorita Diana García de Pescmera y Noel. DE SOCIEDAD ECOS DIVERSOS Visión de puerto A la caída de la tarde era grato ir a sentarse en la pastelería de Saint Tropez. A Saint Tropez- -un puertecito de casas de muñecas- -afluían los automóviles todos de la Costa A z u l L a pastelería, célebre en los contornos por su naugat- -golosina confeccionada con almendras- -actuaba también de cervecería y puesto de refrescos. Y las mesitas de la terraza, tal era la concurrencia, ¡que llegaban casi hasta el mar. E l mar del puerto, mar abrigado por un recodo de costa, parecía un lago tranquilo. N i una leve ondulación rizaba su superficie. E n algunas noches l a luna encontraba en Saint Tropez el más limpio espejo donde ir a mirarse. Allí, alineados en correcta formación, niveos los cascos y brillantes sus cobres, hallábanse los barcos polares. Los grandes afc í de los pocos poderosos que aún quedan en el mundo. Banderas americanas, inglesas, francesas pendían de sus pomposas popas. N o sonaba el asmático acor, deón del marinero humilde. D e cada uno de aquellos barcos partía una música diferente, de gramola. Las banderas diversas, los aires musicales alegres e incitadores a l a danza, hubiérase dicho que convertían en un moderno bar el antiguo puertecito de Saint Tropez. Neptono, de haber aparecido por aquel rincón de su acuático reino, para ponerse a tono habría tenido que cambiar el tridente por una cotelera. Desfile de tipos pintorescos frente a la pastelería de Saint Tropez. U n desfile i n concebible para un español que no haya traspasado las fronteras. A l g o semejante a un carnaval sin gritos y sin saltos. Muchachitos, con pantalones encendidos- -en rojo, en azul, en verde- -y chaquetilla corta cruzada y ceñida. Hombres en camiseta y pantalón blanco, que llevaban extendido sobre las espaldas un gran pañuelo de seda. Mujeres con toda la teoría de los pijamas. Señoras, ya no niñas, que en un afán de infantilismo enseñaban pie, pierna y rodilla por debajo del sehort- -pantalón corto- -y tapaban lo imprescindible del torso con el pañuelo anudado a la espalda. Pamelas y boinas, gorros de marinero americano y breves gorritas holandesas. Y sandalias, sandalias, sandalias... E r a a la caída de la tarde y el espectáculo terminaba con las primeras sombras de la noche. Pero para el buen espectador merecían l a pena aquel vaso de aperitivo y aquel pastel de hojaldre con anchoas que servían SECCIÓN RELIGIOSA. INFORMACIONES Santoral y cultos Santos de hoy. -San L i n o papa; Santa Tecla y Santas Gautipe y Poligena. -Témporas. Cultos. -En la Catedral. E l Alba, a las tres y media. Se entra en coro a las ocho v media, y por la tarde, a las tres y media. H o y Maitines pluviales. Parroquia del S a l v a d o r -L a Archicofradía del Santísimo Sacramento, Nuestro P a dre Jesús de la Pasión y María Santísima de la Merced celebra mañana solemne función a su titular. A las ocho y media de la mañana, misa de Comunión, y a las diez, función solemne predicando el Rdo. P Modesto Eizmendi López. Parroquia de San Ildefonso. -Hoy, a las siete de ¡a tarde, se celebra primer día del. solemne triduo a Nuestra Señora de los Reyes, con sermón, a cargo del señor cura. Mañana, a las nueve y media, misa solemne, con sermón, por el referido cura párroco. Adoración Reparadora. -En la iglesia del Buen Suceso, todos los días, de nueve a diez de la mañana. Iglesia de San Buenaventura. -Alas diez de la mañana y a las seis y media de la tarde. Capilla de San José (calle Jovellanos) -Todos los días, al toque de oraciones, manifiesto, rosario, meditación y bendición con el Santísimo. Parroquia del Santísimo Corpus Christi (paseo de la Palmera) -Todos los días m i sa, a las ocho y media; los domingos, a las nueve y media; por la tarde, a las siete menos cuarto, el Santo Rosario. Jubileo circular. -En la iglesia de R R de la Asunción (Santiago de la Espada) hoy y mañana. Santos de mañana. -Domingo X V I después de Pentecostés, Nuestra Señora de la Mercedes y San Daímacio, confesor. Noticias Mañana domingo, festividad de Nuestra Señora de las Mercedes, serán felicitadas: doña María de las Mercedes Teresa de B a viera y Borbón y doña María de las M e r cedes Cristina de Borbón y Orleáns; las duquesas de Algeeiras y Hornachuelos; marquesas de Miraba! de las Navas de Navarra y de Encinares; condesas de Albercon y de Villafuente Bermeja; señoras viudas de Ríos de Pablo y Benjumea y Burín (don Salvador) señoras Herrero de Cañal, A r jona de Esoosura, Barea de León y Estrada, Baxeres de Gámiz, Castellano de Laffitte, Díaz Trechuelo, de Sundheim Llorach, de Delgado Brackenbury, T o r o de Conradi, Marcos de González Galán, Pérez de Guzmán de Losada, Zurita de Ivisón, García Borbolla de Alvarez Ossorio y A l b a de D e l gado. Señoritas de F i l p o Stevens, Benjumea y Medina, Benjumea y Murube, H a r o y Pérez de la Concha, Fónica- Corsi, Dávila León, A r j o n a y Brieva, León Barea, Losada y Pérez de Güzmán, Tavira, Escobar y Kirkpatrick, A g u i r r e y González Marcos. Regresaron de San Sebastián, donde han pasado el verano, los señores de Miret y Prieto- Carreño (D Antonio) ella de soltera Teresa B u i z a y Fernández- Palacios. L a distinguida esposa de D Joaquín Vázquez y Torres- Gortina, nacida Parlada e lea ustet (es la mejor de las revistas n r S Í l i u n ü i l l I1I11 HI; I! 1II TÍIIB 3 illltil iHWilll!