Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. J U E V E S 5 D E O C T U B R E -E l presidente de la República ha tenido la bondad de consultarme en orden a dos problemas: primero, el de la disolución o permanencia de las actuales Cortes, y segundo, el referente al tipo de Gobierno que con éstas o con el decreto de disolución deba formarse. E n cuanto al primer extremo le he dicho que soy resueltamente partidario de la inmediata disolución de las Cortes, que ya lo era cuando la crisis anterior y que ahora después de la experiencia actual con mucho m á s motivo. M e he permitido indicarle que, a mi j u i cio, hay un gran descontento en el país contra estas Cortes y contra el Ministerio que gobernó últimamente con ellas y que, por consiguiente, aunque no fuera tan necesaria como yo estimo su disolución, sería conveniente para impedir que ese descontento se extienda a las demás instituciones de la República. E n cuanto al tipo de Gobierno que debe formarse, sigo creyendo que las circunstancias requieren un Gobierno de izquierda republicana, de estructura semejante al actual, que no permita desviar los destinos de la República ni a los elementos extremistas de izquierda ni a los de derecha, que no han demostrado estar entrañablemente identificados con el nuevo régimen, D E 1933- EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G id. no estando aún regulado el procedimiento del referedum y de la iniciativa popular establecida en el artículo 66 de la Constitución, considero necesario disolver las Cortes y convocar en el plazo más breve posible a unas elecciones. Será convenientísiniD que el Gobierno que ahora se constituya cuente con el asentimiento y las simpatías más amplias posibles de partidos y opinión pública, preferentemente de ésta. Y necesariamente para l a obra que ha de realizar deberá merecer el respeto de todos. E! señor Ossorio considera gravísima la disolución de Cortes E l Sr. Ossorio y Gallardo, al salir de sut consulta, entregó a los periodistas la nota siguiente: N o ha variado mi pensamiento desde que tuve el honor de exponérselo a V E en las crisis de junio y septiembre, en el. sentido de procurar, dentro de este mismo Parlamento, la máxima concentración de fuerzas de izquierda, dej- ando a los conservadores y a los socialistas, como solución para el por- venir. Pero como esto se ha dificultado enormemente en. -las dos últimas sesiones, cobrai mayor oportunidad el párrafo final de mi nota de septiembre, que para tal eventualidad recomendaba que se confiara el Gobierno a un hombre imparcial, desasistido de núcleo político propio, para que formase un M i n i s- íerio integrado en su totalidad, o al menos en su mayoría, por personas ajenas a los par- tidos, con el encargo de llevar a fin la labor parlamentaria, restablecer la eficacia de l a autoridad y procurar el aquietamiento de los espíritus Sigo reputando gravísima y trascendental aventura convocar elecciones antes de estar cumplidas tan evidentes necesidades. Pero si por desgracia ello fuera absolutamente inevitable, creo que no debería entregarse el decreto de disolución a ninguno de los ¡partidos enconados en la contienda, sino a un Gobierno de aquel tipo, tan imparcial y austero que sirviese de garantía a todos, absolutamente a todos los españoles. El señor Ortega y Gasset se excusa de dar su opinión También dijo a los periodistas el jefe del Gabinete de Prensa que había sido requerido para que diera su opinión D José Ortega Gasset y que éste, en una carta muy afectuosa, dirigida al secretario de la Presidencia, se había excusado de hacerlo. Hoy quedarán terminadas las consultas Las consultas evacuadas hasta ahora son catorce. Serán consultados hasta veinticuatro, y por la tarde se reanudará con la del Sr. Azaña, que irá a las cinco. A continuación evacuarán las suyas todas las personalidades políticas que lo fueron en anteriores crisis, y es propósito del Sr. Alcalá Zamora que en la noche de hoy queden terminadas todas. El señor Soriano aconseja la disolución Mientras, hablaba con les periodistas el señor Botella entró en Palacio D Rodrigo Soriano, que salió de l a Cámara a las dos de la tarde. E n t r e g ó a los periodistas l a nota siguiente L o s diputados federales que componen la minoría parlamentaria, representados por su presidente, D Rodrigo Soriano, invitados por el presidente de la República para exponer su opinión respecto al momento político actual, manifiestan: Que ratifican su nota de 10 de septiembre pasado, por l a cual consideran agotadas las actuales Cortes, que saparados de los partidos republicanos los elementos socialistas por voluntad suya y considerando indispensable l a formación de un Gobierno de concentración republicana, los federales. colaboren con todos aquellos republicanos, que haciendo dejación de personalismos luchen por una política de pacificación de los espíritus y de defensa del régimen y hacemos expresa declaración de que lo acaecido ayer en la sesión de las Cortes no debe coaccionar a la libre prerrogativa presidencial. El señor Azaña aconseja conservar las Cortes, o en todo caso un Gobierno de amplia concentración A las cuatro y media de la tarde llegó a Palacio el jefe del Estado, a quien acompañaba el ministro de la Gobernación. Ambos venían del acto inaugural del Congreso Interparlamentario. E l Sr. Martínez Barrios dejó al presidente de la República en su despacho y abandonó Palacio. Minutos antes de las cinco llegó el señor Ossorio y Gallardo, y a las cinco en punto el Sr. Azaña. Casi simultáneamente llegaron los Sres. Sánchez Román y Unamuno. A las cinco y veinte abandonó l a Cámara presidencial el Sr. Azañaj quien, contestando a preguntas de los periodistas, dijo: -H e dicho al presidente de la República que s i es posible que subsista el Parlamento con un Gobierno que aune los distintos c r i terios, debe subsistir, y que si esto, no fuera factible y fracasara el intento se debe formar un Gobierno de amplia concentración, lo más amplia posible, con todos aquellos elementos que han acatado la Constitución y la han votado. El señor Unamuno propugna la disolución de Cortes y aconseja la formación de un Gobierno de comunión nacional E l Sr. Unamuno facilitó a su salida de Palacio la siguiente nota: Tengo que repetir, ampliándolo y corroborándolo, cuanto expuse las dos veces anteriores en que vine a cumplir precepto a n á logo la crisis no era, ni sigue siendo, de Gobierno, sino de Parlamento, de las Cortes Constituyentes. Estas, al obstinarse en rebasar su verdadero legítimo cometido, se han estado volviendo en contra del país y l a convivencia civil de España. N o nacieron de una revolución, como no lo había sido la anterior de los Municipios del 12 de abril de 1931, que provocó l a feliz: huida de la Monarquía. E l divorcio entre e l i Parlamento y el pueblo español empezó desde I que se pretendió gobernar en revolucionario, sin mandato adecuado. L a inmensa mayoría i de los españoles electores votamos contra l a Monarquía, ignorando, los más de ellos, l o que fuese la República, y una gran masa de esos mismos electores antimonárquicos han ido aumentando su divorcio respecto a sus elegidos- -y aumentando los divorciados- al notar el creciente hundimiento de la libertad espiritual, de la Justicia y de la economía nacional española. Impóness, pues, la disolución de unas Cortes abusivas de su Poder y que se forme un Gobierno de concentración, mejor, de comunión nacional española, formado por per- sonas destacadas de las m á s divergentes ideologías políticas, desde el cabo de derechas hasta el cabo de izquierdas: un Gobierno para gobernar, no para legislar; que se comprometa a presidir las elecciones, no a hacerlas, absteniéndose sus hombres de entrar en coaliciones electorales y con garantías para todos. y entretanto que gobierne con las leyes ya promulgadas, suspendiendo por equVlad y por prudencia, la aplicación de aquellas que han traído la actual latente guerra civil y en espera del sufragio popular. Y quiera Dios que se pueda llegar cuanto antes por el sufragio en el porvenir de l a 1 El señor Alcalá Zamora, marcha a almorzar A fas dos y diez de l a tarde abandonó el Palacio el jefe del Estado, dando por terminadas las consultas que tenía convocadas para l a m a ñ a n a y dirigiéndose a su domicilio para almorzar. E! señor Pedregal, desde Aviles, preconiza la inmediata disolución de las Cortes Momentos después el jefe del Gabinete d? Prensa de Palacio, Sr. tierrero, dijo a los periodistas que el secretario general de la Presidencia, por encargo del Sr. Alcalá Z a mora, se había dirigido telefónicamente a don Manuel Pedregal, que se encuentra en A v i l e s y los términos de ¡a consulta evacuada por éste eran: Tanto por las dificultades que notoriamente vienen embarazando el funcionamiento de las Cortes, que desde este momento es de temer resulten aumentadas, como por las manifestaciones de op nión que se han hecho patentes de disconformidad de la mayoría del país con l a de la Cámara- -manifestación que es más obligada atender en un régimen democratice! ESTUCHES DE COMPASES ALEMANES Jueves 5 de octubre, i n a u g u r a c i ó n ele la temporada e m o ñ o Desdo las 1 5 (sin T numerar) Butaca de patio, 1,25. A M A C H A K (explicada en español) S ó l o dos d í a s por el estreno de CRÍMENES TJOS el s á b a d o d í a 7 DEÍI MUSEO R